Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

[Viste cada cuerpo en su naturaleza espiritual. ¬°Encuentra la libertad que es siempre tuya como hijo de Dios!]

Kathy Fitzer, St. Louis, MO & Park City, UT
Posted Monday, May 16th, 2016

[Viste cada cuerpo en su naturaleza espiritual. ¡Encuentra la libertad que es siempre tuya como hijo de Dios!]

Kathy Fitzer, CS, St. Louis, MO y Park City, UT

publicado Lunes 16 de mayo, 2016

[Viste cada cuerpo en su naturaleza espiritual. ¡Encuentra la libertad que es siempre tuya como hijo de Dios!]

Ideas de aplicación metafísica para la Lección Bíblica de la Ciencia Cristiana

del 16 al 22 mayo, 2016

Tema: Alma y Cuerpo

Preparado por:

Kathy Fitzer, CS, de Lake St. Louis, MO y Park City, UT

314-323-4083 kathyfitzer@gmail.com

traducción libre de Patricio Kelly, autorizada por Warren Huff

Esta lección pone las cosas en claro en cuanto a la forma en que pensamos acerca de nuestro cuerpo - y nuestra identidad. Puede parecer que el cuerpo actúa por si mismo, que tiene el control de la situación, y que nosotros somos esclavos de sus apetitos, dolores y limitaciones. La creencia general nos dice que tenemos una naturaleza individual (un alma), que está encerrada en un cuerpo - y sujeto a él. Pero, la Ciencia Cristiana enseña que hay un Alma infinitamente expresada en individualidad eterna. Explica que lo que aparece como un cuerpo material es en realidad sólo una visión limitada de una expresión encantadora e ilimitada de esta individualidad eterna que constituye el infinito universo de Dios. No necesitamos cambiar un cuerpo - o deshacernos de él. Sólo tenemos que cambiar nuestro concepto acerca del cuerpo - abrazarlo en el pensamiento, revestirlo en su naturaleza espiritual y esperar experimentar la libertad que es siempre nuestra como los hijos de Dios que somos.

Texto Áureo:

Somos de Dios - ¡la expresión y el reflejo del Espíritu! El cuerpo no está separado del pensamiento. Tal como esperamos que el pensamiento manifieste la plenitud del ser de Dios, así podemos esperar de nuestra expresión del cuerpo que manifieste la plenitud del ser armonioso de Dios, lleno de toda la fuerza, salud y belleza, que son parte integrante del Alma.

Lectura Alternada:

Jesús recuerda a sus oyentes que gran trabajo ha hecho Dios de cuidar de Su creación. Mirando a nuestro alrededor la belleza de la naturaleza, no vemos a las flores y a los pájaros preocuparse por cómo se ven, ni compararse con los demás a su alrededor para ver cómo encajan, ni temerosos por cómo se satisfarán sus necesidades al día siguiente. ¡Ciertamente Dios está proveyendo para nuestras necesidades en forma igualmente abundante y hermosa! Podemos esperar experimentar la plenitud del cuidado de Dios a medida que mantenemos el pensamiento centrado en la abundancia de la bondad de Dios ... a medida que conscientemente esperamos (buscamos) lo que constituye SU reino. ¡La abundancia de Dios es expresada humanamente - y la encontramos a medida que comenzamos y permanecemos con Dios como la fuente de ella!

Sección 1: Descubre la Vida no confinada - entiende que vives en Dios, no en el cuerpo.

A medida que reconocemos que verdaderamente vivimos en Dios ... y no en un cuerpo material, las limitaciones desaparecen. Existe una creencia generalizada de que cada uno de nosotros tiene un alma inmortal que establece su residencia temporaria en un cuerpo material, y que algún día será liberada de él. Sin embargo, la Biblia nos dice que Dios es nuestro refugio, o lugar de habitación (B1) Cuando Pablo observó los muchos templos que los atenienses habían construido para que habitaran sus dioses, él les ayudó a entender que en lugar de tener ellos que proporcionar un lugar para que Dios viviera, ¡ellos tenían que darse cuenta de que "en él vivimos, y nos movemos, y somos"! Y, debido a que moramos en Dios, podemos entender que Dios es el que nos da "vida y aliento y todas las cosas." (B2) Muchas generaciones antes de esto, Dios le explicó a la gente (hablando por medio de Moisés) que el hombre es santo (sano e íntegro) porque Dios es santo (salud e integridad) (B3) A medida que entendemos nuestra relación con Dios, varias cosas suceden. En primer lugar, vemos que el Alma (identidad eterna) no está en el hombre - y ciertamente no está confinada dentro de la materia. Más bien, el Alma es reflejada completamente por el hombre. El hombre es lo que revela la plenitud del Alma - cómo la individualidad infinita del Alma es expresada y vista. En segundo lugar, siendo éste el caso, le corresponde al hombre (es un requisito) reconocer la unicidad y la totalidad de Dios como la única identidad. (C1) Y, tercero, a medida que esta realidad amanece en la conciencia del hombre – a medida que reconocemos la falsedad de la ilusión de que el hombre "vive en el cuerpo, no en el Alma, en la materia, no en el Espíritu," somos liberados de las "cadenas de la capacidad finita ... ". (C3) Los límites caen a medida que logramos el orden correcto de las cosas. Vivimos en Dios - ¡no en un cuerpo material!

