Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

¡1° Entra a tu Depósito (tameion) para Orar!

Craig L. Ghislin, C.S., Glen Ellyn (Bartlett), IL
Posted Monday, December 29th, 2014

¡1° Entra a tu Depósito (tameion) para Orar!

 

Craig L. Ghislin, C. S., Glen Ellyn (Bartlett), IL

Publicado Lunes, 29 de diciembre 2014

 

[1° entra a tu depósito (tameion) para alinear el pensamiento con Dios en la oración]

Ideas de aplicación metafísica para la Lección de la Ciencia Cristiana sobre:

Dios

del 29 diciembre, 2014 al 4 enero, 2015

por Craig L. Ghislin, C.S. de Glen Ellyn, Illinois (Bartlett)

craig.ghislincs@icloud.com / (630) 830-8683

[Cursiva entre corchetes agregados por el director de CedarS, Warren, quien está muy agradecido por la buena ayuda ya recibida –siendo necesario más para el Fondo: Adoptar el Rebaño, CedarS Giving Tree & IRA.]

Traducción libre de P. Kelly autorizada por Warren Huff

¿Cómo oras? ¿Es tu oración un ejercicio técnico, o la repetición de reglas o declaraciones? ¿Es tu oración una lista de peticiones dirigida a un poder fuera de ti mismo? ¿O un recordatorio a ti mismo de que hay algo más allá de tu propio control, gobernando el mundo?

 

Me gusta la forma en que Juan Calvino lo expresó de esta manera:

"Los creyentes no oran con la intención de informar a Dios acerca de cosas desconocidas para él, o de incitarlo para que haga su deber, o de urgirle como si él fuera reacio a hacerlo. Por el contrario, ellos oran, con el fin de que puedan despertarse a sí mismos con el objetivo de buscarlo a él, para que puedan ejercitar su fe al meditar en sus promesas, para que puedan aliviarse de sus ansiedades al volcarlas en su seno; en una palabra, para que puedan declarar que sólo de Él esperan y tienen expectativa, tanto para sí mismos como para los demás, de todas las cosas buenas".

 

La oración es alinear nuestro pensamiento con Dios. En la Ciencia Cristiana se nos enseña que la oración debe comenzar y terminar con Dios -con la Verdad. Así que es apropiado que comencemos el Año Nuevo, un nuevo ciclo de Lecciones- Sermones, y también el Texto Áureo, con una declaración de la excelencia y la gloria de Dios.

 

La Lectura Alternada nos recuerda que incluso el evangelio enseñado por Jesús mismo no era de su propio diseño ni el producto de su capacidad intelectual. Todo lo que Jesús enseñó vino directamente de Dios, y lo mismo ocurre con todo lo que aprendemos en la Ciencia Cristiana. Como científicos cristianos a veces enfatizamos el procedimiento, o el razonamiento científico de la oración, pero tenemos que recordar que todo depende de Dios.

 

Jesús dio a sus oyentes algunas pautas específicas con respecto a la oración. En primer lugar, debemos acercarnos a la oración con reverencia sagrada. No necesitamos darle a Dios una larga lista de problemas porque Jesús dice que Dios responde a nuestra necesidad, antes incluso de que le pidamos. Mrs. Eddy nos dice: "El deseo es oración" (Ciencia y Salud 1:11), y "Dios conoce nuestra necesidad antes de que se la digamos a Él o nuestros semejantes." (ibid. 13: 16-17).

 

Así que si Dios ya está respondiendo a nuestras necesidades, ¿por qué orar? Oramos para poner nuestro pensamiento en línea con lo que Dios sabe. Jesús estaba constantemente alineando su pensamiento con Dios. De hecho, todo lo que hizo y dijo vino directamente de Dios. Jesús dijo: "Yo no he hablado por mi propia cuenta; el Padre que me envió, él me dio mandamiento de lo que he de decir, y de lo que he de hablar." Jesús dio a sus discípulos lo que llamamos la Oración del Señor, el Padre Nuestro. La mayoría de los estudiosos protestantes coinciden en que el Padrenuestro no está destinado a ser un recitado litúrgico; sino más bien, una guía general en cuanto a la forma y  la actitud necesarias para la oración. [Ver el P.S. de Warren para las percepciones de un comentario de Cobbey Crisler.] El Padre Nuestro es un modelo para alinear el pensamiento con Dios. La Lección de esta semana nos lleva a través de esa oración, línea-a-línea.

