Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

Sigue [hoy] las instrucciones para entrar en el Reino de los Cielos!

Craig L. Ghislin, C.S., Glen Ellyn (Bartlett), IL
Posted Monday, October 26th, 2009


 

"Castigo eterno", al domingo 1 de noviembre de 2009
Texto de Craig L. Ghislin, C. S. Glen Ellyn, Illinois, traducido por Ana Arcioni y autorizado por [más comentarios añadidos entre corchetes] Warren Huff, director del Campamento CedarS.

 

Suscríbete gratis en www.cedarscamps.org/newsletters, sólo introduciendo tu e-mail, o suscribe a tus amigos

DeCS-suscríbete en www.cedarscamps.org/newsletters/default.htm?s=remove, y dejarás de recibirlas.

 


Para muchos el tema del "castigo eterno" no parece ser más que un remanente obsoleto de la teología tradicional, sin embargo, todavía hay quienes se adhieren a la idea de que los mortales arrepentidos enfrentan una perspectiva real del castigo eterno por los pecados cometidos. Uno podría fácilmente sustituir la palabra "castigo eterno" por: redención, oportunidad, misericordia, y así sucesivamente. La Lección de esta semana toma un rumbo algo diferente. Si bien reconoce el amor de Dios por el hombre, y la oportunidad permanente del hombre para hacer bien las cosas, señala algunos aspectos específicos del pensamiento pecaminoso, que tienden a interponerse en el sendero de nuestro progreso espiritual. También habla de las opiniones equivocadas sobre Dios y el hombre, que conducen a una interpretación errónea del castigo y el perdón.

Las palabras de nuestro Texto Áureo son parte de un documento conocido como el Manual de la Disciplina. Éste fue uno de los muchos manuscritos conocidos como los Manuscritos del Mar Muerto, que fueron encontrados en Qumran. Esta frase en particular, fue parte de una ceremonia de pacto que incluía un relato de los hechos salvadores de Dios. "Todo parece ser un manual para los líderes de la comunidad, y para los iniciados, para que éstos puedan ser debidamente instruidos y admitidos en la vida de la comunidad" (El Intérprete)

 

El autor del Salmo 77, en la Lectura Alternada, se quedó perplejo ante la perspectiva de la pena. Durante su lucha, incluso sus oraciones no le trajeron consuelo. Se pregunta si ha olvidado Dios a su pueblo para siempre, y si su situación angustiosa puede llegar a ser permanente. "¿Ha olvidado Dios el tener misericordia?" - cuestiona. Sin embargo, vuelve su enfoque hacia la contemplación de las pruebas de la bondad de Dios para con los hombres. Los versos del Salmo 85 y 86 muestran una actitud más optimista, pero recuerdan que el bien de Dios sólo puede mantenerse mediante la obediencia a Su ley.

Cuando en medio del sufrimiento por nuestras equivocaciones, nos preguntamos si alguna vez sentiremos alivio y si nuestras vidas podrán retomar el camino correcto, podríamos sentir que nos hemos alejado tanto de Dios que nunca seremos perdonados. ¿Qué hay que hacer en ese momento? Podemos utilizar esta Lección-Sermón de la misma manera que los esenios hicieron su Manual de Disciplina: como una instrucción adecuada para nuestra instalación en la vida de la comunidad espiritual de los creyentes del reino de los cielos.

Sección 1: Preciosos a Sus ojos
Al igual que una buena estructura siempre se construye sobre una base sólida, esta Lección se inicia con la relación ininterrumpida e inquebrantable entre Dios y Su querida creación. No importa cuán lejos vayamos, podemos confiar en el amor eterno de Dios y Su bondad (B-1) Es verdad que hay momentos en los que nos salimos del camino, pero el amor y la bondad de Dios siempre están ahí para mantenernos en pie. Isaías nos recuerda que somos "preciosos" y honorables ante los ojos de Dios (B-3) Cuando algo o alguien, es precioso para ti, es que tiene un valor incalculable, y que seguro cuenta con tu protección y cuidado. Pablo vio así las opiniones de Dios por el hombre. Ningún poder en el universo puede separarnos del amor de Dios. Ni los males causados por los hombres, ni los problemas ambientales, ni los cálculos astronómicos, ni los desastres naturales, ni las causas místicas; pueden perturbar nuestra unidad con Dios, o con la esperanza de que nuestra salvación sea segura (B-5)