Sección 2: Tu eres único - y tu identidad está perfectamente mantenida

Cada idea de Dios está perfectamente mantenida en la Mente. Dios es infinito - ilimitado e incapaz de ser medido. Por lo tanto, no hay límite a las formas únicas e individuales en que el ser de Dios es expresado. Cada planta, animal, estrella, persona, tiene un nicho específico para llenar en el universo infinito de Dios. Y, cada una/o es conocido por Dios y mantenido por Dios, “inconfundibl[e] y etern[o] (B8 y 10; C7) El salmista habla acerca de la identidad (alma) como siendo mantenida en la Vida - incapaz de desplazarse fuera de la Vida. (B6) Esta sección contiene mucho respecto de la idea de reflejar. A menudo pensamos acerca del reflejar que vemos en un espejo. Mientras que el espejo no tenga fallas, la imagen es una imagen exacta del original, y se mueve de acuerdo con el original. De ahí la inseparabilidad de los dos. Pero, una imagen en un espejo es sólo eso ... ¡una imagen! No es corpórea, sino que sólo tiene la sustancia de la luz. Y sin embargo expresa toda la forma, el color, y la acción del original. Así es como el hombre refleja a Dios (su Principio u origen divino) ... no en un cuerpo mortal, físico, sino expresando la plenitud del Espíritu. El reflejo también puede ser considerado como expresión – permitiendo que el original sea visto. Sin los rayos de la luz que emanan de él, el sol no sería expresado - no podría ser visto. Dios es visto en el universo espiritual y en el hombre espiritual (el único universo y el único hombre) de la misma manera que el sol es visto en la luz que emana de él. (C8 y 9) Es tentador pensar en nuestra individualidad en términos de las características materiales - el color de nuestro cabello y ojos, nuestra estatura, u otras características físicas y personales. Sin embargo, el color, la forma y la expresión única de la individualidad no tienen nada que ver con la materia. Lo que aparece como un cuerpo material es simplemente la visión distorsionada y limitada de la naturaleza individual del hombre como expresión del Alma (el reflejo del Espíritu) - "individualizada, pero no en la materia" (C11) ¡Nunca debemos olvidar que somos "coexistentes y eternos con Dios"! La materia es intrínsecamente limitada. El hombre es intrínsecamente ilimitado.

Sección 3: Deja que la creencia de muerte sea absorbida en la Vida

Estamos siendo constantemente bombardeados con la evidencia que sugiere que vivimos en un cuerpo material, que no podemos escapar de la carga de hacer frente a sus sensaciones y limitaciones, y que hay que esperar a "salir" a nuestro cuerpo con el fin de encontrar la armonía celestial. Sin embargo, esa evidencia es tan errónea como la evidencia que dice "la tierra está en movimiento y el sol inmóvil." La astronomía revierte la falsa evidencia respecto del sol y la tierra, y la Ciencia Cristiana revierte la "aparente relación entre el Alma y el cuerpo y hace el cuerpo tributario de la Mente." (C17) Pablo entendió que aunque nos enfrentamos a desafíos, podemos estar confiados (ser valientes) en que todas las creencias de la mortalidad serán "absorbid[as] por la vida". La palabra griega traducida como "absorbido" indica un devoramiento sin quedar ningún resto. Por lo tanto, no tenemos que estar satisfechos de "vivir con" pedazos y piezas de mortalidad. Las "arras [garantía] del Espíritu" es el entendimiento presente que sirve como un pago a cuenta, asegurándonos del bien que vendrá cuando nuestro entendimiento se perfeccione y la visión completa se haga evidente. El Espíritu Santo es Cristo, la Verdad, viniendo continuamente a la conciencia humana y permitiéndonos ver la realidad. Pablo no enseñó que necesitamos deshacernos de un cuerpo material, sino simplemente vestir el falso concepto de cuerpo en la verdad de la identidad espiritual. La necesidad es estar "ausentes del cuerpo" y "presentes al Señor." (B12) La Sra. Eddy lo colocó todo en el reino mental. A medida que abandonamos nuestra "creencia material de mente en la materia," y tenemos "una Mente" vamos a ser capaces de experimentar la semejanza de esa Mente expresada como "un cuerpo insensible", incluyendo una expresión individual de la armonía y de la inmortalidad. (C14 y 15) Así que, sí, este sentido material del cuerpo es temporal. Pero nosotros no tenemos que preocuparnos por deshacernos de él para que una individualidad espiritual atrapada dentro pueda ser liberada. Nosotros simplemente ¡vestimos nuestro sentido del cuerpo con la realidad del ser puramente espiritual - la encarnación de la Mente, sujeta a la Mente! La posibilidad de la muerte es entonces sorbida en la certeza de la Vida - y la Vida es expresada corporalmente!