 

Sección 1: Dios es Todo

Comenzamos esta sección con el hecho indiscutible de que Dios es todo, y "no hay otro".  [Ver la cita B1] Varios traductores y comentaristas plantean a Isa. 45:11 como si fuera una pregunta, que hace que pareciera como si Dios estuviera ofendido por el hecho de que los hombres tienen el descaro de quejarse de lo que Él ha hecho, y se atreven a cuestionar Su voluntad. Pero la versión (en inglés) King James formula esta frase para que sea una declaración, algo así como que Dios está ofreciendo Su servicio a la humanidad, -como diciendo: “¡No busquen en otra parte, ni vayan a ningún otro para averiguar lo que está pasando! Yo lo he creado todo, así que vengan a mí para saber lo que estoy haciendo”. Es, en síntesis, una invitación abierta para que nos volvamos a Dios, el Creador de todo, y busquemos la comprensión directamente de Él. Dios es distinguido como omnipotente y sin un segundo o igual, al reconocer su dominio sobre el cielo y la tierra (B2). Joseph Benson, un contemporáneo del metodista John Wesley, señala que la frase "Padre nuestro que estás en los cielos" establece a Dios aparte de los que llamamos padres en la tierra, y de los que llamamos dioses, pero que no están en el cielo. También menciona que "santificar" o reverenciar algo es mostrar la mayor veneración por ello.

 

Adam Clarke nos recuerda que santificamos el nombre de Dios: con nuestros labios, al hablar las cosas que asisten con la gracia a nuestros oyentes; en nuestros pensamientos, cuando suprimimos el mal y tenemos nuestros temperamentos y caracteres regulados por el Espíritu; en nuestras vidas, cuando mantenemos todo lo que hacemos para la gloria de Dios; en nuestras familias, cuando les enseñamos a nuestros hijos a seguir al Señor; y en nuestros negocios, cuando practicamos honestidad y justicia. Isaías amplía la visión tradicional de Dios como Padre al incluir la Maternidad de Dios. Todo lo que somos y todo lo que tenemos se lo debemos a Dios (B3).

 

Mary Baker Eddy también introdujo la Maternidad de Dios en el concepto teológico de los tiempos modernos (C1). Aunque el concepto de un aspecto femenino de la Deidad ha estado dentro y fuera de las discusiones teológicas durante siglos, la idea de la señora Eddy de Dios como "Padre-Madre" fue mucho más allá de la escena religiosa del siglo XIX, tan dominada por conceptos masculinos. Los puntos de vista tradicionales también relegaban a Dios a los distantes cielos, lejos de los mortales terrestres de los cuales se creía que eran pecadores indignos. La Sra. Eddy destacó la "Totalidad" de Dios (C 2, 3). Esto llevó al hombre a la unidad con Dios y elevó al hombre fuera de la condenación mortal a la condición de hijo de su Creador. Los puritanos pensaban que sólo los que se salvaban debían ser incluidos en la comunidad religiosa, pero la Ciencia Cristiana revela al hombre como una familia universal con todo el mundo ya salvado en virtud de su común Padre divino (C4). Ver a Dios como la Mente, la Vida, la Verdad y el Amor (C5) más bien que como un ser humano magnificado, abre la puerta a un sinfín de posibilidades para la curación y regeneración.

 

A nadie se deja afuera del reino de Dios, y la oración comienza con ese reconocimiento. No es sólo "mi padre"; es "Nuestro Padre-Madre Dios" (C6). Individualizar cada uno de nosotros el espíritu de las primeras líneas del Padre Nuestro tiene un efecto regenerador en sí mismo. Es la base para todo lo que sigue.

