Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

Camina en la luz del poder de la Verdad

Kathy Fitzer, St. Louis, MO & Park City, UT
Posted Monday, July 20th, 2015

Preparado por Kathy Fitzer de Lake St. Louis, MO

kathyfitzer@gmail.com 314-323-4083

Traducido por Odectte A. Rodríguez

Texto áureo y Lectura alternada: Dios le ordenó a la luz brillar, y esa luz reveló la creación de Dios como buena. La verdad de esta revelación inspirada de la creación (presentada en el primer capítulo de Génesis) permite al género humano ver a través de la mentira, basada en la materia, de un Dios maldiciendo al hombre – la historia de Adán y Eva que a menudo ha sido equivocadamente aceptada como realidad. Esta visión no iluminada ha sido establecida como siendo una explicación muy lógica de por qué la situación mortal parece ser lo que es. ¡Pero, una vez que ha sido revelado que Dios opera en el reino de la luz, la oscuridad de la información errónea ha sido condenada! Nosotros ahora tenemos la oportunidad de ver las cosas como realmente son – con tal de que permanezcamos en la luz de la Verdad. ¡Esta luz por siempre revela el Reino verdadero y eterno de Dios, el bien! El primer libro de la Biblia (el Génesis) introduce este concepto de la luz, y el último libro (el Apocalipsis) explica en detalles cómo la luz llena la Ciudad Santa – el Reino de los Cielos – dónde la existencia espiritual es hallada ser intacta y armoniosa. Juan demostró que es posible ver y experimentar esta Ciudad Santa aquí y ahora – en nuestro estado presente de conciencia. Éste es el mensaje de la Oración del El Señor y su interpretación espiritual: “¡Hágase tú voluntad en la tierra, como en el cielo… Capacítanos para saber, – que como en el cielo, así también en la tierra, – Dios es omnipotente supremo!” ¡El cielo no es un lugar muy alejado! Es la armonía presente iluminada por la luz que viene de Dios – la luz del Cristo– siempre accesible para todo el mundo en todas partes. El poder de esta luz de la Verdad debe ser reconocido. ¡La lección de esta semana nos ayuda a hacer justamente eso!

Sección 1: La luz de la Verdad vista en el Día eterno.

Leemos en Génesis 1 que “el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.” (B-3) Me gusta pensar acerca de “las aguas” como la conciencia humana. Dios le ordena a la luz a que brille, la identifica con el bien, e inmediatamente la separa de las tinieblas. La luz y las tinieblas – noche y día – no pueden relacionarse entre sí, y ciertamente no tienen nada que ver con la posición relativa de la tierra y el sol. (B-3) Más bien, el día es “la irradiación (o refulgir brillante) de la Vida:” (S-4) Esta idea verdadera del día no es algo que empiece y se detenga o difiera en duración a merced de la estación. El día, sobreentendido espiritualmente, es un estado de la conciencia, por siempre disponible para nosotros. La Señora Eddy habla acerca de “los rayos de la Verdad infinita” siendo “reunidos en el foco de ideas” y trayendo “luz instantáneamente.” Esa es la luz creadora de Dios. La luz de la Verdad no requiere de tiempo para calentarse, como suelen requerir algunos bombillos de CFL (de Compact Fluorescent Lamp- lámpara fluorescente compacta), ni está ella oscura y distante como la luz del sol – o una idea llena de niebla – puede parecer. Cuando necesite tomar una decisión, abra su pensamiento a la revelación de la Verdad. (S-6) Una revelación es “el hacer conocido algo que fue previamente secreto o desconocido.” ¡Sin importar cuán aparentemente distante parezca estar la respuesta correcta! ¿Cómo la encontramos? Necesitamos comenzar por desprendernos de nuestros “pañales mentales.” (S-5) Si usted ha estado tratando con bebés recientemente, entonces sabe todo acerca de pañales. Se arrolla un paño apretadamente alrededor del bebé recién nacido para restringir el movimiento de sus brazos y sus piernas. El propósito es hacer al bebé sentirse más seguro. Pero en algún punto él o ella comienza a afirmarle su sentido recién descubierto de libertad y está decidido a desperezarse. Suele ser tentador dejar que la seguridad de permanecer en lo que nos es familiar nos impida movernos hacia adelante. Esto incluso puede ser cierto en el caso de una curación física – permitiendo que el miedo nos detenga. ¡No obstante, podemos deshacernos libremente y zambullirnos en las nuevas ideas en la medida en que entendamos que Dios, la Verdad, está preparando el camino para nosotros y bañando nuestra ruta en luz! “Éste es el día que hizo Dios; ¡Nos alegraremos y regocijaremos en él! (Himno 342).