Sección 4: El cuerpo como el sirviente del Alma

El hombre sentado en la piscina de Betesda había estado enfermo durante 38 años. (B14) Sin duda él tenía la esperanza de la curación, pero ¿él realmente la anticipaba? Cualquiera que haya tratado con un problema crónico probablemente puede identificarse con este hombre - incluso simpatizar con él. Jesús tuvo compasión, pero él no aceptó nada como crónico, inflexible, o incurable. ¡Él sólo vio una nueva oportunidad para la curación! Asimismo, él no compró la teoría de los agentes sanadores (tales como una piscina de agua) que sólo ofrecían curación para algunos. El sabía que Dios no conoce el tiempo, ni nada acerca de un error tenaz. Él sabía que "el Alma y sus atributos [son] manifestados eternamente por medio del hombre." Él entendía cómo la Mente divina actúa científicamente "sobre mentes y cuerpos humanos" – trayendo curación al cuerpo y al pensamiento. (C19) Y además, él comprendió la importancia de mantenerse enfocado solamente en Dios (un ojo bueno). (B13) Así que, cuando Jesús se acercó al hombre, le formuló una pregunta, aún cuando parecía que la respuesta sería obvia ... "¿Quieres ser sano? " A pesar de que el hombre comenzó con una excusa de por qué aún no había sido curado, parece ser que esa fue la última vez que se resistió. Se le pidió al hombre que tomara medidas específicas, implicando tres pasos. Al parecer, no se resistió. Esto es como he interpretado los 3 pasos espiritualmente. (1) Levántate – eleva el pensamiento para reconocer la presencia del Cristo. Deja de sentirte impotente o de buscar razones por las cuales la curación no ha llegado. (2) Toma tu lecho - deja de esperar que algo cambie, y valientemente afronta el desafío que te ha mantenido atado a la inactividad y (3) Camina – muévete hacia adelante (mentalmente y luego físicamente). En este caso, había leyes judías que prohibían esta acción, ya que era el día de reposo. ¿Hemos aceptado también nosotros leyes que nos prohibirían tomar nuestro lecho? Tal vez hemos aceptado que nuestro entendimiento no es suficiente, o que tiene que haber algo en nuestro pensamiento que todavía tenemos que descubrir y corregir, o incluso que a causa de todo el pensamiento médico en el mundo de hoy, la Ciencia Cristiana simplemente no sana como antes. Sin embargo, podemos rechazar (y desafiar) esas sugerencias al igual que el hombre desafió la ley al llevar su camilla. La curación que vino a este hombre vino por medio de la autoridad de la Palabra de Dios - ¡mediante la Verdad! A veces, como científicos cristianos, pensamos que estamos buscando la curación. Y, por lo general, lo estamos haciendo lo mejor que sabemos hacerlo. Sin embargo, siempre podemos estar más enfocados en, y siempre podemos ceder más a, la autoridad del Cristo. Estas no son palabras huecas por parte de Jesús: " El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también." (C18) Las obras de Jesús no traían simplemente la curación física. Cuando más tarde él vio a este hombre en el templo, Jesús le recordó que su curación incluía la necesidad de dejar de pecar. Y, la Sra. Eddy nos recuerda que "el Científico Cristiano genuino aumenta el poder mental y moral de su paciente, y acrecienta la espiritualidad de su paciente mientras lo restablece físicamente por medio del Amor divino." (C21) A veces estamos tentados a sentir que estamos "creciendo espiritualmente", pero nada está cambiando en el cuerpo. Otras veces caemos en la trampa de sentirnos un poco desesperados - simplemente deseando que el cuerpo mejore - en lugar de desear más que cualquier otra cosa que nuestro pensamiento sea, literalmente, re-formado, o transformado. La verdadera curación implica ambos. Se nos ha dado autoridad por parte de Dios para reconocer que el cuerpo no es un algo que actúa por si mismo y que está fuera de nuestro control. Más bien, la sensación y la acción del cuerpo responden al pensamiento que lo abraza. Dios nos capacita para resistir lo que no es bueno y para persistir en cincelar el pensamiento a fin de que se corresponda con el modelo de la Verdad. (C20) ¡Al darnos cuenta de esto, podemos anticipar con confianza la curación!