 

Sección 2: Dios está siempre presente

Como se mencionó anteriormente, gran parte de la teología tradicional separa al hombre de Dios. El hombre era visto como existiendo aquí en la tierra en lucha con el pecado, la enfermedad y la muerte; mientras que Dios estaba allá arriba en el cielo, a veces condescendiendo a ayudarnos si le pedíamos de la manera correcta y nos comportábamos correctamente. Pero la idea bíblica de Dios como en el cielo es indicativa de Su poderosa soberanía. A diferencia de los monarcas terrenales que van y vienen, Dios es inalterable, y nada puede derrocar a su dominio (B4). Es más, Dios no está lejos. Él es el Bien siempre presente -aquí mismo y ahora (B5). Incluso aquellos que tratan de negar a Dios no pueden esconderse de Su ley, ni ser separados de Su amor. Cristo Jesús era plenamente consciente de la presencia de Dios, y esta conciencia o conocimiento alimentó su vida y su ministerio de curación (B6). Jesús estaba tan consciente de la presencia de Dios, que, dijo, "el reino de Dios está entre vosotros" (o “dentro de vosotros”, en la traducción inglesa –el original griego admite ambas traducciones) (B7). Esa es una declaración muy poderosa. Ninguna condición externa puede determinar el reino celestial. Está dentro de nuestros corazones, y podemos encontrarlo donde quiera que estemos, cuando nuestros corazones están alineados con Dios.

En la interpretación espiritual de esta línea nuestra Líder añade: "Tú estás siempre presente." (C7). Esta es otra característica clave de la oración sanadora. No sólo reconocemos que Dios existe y es soberano, sino también que Su gobierno está presente, aquí mismo y ahora mismo. A menudo, la oración está motivada por una situación considerada peligrosa, ya se trate de una enfermedad, una dificultad financiera, litigios contenciosos, o cualquier otra preocupación inminente. Básicamente, si la gente alguna vez ora, tiende a hacerlo cuando se encuentran en problemas. Pero realmente entender que Dios es infinito, el Espíritu siempre presente, no sólo nos salva del desafío que nos enfrenta, sino que elimina toda creencia –cualquiera que ella sea- en la materia (C8). Si Dios es verdaderamente "Todo-en-todo," no hay nada más que pueda oponerse a Él (C9). No puede haber más que Todo.

 

Jesús sabía que allí mismo donde parecía existir un pecador mortal, estaba el hombre real de la creación de Dios. Él vio al hombre de la manera en que Dios lo hizo -"no caído y eterno.", Dice la señora Eddy, "Jesús enseñó que el reino de Dios está intacto" (CS10). "Intacto" significa "no tocado". Así que no importa lo que la circunstancia humana parezca ser, el hecho espiritual de lo que Dios ha hecho y está haciendo prevalece y trae curación.

 

Sección 3: Dios es Omnipotente

La presencia del reino de Dios no es algo pasivo. Está trabajando activamente y sin interrupción para mantener la ley de Dios. Como dice Jeremías, "ni hay nada que sea difícil para ti... Jehová de los ejércitos... [es] grande en consejo, y magnífico en hechos" (B8). El reino de Dios es mucho más que un concepto agradable sobre el cual reflexionar. De hecho, está trabajando con todos nosotros todo el tiempo (B9). Jesús no sólo habló de Dios. Él demostró el poder de Dios a través de la curación (B10). Esto no quiere decir que Jesús no se enfrentó a desafíos. Por el contrario, él se enfrentó a más desafíos que cualquier otro en la historia –en el pasado, en el presente y en el futuro. Pero lo hizo para mostrarnos que Dios es más que un concepto teórico. Incluso si parece que hay un diablo con el poder para destruirnos, esa mentira puede ser expulsada a través de la comprensión de la omnipotencia de Dios (B11).

 

¿Quién no quisiera saber que "Dios es omnipotente, supremo"? (C11). Eso es una parte integral de la oración. Si no creyeras que Dios pueda hacer cualquier cosa, ¿cuál sería el punto de orar? Frente al mal, puede parecer como si algo distinto de Dios está a cargo del show, por lo que es natural para nosotros pedirle a Dios que nos ayude a entenderlo a Él mejor. Nuestra Líder no tenía ninguna duda de la presencia o el poder de Dios, y ella sabía que eso excluía cualquier otra cosa (C12). Ella nos dice para orar efectivamente "debemos" reconocer la supremacía de Dios ahí mismo donde estamos (C13). Ella señala el ejemplo de Jesús: él no consultó respecto de la condición humana, ni hizo concesiones a las leyes materiales de la salud. Es interesante también, que nuestra Líder nos recuerda que Jesús "jamás oró para saber si era la voluntad de Dios que un  hombre viviera" (C14). Eso es importante para nosotros, porque muchas veces la gente tiene la impresión equivocada de que Dios no sólo envía la enfermedad, sino que hay momentos en que la muerte es "la voluntad de Dios." ¿Cómo puede la enfermedad o la muerte ser jamás la voluntad de la Vida eterna? Es imposible.