Sección 2: La verdad descubre y destruye la mentira del mal al dar a conocer el bien.

Cuando usted enciende una luz, ¿qué le ocurre a la oscuridad? Desaparece, ¿correcto? ¿Y qué le ocurre a todas las cosas en el cuarto que usted no podía ver en la oscuridad? Son ahora visibles. Eso incluye el polvo y la suciedad y la basura oculta allí. ¡Y esa es algo bueno! Es difícil limpiar el interior de las cosas que usted no puede ver. Suciedad, polvo, y basuras a veces se esconden y permanecen sin ser detectadas en el pensamiento, igualmente… apareciendo como miedo, engaño, celos, odio, falso apetito, corrupción, etcétera. Si se dejan si atención, estos trastos viejos comenzarán a excluir la alegría, la salud, y la armonía, como las malas hierbas que consumen un jardín. Sin embargo, la Biblia nos asegura que “no hay nada encubierto, que no haya de descubrirse; ni oculto, que no haya de saberse.” (B-9) Eso incluye al mal siendo descubierto para ser destruido, así como también el bien que ha estado encubierto, siendo revelado. Similar a las pepitas de oro que se encuentran cuando la arena es removida con agua. Tal como la oscuridad no puede combatir la luz, una mentira – o el error – no puede combatir la Verdad. “la Verdad es real y el error es irreal.” ¡(S-9) La Verdad es suprema – enteramente buena y armoniosa – y el mal es nada! ¡(S-7) Ahora, sabemos por la experiencia de ver sombras en la oscuridad que parecen tan reales y pueden parecer muy espeluznantes, que por el hecho de que el mal es nada, no quiere decir que a veces no parezca real y que no nos pueda asustar y nos pueda afectar, si se lo permitimos! Sin embargo, ya sea que el mal aparezca en nuestro cuerpo, en nuestra experiencia personal, o en las injusticias mundiales y las guerras, la respuesta consiste en dejar a la luz hacer su trabajo de descubrir y destruir. “Deja que la Verdad descubra y destruya el error a la propia manera de Dios, y deja que la justicia humana imite la divina”. (S-8) Podemos confiar en la Verdad para hacer ambos, descubrir y destruir. ¡Nuestro trabajo consiste en confesar resueltamente la supremacía de la Verdad, sabiendo que, como la luz SIEMPRE destruye a la oscuridad, la mentira del error SIEMPRE será vencida por la ley de la Verdad!

Sección 3: La oración abre la puerta de la Verdad para que podamos entrar en la luz.

Suponga que hay un cuarto secreto en su casa – un cuarto lleno de luz y lleno con todo lo bueno. Pero la puerta está herméticamente cerrada. No hay forma de abrirla. Entonces, todo lo bueno parece sin valor, a menos que usted encuentre la llave. Bien, hay un cuarto como ese en la conciencia de cada uno de nosotros. ¡Y – la llave está a la mano! ¡Se llama la oración! La oración de Miqueas fue una muy simple. Él dio la vuelta y miró hacia Dios (velando para ver la presencia de Dios;) él pacientemente veló y esperó por Su respuesta, seguro que Dios escucha y oye nuestra llamada, y en la seguridad de que Dios lo metería en la luz donde él podría percibir la bondad de Dios. (B-11) La carta de Pablo a Timoteo enfatizó la necesidad de no sólo pedir para satisfacer las necesidades personales, sino orar por “todos los hombres.” Y, él específicamente le dio instrucciones de orar por “los reyes y por todo el que esté en autoridad.” ¿Por qué? A fin de que todos puedan vivir en paz y puedan vivir en la luz de la Verdad. ¡(B-12) Es muyyyy importante que recordemos orar por nuestro mundo – que la luz de la Verdad sea vista por todos, revelando la provisión de Dios, el bien, que bendice todo! No estamos orando para cambiar el mal en bien. Simplemente nos esforzamos por conocer y hacer la voluntad de Dios y entonces esperar el bien que la luz de la Verdad de Dios revelará. Aquello por lo que somos más responsables es por la pureza de nuestro propio pensamiento. Cuando trabajamos para ser lo mejor que podamos ser, y oramos para “crecer en gracia, expresada en paciencia, mansedumbre, amor y buenas obras” la luz de la Verdad se expandirá en nuestro pensamiento ¡(S-14) Con esta llave de la oración abriremos la puerta a todos para entrar en la Ciudad Santa – el Reino de Dios donde la armonía reina!

Sección 4: Deje al resplandor (la luz) de la Verdad brillar en lo adelante como la honradez, la sinceridad y la virtud.