 

Sección 5: Ceder al cuidado de Dios

Me encanta como las citas de la Biblia en esta sección se siguen naturalmente unas a otras de forma natural. En primer lugar el deseo es expresado .... buena salud y prosperidad. (B15) Sin duda, esto es algo que nos gustaría que todo el mundo experimente - ¡incluyéndonos a nosotros mismos! Y, es lo que Dios ha diseñado para todos Sus hijos. En una carta a las iglesias de Asia Menor que sufrían persecución religiosa, Pedro da instrucciones en cuanto a cómo encontrar la salud y la prosperidad ... humildemente echar todas las preocupaciones en Dios, sabiendo que Dios cuida de Su pueblo. Ningún consejo mejor podría darse hoy día – no importa cual sea el desafío. ¡Cuán a menudo pensamos que NOSOTROS tenemos que encontrar una respuesta! Hay una tendencia humana a pensar que nosotros somos responsables de resolver nuestros propios problemas - o los problemas de los demás. O QUE hay que prestar más atención a lo que dice un cuerpo acerca de nuestra salud que a lo que Dios dice. Pero lo más importante que tenemos que hacer es entregarlo todo a la Mente, al Amor, a los infinitos recursos del Alma, con el fin de humillarnos "bajo la poderosa mano de Dios." (B16 y C23) ¡Sal del yo y entra en Dios! La idea de que debemos estar "deseosos de... estar [ausente] del cuerpo, y [presente] al Señor" se enfatiza aquí de nuevo. (C24) Se nos bombardea con el modelo de chequear el cuerpo para ver cómo se está comportando, como se esta desempeñando, (como nos esta yendo). Un enfoque mucho mejor es dejar al cuerpo solo, tanto como sea posible y enfocarnos en donde está el pensamiento. Incluso a medida que alimentamos y vestimos el cuerpo, podemos traducir esas acciones en pensamientos acerca de cómo estamos siendo receptivos al bien que Dios está constante proporcionándonos y en reconocer cualidades tales como la satisfacción, la belleza, el equilibrio, la eficiencia, la luminosidad y el control como inherentes al hombre - dones de Dios. Me encantó la idea de susurrar "las realidades morales y espirituales de la salud" al pensamiento. (C26) No tenemos porque montarnos sin pensar sobre las olas del pensamiento mortal - dejándonos llevar por los temores y obsesiones acerca del cuerpo. Más bien, sabemos que Dios nos ha dado la capacidad de mantener "el pensamiento firmemente en lo perdurable, lo bueno y lo verdadero." (C27) Puede parecer tentador pensar "yo estoy HACIENDO eso, y el problema sigue ahí." Pero, por definición,"firmemente" significa: "con firmeza; con constancia o estabilidad de mente." Por lo tanto, no hay realmente ningún lugar para curiosear ni permitir que nada se mantenga en el pensamiento, excepto la salud y la prosperidad. Entonces, por ley, lo perdurable, bueno y verdadero debe tomar forma en la expresión exterior. A medida que nos inclinamos ante Dios - dejando ir toda responsabilidad personal - somos capaces de responder a la voluntad de Dios para nosotros ... la salud y la prosperidad.

Sección 6: Corramos sin cansarnos la carrera de los sentidos al Alma

Pablo habla a los ciudadanos de Corinto acerca de la imposibilidad de ganar una carrera a menos que corramos en ella. (B17) NUESTRA carrera es la carrera de los sentidos al Alma, ¡y el premio es la libertad ilimitada de la mente y el cuerpo! Aunque todo el mundo puede alcanzar ese premio, tenemos que tomar la decisión consciente de correr la carrera - de participar.