 

Nuestra Líder destacó el punto de que para orar bien, tenemos que estar absolutamente convencidos de que el poder de Dios es omnipotente y "adecuado para liberar de la sujeción de la enfermedad, del pecado y de la muerte.” (C15). No podemos estar satisfechos hablarlo. Tenemos que probarlo. Ella nos da aquí un par de “tenemos que”. Nuestra unidad con Dios "tiene que ser forjado en la práctica de la vida, y la voluntad de Dios tiene que hacerse universalmente." (C16).

 

Abrazando y comprendiendo cualquiera de los tres primeros conceptos del Padre Nuestro: la existencia de Dios, la omnipresencia de Dios, y el poder de Dios puede tener un efecto notable en nuestra oración. Una vez establecido ese firme fundamento de la comprensión de Dios, estamos listos para aplicar eso a nuestra experiencia actual.

 

Sección 4: Dios es la fuente de todo el bien

A medida que nuestra oración se mueve hacia lo que el conocimiento de Dios significa para el hombre, las Escrituras nos enseñan que primero reconozcamos y alabemos a Dios por las cosas buenas que Dios ha hecho hasta ese momento (B13). Dios nos provee de todas las cosas necesarias. Toda la sabiduría, comprensión, y gracia que necesitemos están siempre a mano. El Nuevo Testamento nos recuerda que no debemos concentrarnos en las cosas meramente materiales. Debemos mirar a Dios y buscar primeramente las cosas celestiales (B14). Es fácil dejarse llevar por la complacencia cuando tenemos las comodidades materiales. Por cierto que podemos empezar por reconocer a Dios como la verdadera fuente de todo lo que necesitamos, pero si nos encontramos demasiado cómodos materialmente, nuestro enfoque puede comenzar a alejarse de las búsquedas celestiales. A lo largo del Padre Nuestro las peticiones son plurales - no en singular. Comienza con "Padre nuestro", y a medida que nos movemos hacia peticiones específicas, dice: "El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy." Asimismo Pablo espera que la gracia de Dios sea suficiente para que nosotros ayudemos a otros a través de nuestro buen trabajo (B15).  Una palabra clave aquí es "suficiencia". La tendencia de la mente mortal es aferrarse a lo que uno tiene y mantener a todos los demás bien lejos de ello. Básicamente, las personas están muy apegadas a sus "cosas". Pero la Biblia nos dice que no tengamos miedo de compartir. De hecho, tratar de acumular y aferrarse a las cosas a veces se hace por temor a que Dios no siempre suplirá nuestras necesidades. La provisión de Dios es consistente y constante (B16). No hay déficit en el Espíritu. Benson señala que somos llamados, ricos y pobres por igual, a mirar a Dios para nuestro sustento y provisión. No confiar en las riquezas o en la providencia de los hombres, ni en un suministro instantáneo de todo lo que necesitemos de por vida, sino en la provisión que fluye y que nos da lo que necesitamos día a día.

 

El Padre Nuestro nos enseña a pedir no más de lo que necesitamos para el momento, y la interpretación espiritual lo lleva un paso más allá, al mostrarnos que la verdadera necesidad es de la gracia (C17). Nuestro libro de texto promete que Dios suple con ternura a toda la creación, con exactamente lo que se necesita (C18). Si somos conscientes de la naturaleza paternal de Dios, y realmente vemos que las necesidades de todos son satisfechas sólo por Dios, no vamos a tener temor de dar lo que tenemos. Aún más importante, la señora Eddy dice que impartir una sensación de paz, de paciencia, y una conciencia permanente del amor de Dios por nosotros, es más útil [y fortalecedor] que los suministros prácticos (C19). Lo que necesitemos, el siempre presente Amor divino lo tiene, y siempre lo suministrará. Nuestra Líder estaba convencido de esto, señalando que "a la humanidad entera y a toda hora, el Amor divino suministra todo el bien" (C20). Espiritualizar nuestros deseos abre la válvula para abundantes bendiciones. Al enfocarnos  en la búsqueda material, necesariamente estaremos limitados por recursos limitados, pero las cosas espirituales tienen un potencial ilimitado para dar fruto (C21).