Comprendiendo que Dios le ordenó a la luz brillar, naturalmente se deduce que esta luz coexiste con la creación de Dios. (S-16) Pero, esto es mucho más poderoso que la luz que viene del sol. El resplandor de la Verdad está constituido de cualidades como la sinceridad, honradez, verticalidad, bondad y justicia. (S-17) Estos adjetivos se usan para definir la palabra griega, traducida como honesto en Romanos12: 17. Es así como este versículo es traducido en la Nueva Traducción Viviente (New Living Translation): “Compórtense de tal manera que todo el mundo vea que ustedes son personas honradas.” (B-14) Dejando que la luz de la Verdad brille a través de nosotros permite a los otros ver la bondad de Dios. ¡Y, según esta bondad sea vista – y el crédito dado a Dios, –los otros verán que la bondad de Dios es en verdad inherente a TODO EL MUNDO! (B-13 y B-16) El universo entero es bañado en luz cuando la bondad de Dios es amplificada en las vidas de los hombres. Samuel estaba tratando de ayudar a los israelitas a ver la virtud de vivir una vida honesta y derecha recordándoles de su historia. Cuando los judíos fueron obedientes a Dios, sus vidas fueron llenas de luz y las cosas marcharon bien para ellos. Cuando le volvieron la espalda a Dios, fueron inmersos en la oscuridad y las luchas (B-15) Porque el resplandor de la Verdad es inherente a los hijos de Dios, tenemos la oportunidad de caminar en esa luz y ver las bendiciones de Dios. “La honradez (la integridad, la verticalidad, el pensamiento recto, la bondad, la justicia, la veracidad, la fiabilidad, la franqueza, la sinceridad, etc.) es poder espiritual.” (S-19) Estas son las cualidades de pensamiento que invocamos cuando nos esforzamos- paso a paso- por entrar en (y establecer residencia en) en el reino de la conciencia conocido como la Ciudad Santa (o el Reino de los Cielos). ¡Es una aventura jubilosa cuando permanecemos en la luz y le permitimos brillar! (S-20)

Sección 5: Conocer la verdad permite a la Verdad hacer libre al hombre.

Jesús estaba hablando con un grupo de judíos cuando él hizo esta declaración muy familiar, “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres” (B-19). Los judíos protestaron que como descendientes de Abraham, nunca habían sido esclavos. Aunque es un poco irónico que los judíos estuvieran diciendo esto encontrándose bajo el dominio romano. Sin embargo, Jesús estaba hablando de un tipo mucho más profundo de libertad – uno que no sabe altibajos sino que está arraigado en una comprensión de lo que es cierto (lo que está en conformidad con los hechos o la realidad; la verdad irrefutable, objetiva). La verdad de la que Jesús habló es el Verbo de Dios – la luz que dirige nuestros pasos (B-18). Esta verdad elimina la esclavitud y revela el derecho divino del género humano a ser libres (S-21 y S-22). Esta libertad no depende de circunstancias materiales. Proviene de comprender nuestra relación con Dios – que somos hijos de Dios, habitando el Reino de Dios, la Ciudad Santa que está llena de luz. Conocer (percibir) esta verdad le pone en libertad para experimentar las bendiciones que son reveladas por la luz de la Verdad.

Sección 6: Creer nos permite ser testigos de Cristo, la Verdad, destruyendo toda evidencia del error.