Una de las grandes dificultades a la que nos enfrentamos, cuando consideramos el castigo del pecado, es la creencia de que - de alguna manera - Dios inicia, condena, imparte o lleva a cabo ese castigo, y peor aún, que Dios nos ha creado con la capacidad de pecar. Mary Baker Eddy se negó a aceptar que Dios tenga algo que ver con el pecado o el castigo. Ella escribe: "El Dios de la Ciencia Cristiana es el Amor divino, universal, eterno, que no cambia, y que no causa el mal, la enfermedad ni la muerte" (CS-1) Dios no juega con Su creación, ni mucho menos pone a Sus hijos en lugares imposible, inevitables o circunstancias del mal (CS-2) Contrariamente a la creencia religiosa popular, el hombre es libre de pecado (CS-3) "Un pecador mortal no es el hombre de Dios". El hombre de Dios es siempre tan perfecto como su Creador. Nuestra relación con Dios es - ha sido y será - indestructible (CS-4) El pensar que Dios permite que el hombre sea malo - o se crea susceptible de hacer el mal - es como ver a Dios con tendencias mortales. Pero el Dios que adoramos está totalmente apartado de las características humanas. No se trata de un Zeus mitológico que juega y engaña a su creación. Si tenemos una visión tan limitada de Dios, lógicamente podríamos estar dispuestos a apelar a ese Dios para que nos dé un respiro, y para que deje de manipularnos. Esto es en realidad lo que estamos haciendo cuando le pedimos a Dios que perdone nuestros pecados. Pero si entendemos a Dios como un infalible Principio divino, el único camino hacia la salvación para nosotros es la reforma de nuestros hábitos, y eso nos hace volver al camino. Como vemos, el castigo por el pecado se reduce a la manera en que entendemos a Dios. Si Dios no es más que una figura humana para nosotros, vamos a suponer que permite el mal y castiga o perdona según su capricho o de acuerdo a nuestra capacidad de convencerlo que nos dé un respiro. Pero si entendemos a Dios como Dios, el Bien infinito, sabemos que Dios no causa ni nos permite que seamos malos o hagamos el mal, ni tampoco sanciona a cualquier cosa que no sea el pecado.

Sección 2: Un despertar espiritual
¿Eres tú perezoso? A primera vista, esta sección puede parecer simplemente una advertencia contra la pereza. Sin embargo, la palabra traducida como "perezoso" también significa vago o indolente. Ser indolente es algo más que estar inactivo o ser lento. Es la falta de acción "que procede de un amor a la comodidad, o la aversión al trabajo duro." (Diccionario de Referencia del Estudiante) Nuestra Líder se refiere a la existencia mortal como un sueño (CS-8), por lo que podríamos pensar a estas advertencias bíblicas como un despertador a dejar el sueño de la vida en la materia. En la página 108 de Escritos Misceláneos, Mrs. Eddy habla sobre "los cristianos dormidos". El hombre justo no tropieza en la oscuridad, su vida es un día permanente, que amanece en continuo crecimiento, cada vez más brillante (B-7) El salmista está listo y despierto desde temprano, su corazón está firme, constantemente fijo en Dios, independientemente de sus circunstancias (B-8) No encuentra satisfacción en el sueño de la materia, sino sólo en la comunión con Dios (B-9) El Nuevo Testamento continúa el tema del despertar espiritual llamando a los cristianos a caminar en la luz y a "reprender las obras de las tinieblas" (B-10) Reprobar también se traduce como "exponer". Vivir en la luz expone al mal como la mentira que es. La teología convencional declara que el hombre tiene un alma pecadora, y se ha convertido en algo espiritualmente perdido. Sin embargo, la Christian Science enseña que Dios es la única Alma o Espíritu, eterna y sin pecado. No es un alma humana, sino una creencia en la carne, la que peca (CS-6) Podríamos preguntarnos: "¿Quién es entonces esta mentira?" Mrs. Eddy señala que la falsa creencia es a la vez la mentira y el creyente, "el tentador y la tentación, el pecado y el pecador..." (CS-7) El sueño de la vida en la materia está en sí mismo, el soñador o el mortal (CS-9) Es un sistema cerrado. Es una mentira decir una mentira a sí mismo y luego creer en ésta. No es el hombre de Dios quien sueña una mentira. El Cristo nos despierta del sueño (CS-11) Cuando nos despertamos de un sueño, nos damos cuenta de que ni un solo segundo de dicho sueño era real.