Y, en esta carrera en particular, me gusta pensar que el objetivo no es una "línea de la meta", sino que los premios son obtenidos a lo largo del camino. He aquí cómo la versión inglesa de la Biblia New Living Translation traduce la última parte, que describe cómo Pablo aconseja correr con eficacia la carrera ... "Corro con un propósito en cada paso. No estoy simplemente boxeando con una sombra. Yo disciplino mi cuerpo como un atleta, entrenándolo para que haga lo que debería." De manera similar, hay que disciplinar cada pensamiento y vigilar lo que estamos permitiendo que influya en nosotros. Me pareció que esto era una gran traducción Romanos 12:1,2, conforme a la versión (en inglés) de The Message [El Mensaje] ... "Así que esto es lo que quiero que hagas, ayudándote Dios: Toma tu vida diaria, común, - tu dormir, comer, ir al trabajo, y el andar diario - y colócalo delante de Dios como una ofrenda. Abrazar lo que Dios hace por ti es lo mejor que puedes hacer por él. No te adaptes tan perfectamente a tu cultura como para encajar en ella sin pensar siquiera. En vez de ello, fija tu atención en Dios. Serás cambiado desde adentro hacia afuera. Sin reparos reconoce lo que él quiere de ti, y responde rápidamente a ello." (B18) La Sra. Eddy habla de "despojar el pensamiento de confianzas equivocadas y evidencias materiales ... " (C28) Dios nos ha dado la capacidad de discernir lo que es de Dios - y por lo tanto, verdadero - y lo que es simplemente una sugestión de la mente carnal. A medida que vivimos nuestro día tenemos que recordar que Dios nos ha dado dominio. Él nos hizo para que seamos libres. Por lo tanto, podemos (y debemos) desafiar cualquier informe que provenga de las circunstancias - o del cuerpo - que sugiera falta de armonía. Viendo las cosas desde una perspectiva espiritual, vemos la Vida como infinita y el Alma como nunca en la materia. El cuerpo nunca ha tenido una mente propia, sino que expresa el pensamiento que lo abraza. Por lo tanto, démonos cuenta de que la ley divina gobierna ... más bien que los sentidos materiales ... y encontraremos el hombre indestructible, espiritual. (C30 y 31) Nuestro trabajo a tiempo completo (la carrera que estamos corriendo) incluye continuas pausas para esperar (pacientemente contemplar, escuchar, y deleitarnos en servir) a Dios. (C32) Al hacerlo, tenemos la libertad de ser quien Dios nos ha hecho que seamos. No hay necesidad de eliminar o cambiar nuestro cuerpo ... simplemente liberarlo para que exprese la naturaleza no confinada de la Mente infinita ¡que nosotros naturalmente, expresamos!


Nota del Director del Campamento: Lo que arriba hemos compartido es la última de una larga serie de Ideas Metafísicas Aplicables para la Lección Bíblica, aportada por diferentes Practicistas residentes del Campamento CedarS y ocasionalmente por otros metafísicos. Este documento es un intento de iniciar un estudio más profundo y de alentar a la aplicación de las ideas encontradas en la Lección, de la forma en que están impresas en el "Christian Science Quarterly" y disponibles en las Salas de Lectura de la Christian Science. Las mismas - hechas en un primer momento para que todos los participantes del Campamento CedarS sintieran la misma concentración e inspiración que tenían en el Campamento - en ningún momento pretenden ser algo cerrado, definitivo o concluyente, ni una forma de sustituto del estudio diario de la Lección. Estos pensamientos son una inspiración del momento y se ofrecen para brindar un poquito más de profundidad, de base sólida y de aplicabilidad a algunas de las ideas y pasajes ya estudiados. Tú puedes inscribirte para que estas ideas de aplicaciones te sean enviadas por correo electrónico - el lunes de cada semana en inglés, o los miércoles se puede obtener una traducción libre: en alemán, gracias a Helga y Manfred, o en español, gracias a un equipo de Maria, Lidya, Odectte, Yolanda y Patricio, o en portugués, gracias a los ayudantes de Orlando Trentini en Brasil. Una traducción francesa voluntaria por Rodger Glokpor, un científico cristiano de Togo (África Occidental) ha sido contribuida. ¡Gracias, Rodger y a todos los traductores! Ve a http://www.cedarscamps.org/ y haz clic en "Newsletters" para recibir gratuitamente estas traducciones


Metaphysical

Reason from Spirit, not matter! Let God turn all mourning into dancing! - It is undoubtedly...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page