 

Sección 5: Dios sana el pecado y la enfermedad

En la sección anterior vimos que Dios suple todo nuestro sustento. En esta sección se nos recuerda que cada uno de los beneficios recibimos para nuestra salud moral y física, también vienen de Dios (B17). Un obstáculo importante para el reconocimiento de la capacidad de Dios para salvarnos y sanarnos es el pecado. Así que tiene sentido que en la oración, si queremos sentir el beneficio del poder y la presencia de Dios, queramos tomar medidas activas para abandonar todo lo que nos impida abrazar nuestra verdadera naturaleza como hijos de Dios.

 

La vida de Cristo Jesús fue una oración continua. No sólo él constantemente reconocía la presencia y el poder de Dios, sino que consistentemente lo demostraba. Jesús mismo era sin duda la persona más pura y libre de pecado que jamás caminó por el mundo. Esto le dio una clara ventaja en ser capaz de curar a otros. En la historia del paralítico (B19) Jesús probó la omnisciencia de Dios por medio de la lectura precisa por parte de Jesús de las necesidades del enfermo, así como por saber lo que sus detractores estaban pensando acerca de ello. Él también ilustró la omnipotencia de Dios, mostrando que la pureza tiene poder sanador y autoridad.

 

La línea "perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores" implica una promesa en nombre del peticionario de hacer todo lo posible para que sus acciones sean tan divinas como sea posible. Él no pide de Dios más de lo que él está dispuesto a practicar con los demás. La interpretación de la señora Eddy, "El Amor es reflejado en el amor" (C22) pone de relieve la importancia de la responsabilidad del hombre de vivir de acuerdo con Dios y que cada acto de bondad en el hombre es un reflejo de la bondad de Dios.

 

Los comentaristas señalan que para los judíos en tiempos de Jesús, era común pensar que la curación del pecado precedía a la curación de la enfermedad. De hecho, lo más corriente era pensar en la enfermedad como una consecuencia del pecado. Este pensamiento perdura hoy en día, y es así como los enfermos a menudo tienden a bucear en sus almas cuando están en malestar físico. Todos estamos familiarizados con historias en las cuales la gente comienza haciendo promesas radicales de reforma a Dios, si Él los librara de su enfermedad. Pero este tipo de oración situacional es engañosa. La Sra. Eddy nos recuerda que "Dios es Amor". Siendo así las cosas, en realidad no podemos pedir o, esperar nada menos, o nada más, de Dios (C23).

 

Alinear nuestro pensamiento con Dios mediante el abandono del pecado es una parte necesaria de ser perdonados, pero pedir a Dios que nos perdone no es suficiente. Para que el pecado sea perdonado, el pecado debe ser destruido (C24). Como mencionamos al principio, la oración es poner nuestro pensamiento en línea con Dios y ver las cosas desde Su perspectiva. Nuestro libro de texto nos dice que la manera de hacerlo es "apartarse del pecado y perder de vista el yo mortal." (C25) Eso suena bastante simple ¿no es cierto? Jesús demostró que vivir activamente el Cristo tiene el poder de curar la enfermedad y el pecado, así que asegurémonos de incorporar este compromiso con la pureza a nuestra oración.

 

Sección 6: Dios libera del mal

A veces la gente piensa que Dios pone obstáculos y obstáculos en nuestro camino como una manera de ponernos a prueba. Las escrituras son sólidas en este punto: Dios no tiene parte en el mal. Por el contrario, Dios nos libra de cada desafío potencial que podamos encontrar (B20). El libro de Santiago refuerza esto, al recordarnos que las tentaciones son el producto de la creencia humana; puesto que Dios no puede ser tentado, ni Él puede tentar con el mal (B21).

El salmista pide dirección para mantenerlo en el camino de la rectitud. Él sabe que Dios lo salvará de sus enemigos y que, dado que el Espíritu de Dios es enteramente bueno, él será guiado a la liberación de todos los problemas (B22). En la carta de Pablo a Timoteo, él no pide la liberación de la cautividad ni incluso de la muerte. La gran preocupación de Pablo es que él sea liberado de toda clase de mal -que no importa lo que le suceda, él mantenga un sendero recto y una perspectiva espiritual (B23). Juan Calvino llama a este versículo: "... un pasaje notable para mantener la ininterrumpida comunicación de la gracia de Dios."