Sección 3: ¿La obediencia hacia la justicia, el pecado hacia la destrucción?
Aunque el sueño es muy irreal, nos sentimos tentados a creer en éste. Pero la sabiduría eterna nos llama a seguir a la realidad de la vida en Dios, y nos advierte que el pecado es contraproducente (B-12) Los que se perdieron en el pecado no parecen obtener la verdadera imagen de ellos mismos. Están atrapados en un juego de culpas contra sí mismos y contra Dios. Preguntan a Dios: "¿Por qué me castigan por no creer en ti, y por desobedecer la ley divina?" ¿No es claro que tenemos que asumir la responsabilidad de nuestra condición? No es culpa de Dios que lo desobedezcamos. El problema fundamental es nuestra propia rebeldía, y podemos no sorprendernos de que el sufrimiento es un subproducto del pecado (B-13) Pablo le pregunta a los cristianos de Roma (B-14): "¿No os dais cuenta que os ofrecéis como siervos a aquellos a quienes obedecéis?". El subtítulo de este pasaje, en el Comentario Bíblico de Abingdon, es el siguiente: "La sujeción al pecado no es razonable para los hombres que son libres en el Cristo" [sic] Esto lo dice casi todo ¿no? En Gálatas (B-15) el mensaje es claro: Tú cosechas lo que siembras. ¿Castigo eterno, o la Vida eterna? La elección es tuya.
Al igual que alguien que deja el calor de su hogar para pasear bajo una tormenta de nieve no puede culpar a su casa por el frio que sienta, de esa misma manera, el pecador que abandona el reino de Dios, trae hacia sí el sufrimiento que esto conlleva. Nuestro libro de texto es contundente cuando dice: "El error se excluye de la armonía. El pecado es su propio castigo" (CS-12) Para el pecador, el sueño del pecado es real. Mientras sigue pecando, su sufrimiento parecerá real también. El pecador es "injusto consigo mismo" (B-12) "Él se une en una conspiración contra sí mismo" (CS-13) Como se mencionó antes, el sueño de la vida en la materia es un sistema cerrado. El pecador (o "cristianos dormidos") hace su propio infierno, sus creencias y acciones producen las consecuencias de esas creencias y acciones (CS-14) Una vez más, Dios no castiga. Pero el pecado trae consigo su propio castigo. Tenemos la oportunidad - en cualquier momento - para abandonar el pecado. Nosotros no tenemos que permitir que el mal nos supere (CS-16) Y no tenemos por qué tener miedo de pecar. Sólo hay una manera de salir del sufrimiento que ocasiona el pecado ¡y es realmente sencillo dejar de pecar! (CS-15)

Sección 4: ¿Indulto o reforma?
Esta es una distinción importante en la forma en que la Christian Science entiende el perdón del pecado. La teología tradicional acepta la creencia de que el hombre es un pecador y que Dios lo hizo de esa manera, por lo tanto el hombre no tiene más remedio que pedir perdón por sus pecados. Después de todo, no puede dejar de pecar. Pero en la Christian Science, el sistema cerrado del pecado y el pecador, no son Christian Science parte del plan de Dios. El caer en el pecado consiste en cortar uno mismo la conexión con Dios. Para volver a Dios, el pecado tiene que terminar. Las bases tradicionales de la teología son: el indulto por el perdón, mientras que las bases de la metafísica divina son: el perdón por la reforma. Teniendo en cuenta la promesa de Isaías (B-16) Dummelow observa: "el perdón seguirá a la obediencia y al arrepentimiento"
Jesús no vino a condenar, sino a salvar (B-17) La historia de la mujer sorprendida en adulterio (B-18) está cargada de la condena. Los acusadores de la mujer, aparte de sus motivos maliciosos para atrapar a Jesús, tenían una visión limitada de las cosas. Sólo veían dos soluciones: condenar o perdonar. Pero Jesús encontró una tercera opción: la reforma. ¿Jesús simplemente la dejó fuera de esta acusación, porque sentía pena por ella? ¿Era realmente inteligente sólo por evitar la condena? No. Él veía las cosas de manera diferente. El no condenaba, pero tampoco indultó. Sino que pidió un cambio en el comportamiento. Es probable que no lo haya pensado mucho, pero esto podría haber sido una tarea muy difícil de alcanzar para la mujer. La reforma requiere esfuerzo.