La luz es una parte integral de la creación de Dios – siempre ha sido, y siempre será. Ella Inevitablemente debe excluir la oscuridad del error. Y, aun así, hay tiempo cuando la conciencia humana parece no percibir la luz. Entonces es cuando la gracia de Dios se necesita. Esta gracia fue presentada por Cristo Jesús, haciendo disponible la luz de Dios para ser experimentada por todo aquel que busca la Verdad. El noble (o el alto funcionario) le pidió a Jesús que viniera y sanara a su hijo. Pareció tener sentido que sí el poder sanador estaba en Jesús, entonces Jesús tendría que asistir físicamente para hacer la curación. El hecho de que el noble se volvió para ir a casa por sí solo muestra que su fe fue lo suficientemente fuerte para confiar en Jesús, aunque no tuviera ningún sentido para la lógica humana. ¡Esa fe fue recompensada cuando él se enteró de que su hijo se había recuperado de forma inmediata y completa! ¿[Ver B - 22 y el PS sobre el Download de Cobbey Crisler puntos de vista acerca de la acción de la oración a distancia, descrita en esta curación]. (Mostrada a los traductores por adelantado como una opción…]. ¿De dónde venía esa fe? ¿Es algo que podemos conjurar desde dentro de nosotros mismos? ¿O es la gracia de Dios brillando sobre cada uno de nosotros, dejándonos vislumbrar la luz de la Verdad? La definición de gracia dada en el diccionario Strong de acuerdo al griego original es muy buena… “la influencia divina en el corazón, y su reflexión en la vida.” Jesús ilustró esta gracia, y las personas respondían a ella con una creencia que era más que “fe ciega.” La definición de la Señora Eddy de “creer” incluye “firmeza y constancia;…. La percepción de la Verdad espiritual.” (S-23). Eso no es algo que una persona pueda escudriñar por sí sola – por mucho que lo desee. ¡Jesucristo pudo inspirar una creencia semejante, porque la evidencia material opositora era muy claramente falsa para él! A cambio, el Cristo, o la Verdad, la cual Jesús encarnaba, despertaba a la conciencia humana para ver a través de la ilusión (S-26). Aunque sintamos que no tenemos suficiente fe, es importante “declarar la verdad a toda forma de error”. Cuando declaramos firmemente, y hacemos nuestros mejores esfuerzos para creer, las “sombras-sueños estando despiertos, imágenes oscuras del pensamiento mortal” que llamamos enfermedad huirán “ante la luz de la Verdad” (S-29). Para poner fin a la oscuridad en un cuarto, simplemente abrimos las persianas, encendemos el interruptor, encendemos una linterna de mano o encendemos una vela. Para poner fin a las imágenes oscuras de la enfermedad o la discordia de cualquier clase en nuestra experiencia, debemos “hablar la verdad.” No tenemos que comprender completamente cada palabra que estamos declarando. Sólo tenemos que aceptar que las declaraciones son ciertas, así como el noble aceptó como ciertas las palabras de Jesús. En ambos casos, es el “eterno advenimiento de Cristo, la aparición avanzada de la Verdad, que hecha fuera el error y sana a los enfermos.” ¡La enfermedad y el pecado no son parte de la Verdad – son ilusiones, y la gracia y la Verdad los destruyen! (S-26 y S-24). Busca la Verdad con todo tu corazón y Dios responderá con Su gracia sanadora.

Sección 7: Camine en la luz de la Verdad — mantente enfocado en el bien.

No siempre fácil ver la luz cuando la oscuridad parece muy intensa. No obstante, recuerde que la única forma de salir de una cueva oscura es dirigir sus pasos hacia la luz a la apertura y paso a paso, abrirse camino hacia fuera. Entonces, para salir de la oscuridad de la mortalidad (ya sea que parezca enfermedad, depresión, pecado, guerra o la pobreza que lo rodea) debe “andar en la luz y alejarse de un falso sentido material” (S-31). Así como usted enfoca su atención incluso en una luz vacilante que indica la abertura de la caverna, mantenga su pensamiento enfocado en las cualidades que conducen a la revelación de la Verdad – las cosas “honestas, justas, puras, amables, y de buen nombre” (B-24). Esto no deja lugar para el engaño (incluso cuando no somos totalmente honrados con nosotros mismos), a tratar a las personas de forma injusta (o estar preocupados de que no estamos siendo tratados con justicia), a la impureza, a los pensamientos de fealdad (o aceptar la fealdad como parte del comportamiento o la apariencia de otro), o levantar falso testimonio- es decir a todo lo que es de mal nombre. Hallamos nuestro camino fuera de la oscuridad mental (sometiendo nuestro pensamiento a Dios) de la misma manera que salimos de la oscuridad física. La Señora Eddy nos dice que debemos “mirar hacia donde queremos caminar,” y “actuar como poseyendo todo poder derivado de Aquel en quien tenemos nuestro ser” (S-30). He encontrado esto realmente útil cuando parece que una curación no se produce tan rápido como nos gustaría – o cuando sentimos que estamos contra una pared y no sabemos por dónde dar la vuelta. No se preocupe por el problema – sólo actúe con un sentido de dominio y expectación. Esto mantendrá la luz de la Verdad ardiendo brillantemente en su corazón. Cuando lo hacemos, estamos dejando lugar para que la Verdad ocupe nuestro pensamiento y nuestra experiencia. ¡En realidad todo lo que hay es la Verdad, porque Dios es todo!!! Tal como “la luz extingue las tinieblas” así es que no hay más “noche”, la Verdad extingue el error ¡(S-32). ¡Conociendo esto, podemos vencer todo temor al error, tal como podemos vencer el temor a la oscuridad! Para algunos, esto parece ser más un reto que para otros. Yo luché por mucho tiempo contra el temor a la oscuridad. A veces el temor todavía viene a mí inadvertidamente. Pero ahora puedo afirmar mi autoridad sobre ese temor. ¡Todos nosotros podemos hacer eso cuando se sabe que la luz de la Verdad nunca puede ser apagada! ¡Está siempre con nosotros!

Metaphysical

Thrive in God’s kingdom where you’ve been firmly planted! - To me, this week’s Lesson...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page