 

Mary Baker Eddy convierte la petición de ser liberados del mal en una declaración positiva de un hecho- "Y Dios no nos mete en tentación, sino que nos libra del pecado, la enfermedad y la muerte" (C26). Ella confirma que la verdadera naturaleza del hombre es realmente ser libre del pecado, la enfermedad y la muerte (C27). ¿Cómo podía ella estar tan segura de que Dios no tiene nada que ver con el mal, y que el hombre verdadero está libre de estos ataques malignos? Ella lo  encontró registrado así en la historia y en su propia experiencia (C28). La historia relatada en C29 es uno de los innumerables ejemplos de cómo el corregir una falsa creencia acerca de Dios y el hombre trae la curación. Todo lo relativo acerca del Padre Nuestro lleva al pensamiento a alinearse con Dios. Usando el Padre Nuestro como un modelo, se puede lograr esa sólida convicción de la omnipresencia, omnipotencia y omnisciencia de Dios; y podemos aplicarla a todas las necesidades humanas.

 

El bien conocido párrafo en la página 495:16 (C30) de Ciencia y Salud nos da instrucciones específicas que siguen el modelo en el Padre Nuestro. Comienza con "aférrate firmemente a Dios y Su idea." No tenemos que dejar nada más que Su imagen en nuestro pensamiento. Tenemos que desterrar cualquier cosa que pudiera nublar nuestro "claro sentido y calma confianza." Una vez que hemos establecido firmemente nuestra confianza en Dios, tenemos que dejar que esa  comprensión espiritual nos sostenga y reemplace cada creencia errónea con la Verdad.

 

Sección 7: ¡Alabado sea su Santo Nombre!

El Padrenuestro termina con una doxología de alabanza por la gran bondad de Dios (B24, 25). Muchos piensan que la última línea era un añadido por los traductores, pero tiene mucho sentido cuando pensamos en ella en términos de un modelo para la oración. Comenzamos con la verdad, y terminamos con la verdad. Así es como se nos enseña a orar. Y el acto de alabar y reconocer la grandeza de Dios es también una forma de gratitud y una fuerte puntuación a nuestra oración.

Alinear nuestro pensamiento con Dios es "conocer" a Dios. Es reconocer Su presencia, poder y sabiduría infinita. Incluye entender la relación ininterrumpida del hombre con su Creador y nos da el valor y la convicción para confiar en Dios para satisfacer todas nuestras necesidades, lo cual incluye la transformación de nuestras vidas y mantenernos libres del pecado, la enfermedad y la muerte.

 

La última línea de la interpretación espiritual es en sí mismo una declaración -sólida como una roca- de la verdad espiritual, y elimina cualquier cosa que pudiera oponerse a Dios o hacernos dudar de Su presencia. "Porque Dios es infinito, todo poder, todo Vida, Verdad, Amor; está sobre todo y es Todo." ¡No hay más para decir!

 

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------

 [P.S. de Warren con el "Comentario” de Cobbey Crisler" sobre Mateo 6:6  -Paso 1 de la oración: mentalmente ir a donde nuestros suministros ya están y dejar los problemas atrás].

"Mateo 6:6" “…tú, cuando ores," en primer lugar, toma nota de que aquí están las reglas para orar. Si pensamos que estamos orando, esperemos hasta que terminemos con lo que son sus requisitos, y luego vuelve a preguntar. "Cuando ores," esto es lo que hacemos. No hay manera de evitar estos requisitos, ya que esta es la respuesta específica de Jesús a cómo orar. Cuando oramos, número uno, ¿Qué hacemos? "Aposento". Número dos, "Cierra la puerta".

A menudo hacemos una o dos de estas cosas, pero no todas ellas. Número tres, "Ora". No te olvides de la razón por la cual estás en el aposento. No te vayas a dormir con la puerta cerrada. ¿Qué hay de bueno en el estudio del griego que está detrás de esto? La palabra griega para aposento es tameion. Realmente no se traduce como aposento, yo creo que no es usada en ningún otro momento. Tameion tiene en el griego este sentido: se trata de un depósito, un almacén. Es un lugar en el que se guardan los suministros. Ahora pregúntate si realmente estás orando.