Mrs. Eddy señala que "el Principio divino jamás perdona nuestros pecados o equivocaciones hasta que sean corregidos" (CS-17) Este método borra el pecado por completo. Ella escribe: "No podemos evadir la pena que corresponde al pecado" (CS-18) Esas son palabras muy fuertes. Pero tienen perfecto sentido. Si el pecado no conllevara sufrimiento alguno, habría pocos incentivos para evitarlo. A menudo hacemos hincapié en el hecho de que el hombre es el "hijo perfecto de Dios, incapaz de pecado", pero que luego esto se le olvida. Para Mrs. Eddy, Dios perdona el pecado al destruirlo (CS-19) Pero francamente, advierte: "la creencia en el pecado es castigada mientras dure la creencia" (CS-20) También señala que "El miedo al castigo nunca hizo hombre realmente honesto" (CS-21) Tenemos que amar al bien más que al mal. Tenemos que querer despertarnos del sueño del placer y el dolor en la materia, a la realidad de la existencia sin pecado en el Espíritu. En lugar de ser los mortales pecadores, atrapados en un ciclo de pecado y de perdón, podemos permitir que el Cristo reforme de nuestro carácter y limpie nuestras vidas. En lugar de pensar en nosotros mismos como pecadores sin esperanza, de repente nos encontramos responsables de nuestras acciones. Entonces podemos decir que no estamos salvados porque Jesús murió por nuestros pecados, sino porque el Cristo los destruyó.

Sección 5: No hay necesidad de estar enfermos

No es raro que la gente crea que se ha enfermado como un castigo por sus pecados. El salmista se alegra de que Dios le salva de todos los males: corporal, mental, moral y espiritual (B-19) La creencia de que la enfermedad es el resultado del pecado, era frecuente en el pensamiento judío en los tiempos de Jesús. Así también, era la convicción de que sólo Dios podía perdonar los pecados. Jesús enfrentó cualquier desafío que encontraba, con la autoridad divina. El paralítico (B-20) necesitó ser libre de la carga del pecado que había detrás de su enfermedad. Jesús satisfizo esta necesidad con sabiduría, y lo sanó.
Nuestros libros de texto no dicen que Jesús preguntara si sus pacientes merecían la curación, ni aparece que hubiera usado medios materiales para facilitar la salud o sanar. Sólo se limitó a mirar al hombre perfecto.

Hay una historia que cuenta que una dulce señora mayor tenía un expediente de curación notable: Cuando se le preguntó por sus métodos, ella dijo: "Yo uso El tratamiento del Cristo". Y al interrogarla, señaló la página 369:16 (CS-22) del libro Ciencia y Salud, con la nota marginal: "El tratamiento del Cristo". Ella dijo que ésta era la base de su práctica.
Durante un tratamiento, para ti o para alguien, ¿alguna vez has buscado la validación de una enfermedad? ¿Te has preguntado si algún pecado tiene la culpa de ésta, o si quizás hay una ley material de la salud que se ha quebrantado? Las indulgencias en leyes de la materia, son un obstáculo para ser libres de la enfermedad. Tenemos que renunciar a toda la fe en el error (CS-23) No hay necesidad de pecado o enfermedad. Ni hay leyes materiales, ni error teológico de que Dios envía la enfermedad a darnos lecciones, que puedan existir y hacernos sufrir. Se nos enseña a renunciar a los sistemas materiales (CS-24) Cuando sabemos (entendemos) que Dios no envía ni permite el mal, podemos encontrar nuestra libertad.

 

Sección 6: El arrepentimiento es necesario para la iniciación en la Comunidad Celestial
Arrepentíos (B-21) viene del griego meta-no-eh-o, y significa "pensar de manera diferente", considerar la posibilidad de un punto de vista diferente o cambiar la idea o el propósito. Eso va más allá de la pena. Tenemos que cambiar nuestra forma de pensar acerca de nosotros mismos, de nuestras vidas, de lo que nos da satisfacción y de nuestra salud. Incluso podemos empezar a entender que Dios no tiene nada que ver con el mal, y empezar a asumir así la responsabilidad por nuestras propias circunstancias. Jesús no tenía favoritos. Él extendió su mano a toda clase de personas. Les ofreció la curación por igual a todos y a cada uno, y prestó especial atención a aquellos que más lo necesitaban (B-22) Él anunció la llegada del reino de los cielos. Pero diciendo que el reino está "dentro/entre" (B-23) Y exigió un cambio de corazón.

La Biblia da a entender que el pecado no entra(rá) en el reino de los cielos. La mayoría supone que significa que, cuando entremos en un lugar llamado "el reino", nuestros pecados se borrarán. Pero, ¿qué significa esto, si el reino ya está dentro de nosotros? Esto significa que tenemos que liberarnos de todo mal, a fin de darnos cuenta de que habitamos en este reino. Mrs. Eddy escribe que lo mejor para reinar en nuestras vidas, es descartar todo lo que se opone al reino celestial (CS-25) El cielo no es un lugar, es un estado de la Mente divina... (CS-26) Permitir que este reino de los cielos gobierne cada pensamiento y acto, no elimina el pecado de nosotros solamente, sino también de toda la humanidad. Corrige todo lo malo en todos los aspectos de la experiencia humana (CS-27) Mientras que muchos teólogos pueden considerar que esto es imposible, aquí podemos esperar que con el tiempo todo pecado sea destruido. Esta es una manera completamente espiritual de ver las cosas. En tal estado celestial, no hay más acusador, porque no hay nada que condenar (CS-28) El dejar que el poder del Bien nos gobierne, nos instruye y nos hace dignos de la iniciación en esta Comunidad Celestial.


---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La Newsletter de Metafísica semanal se distribuye sin cargo alguno a los 1200 campistas y al personal, que son bendecidos cada verano en el CedarS, así como a los alumnos del CedarS, sus familias y sus amigos que la soliciten. De cualquier manera, las contribuciones actuales o futuras resultan de gran ayuda y son siempre bien recibidas para costear el mantenimiento de este servicio y de proporcionar apoyo a la organización de los campistas, los programas y las operaciones. Clica en http://www.cedarscamps.org/giving para obtener más información sobre cómo brindar apoyo en privado o de cómo hacer un regalo especial que ayude a perpetuar el trabajo del CedarS.

Puedes también enviar un apoyo a: The CedarS CamSalmo, Inc. 19772 Sugar Drive Lebanon, MO 65536

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Nota del Director del Campamento: Lo que arriba hemos compartido es la última de una larga serie de Ideas metafísicas Aplicables para la Lección Bíblica, aportada por diferentes Practicistas residentes del Campamento CedarS y ocasionalmente por otros metafísicos. Este documento es un intento de iniciar un estudio más profundo y de alentar a la aplicación de las ideas encontradas en la Lección, de la forma en que están impresas en el "Christian Science Quarterly" y disponibles en las Salas de Lectura de la Christian Science. Las mismas - hechas en un primer momento para que todos los participantes del Campamento CedarS sintieran la misma concentración e inspiración que tenían en el Campamento - en ningún momento pretenden ser algo cerrado, definitivo o concluyente, ni una forma de sustituto del estudio diario de la Lección. Estos pensamientos son una inspiración del momento y se ofrecen para brindar un poquito más de profundidad, de base sólida y de aplicabilidad a algunas de las ideas y pasajes ya estudiados.

Las referencias a las citas (B_ y CS_) de esta semana en las "Ideas Aplicables" son tomadas de la versión de la Biblia de King James y del libro de texto de la Christian Science: "Ciencia y Salud con clave de las escrituras". La Biblia y el Ciencia y Salud son el pastor de las Iglesias de Cristo Científico. La Lección Bíblica es el sermón leído en el Servicio de la Iglesia de la Christian Science, que se realiza en todo el mundo. La Lección habla individualmente a cada uno mediante el Cristo, proveyendo de entendimiento individual y las aplicaciones hechas a medida para cada persona. Nos alegra que leas esto que te compartimos y esperamos que encuentres útiles algunas de estas ideas en tu viaje espiritual diario, en tu profunda búsqueda en los libros y en tu inmediato contacto con tu Consolador y Pastor). La espiritualidad es tu estado innato, la que te conecta en todo momento con Dios (CSS 258:30) El Cristo es el regalo de luz que Jesús nos hizo. Esta luz del Cristo, la luz de la comprensión espiritual, llega a nosotros y nos trae infinitas bendiciones. Entonces ¡diviértete desenvolviendo y amando la individualidad de tus regalos espirituales! Y luego, cualquiera sea el lugar donde te encuentres, ¡compártelos con todos como grandes bendiciones que inspiran Infinitamente!

¡Disfruta!

Warren Huff, Director del Campamento director@cedarscamps.org (636) 394-6162

 

Tema del CedarS para este año:

"Contribuyamos a un positivo cambio de clima: la atmósfera del Amor divino"

Metaphysical

Recognize Mind, God, as the source of all good and all understanding! - Whenever — for...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page