En la oración, en el primer paso, ¿realmente vamos mentalmente en el lugar donde nuestros suministros ya están? Eso significa que en la oración no podemos llevar ningún problema con nosotros. En la oración estamos en presencia de la solución, o si no, no es oración, en lo que se refiere a la definición de Jesús. Una vez que estemos allí, donde están los suministros, cierra la puerta para que el problema no nos dé la lata".

El Libro de Mateo, Auditando al Maestro: Informe de un recaudador de impuestos, p. 32

por B. Cobbey Crisler

 

Nota del Director del Campamento: Lo que arriba hemos compartido es la última de una larga serie de Ideas Metafísicas Aplicables para la Lección Bíblica, aportada por diferentes Practicistas residentes del CampamentoCedarS y ocasionalmente por otros metafísicos. Este documento es un intento de iniciar un estudio más profundo y de alentar a la aplicación de las ideas encontradas en la Lección, de la forma en que están impresas en el "Christian Science Quarterly" y disponibles en las Salas de Lectura de la Christian Science. Las mismas - hechas en un primer momento para que todos los participantes del Campamento CedarS sintieran la misma concentración e inspiración que tenían en el Campamento - en ningún momento pretenden ser algo cerrado, definitivo o concluyente, ni una forma de sustituto del estudio diario de la Lección. Estos pensamientos son una inspiración del momento y se ofrecen para brindar un poquito más de profundidad, de base sólida y de aplicabilidad a algunas de las ideas y pasajes ya estudiados. Tú puedes inscribirte para que estas ideas de aplicaciones te sean enviadas por correo electrónico - el lunes de cada semana en inglés, o los miércoles se puede obtener una traducción libre: en alemán, gracias a Helga y Manfred, o en español, gracias a un equipo de Erick, Beto, Lydia y Patricio, o en portugués, gracias a los ayudantes de Orlando Trentini en Brasil. Una traducción francesa voluntaria por Rodger Glokpor, un científico cristiano de Togo (África Occidental) ha sido contribuida. ¡Gracias, Rodger y a todos los traductores! Ve a http://www.cedarscamps.org/ y haz clic en "Newsletters" para recibir gratuitamente estas traducciones.


Las referencias a las citas (B_ y C_) de esta semana en las "Ideas Aplicables" son tomadas de la versión de la Biblia de King James y del libro de texto de la Christian Science: "Ciencia y Salud con clave de las escrituras". La Biblia y el Ciencia y Salud son el pastor de las Iglesias de Cristo Científico. La Lección Bíblica es el sermón leído en el Servicio de la Iglesia de la Christian Science, que se realiza en todo el mundo. La Lección habla individualmente a cada uno mediante el Cristo, proveyendo de entendimiento individual y las aplicaciones hechas a medida para cada persona. Nos alegra que leas esto que te compartimos y esperamos que encuentres útiles algunas de estas ideas en tu viaje espiritual diario, en tu profunda búsqueda en los libros y en tu inmediato contacto con tu Consolador y Pastor) La espiritualidad es tu estado innato, la que te conecta en todo momento con Dios (C 258:30) El Cristo es el regalo de luz que Jesús nos hizo. Esta luz del Cristo, la luz de la comprensión espiritual, llega a nosotros y nos trae infinitas bendiciones. Entonces ¡diviértete desenvolviendo y amando la individualidad de tus regalos espirituales! Y luego, cualquiera sea el lugar donde te encuentres, ¡compártelos con todos como grandes bendiciones que inspiran Infinitamente!
¡Disfruta!

[Las contribuciones actuales o futuras resultan de gran ayuda y son siempre bien recibidas para costear el mantenimiento de este servicio y para proporcionar el necesario apoyo a los campistas, a los programas y a las operaciones. Haz clic en http://www.cedarscamps.org/giving/ para más información sobre cómo puedes proporcionar apoyo incluso en línea. O tú siempre puedes llamar a los Huffs en 636-394-6162 para obtener información o hablar en privado sobre cómo transferir valores u otros activos para ayudar a mantener y perpetuar el trabajo del CedarS.]
  [También puedes llamar a un miembro de la familia fundadora casi en cualquier momento
Teléfono en 636-394-6162 o enviar por correo su apoyo deducible de impuestos a nuestra organización].



 

 

Metaphysical

Find out what it takes to follow the Master Christian! - We have to be willing to leave the...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page