Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

! Se guiado en el camino de la Verdad- Sigue al Cristo y practica la curación!

Kathy Fitzer, St. Louis, MO & Park City, UT
Posted Monday, July 18th, 2016

! Se guiado en el camino de la Verdad- Sigue al Cristo y practica la curación!

Ideas de aplicación metafísica para la Lección bíblica de la Ciencia Cristiana

Para Julio 18-24, 2016

Tema: Verdad

Preparado por Kathy Fitzer, CS of Lake St. Louis, MO and Park City, UT

314-323-4083

kathyfitzer@gmail.com<mailto:kathyfitzer@gmail.com>

Traducción libre por Odectte A. Rodríguez, autorizada por Warren Huff.

Texto áureo: ¿Cómo serían nuestras vidas si consistentemente y humildemente reconociéramos a Dios como nuestro salvador y buscáramos ser guiados y enseñados por El? Una de nuestras responsabilidades es “esperar” en Dios. Piense acerca de esperar como estar atado a Dios y mirar expectantemente hacia él. Eso es lo que quiere decir en el hebreo original. Estando atados a Dios, somos unos con él y nos dejamos llevar por él naturalmente. No es nuestra decisión sacar en claro que es lo que necesita hacerse y cómo y cuándo debe hacerse. Cuando confesamos nuestra unidad con Dios y escuchamos, Dios nos guiará a lo largo de una ruta de estabilidad y certeza – como la palabra hebrea para verdad puede ser interpretada. Dios nos enseñará la mejor forma de hacer las cosas y librarnos de quedar atorados en el miedo, la frustración, los malentendidos, los giros equivocados, los accidentes, las lesiones, la enfermedad, etcétera. ¡Ore (busque y desee) para ser guiado!

Lectura alternada: Cuando miramos estos versos, piense acerca de lo que Dios está haciendo y lo que necesitamos hacer. La ley de Dios ha sido establecida. ¡Es una ley del bien que satisface absolutamente cada necesidad humana! Dios nos da una ley en la que podemos confiar y ser guiados a lo largo de la ruta correcta. Él, de hecho, nos dirige a lo largo de esta ruta de verdad y nos enseña la forma correcta de pensar y de hacer las cosas. Él nos escuda y nos esconde, así es que estamos a salvo bajo todas las condiciones. Y él nos muestra misericordia… así es que siempre tenemos una oportunidad fresca para entender bien las cosas. Necesitamos seguir la dirección de Dios y amar los caminos de Dios – el camino del bien. Necesitamos escoger lo verdadero, y odiar lo falso. Necesitamos amar la ley de Dios. Cuando lo hacemos, nunca nos perderemos en cualquier cosa buena. ¡Encontraremos que la vida está llena de oportunidades que nos traen libertad y un sentido de dominio! Todo es acerca de Dios. Nuestro trabajo es simplemente someterse a la conducción de Dios y prescindir de un sentido personal de resolver las cosas. ¿Recuerdas el juego, Sigue al líder? ¡Nuestro trabajo es justamente seguir a Dios! ¡Eso no es difícil!!!

Sección 1: Permítase ser guiado a la roca de Verdad.

Al cruzar aguas precipitadas, es bueno encontrar rocas para dar un paso y lograr cruzar sin ningún daño – y evitar la posibilidad de ser arrastrado por la corriente. Al navegar a través de la vida puede que a veces tengamos la impresión de estar siendo arrastrados en las profundidades del peligro y la desesperación. Pero, hay una roca que está siempre allí para nosotros – que podemos mantener el rumbo y podemos sentirnos seguros. Esta roca es Dios – la Verdad. (B2, 4&5) El Salmista reconoce a Dios como un refugio y una “torre fuerte.” En una fortaleza, la torre permite a las personas quedarse a gran altura por encima de su enemigo y les permite estar vigilantes, así el enemigo no podría acercársele a hurtadillas a ellos. La palabra hebrea para roca quiere decir refugio o fuerza, y Mrs. Eddy define roca como: fundamento espiritual; la Verdad. (S2) Esta roca siempre presente de Verdad (Dios) le da “sombra y el refugio” a todo aquel que recurre a ella. (S4) necesitamos aferrarnos a esta roca cuando estamos sintiéndonos temerosos, asustados o preocupados acerca de cualquier cosa. En vez de necesitar físicamente ir en carrera a la torre de un castillo o la fortaleza para encontrar seguridad, mentalmente podemos correr hacia lo que sabemos de la Verdad – de ley de Dios del bien. Esa es nuestra torre. ¡Nos sentimos seguros cuando nos percatamos que lo que no se pone al lado de esta Verdad de bondad absoluta no tiene fundamento alguno y debe desmoronarse! (S3) No recurriríamos a algo para nuestra seguridad a sabiendas de que con seguridad se desmoronaría. ¡Ni necesitamos tener miedo de eso! Creer que actuamos por nuestro propio fuero nos deja vulnerables para toda clase de cosas malas. Pero, en la seguridad de que somos “coexistentes y eternos con Dios” y que por siempre reflejamos a “al infinito Padre-Madre Dios” podemos estar seguros de que nunca hemos estado fuera de la Verdad. Siempre hemos tenido dominio. (S4) Así, cuando algo malo aparece de pronto, sólo necesitamos mover nuestro pensamiento hacia esta fortaleza de Verdad. Todos somos capaces de mover el pensamiento. Dondequiera que sea, puedo mover mi pensamiento para estar arriba en las montañas, o por el océano, o en medio del desierto. Entonces, también podemos mover el pensamiento fuera del mal supuesto hacia la realidad del bien. Y saber que Dios está manteniendo nuestro pensamiento en esa Verdad del bien. ¡Entonces, las supuestas cosas malas se quedan fuera de la conciencia y no nos pueden alcanzar! Se nos dice que “la piedra angular de toda construcción espiritual es la pureza.” (S5) Piense acerca de la pureza como el mantener el pensamiento estrechamente alineado con la Verdad. Cuando buscamos a Dios, la Verdad, podemos estar confiados de que “él endereza nuestra vereda.” (S6) Seremos confrontados con retos, pero cuando saltamos hacia la “roca que está más alta que yo” no quedaremos devastados por los retos. (B4) Encontraremos seguridad, paz, y curación en la Verdad.

Sección 2: Déjese llevar por la luz de Cristo.

El nacimiento de un bebé no es milagroso. Los bebes nacen todo el tiempo. Pero, el nacimiento de Jesús fue especial porque cumplió con la profecía de Isaías de que un niño sería nacido, cuyo nombre (o la naturaleza) sería Emanuel, que significa “Dios con nosotros.” (B6) Una luz brillante acaparó a los sabios y los pastores, permitiéndoles reconocer que la profecía de Isaías finalmente se había cumplido. Ávidamente siguieron la luz para darle la bienvenida a la llegada del niño Jesús. (B7&8) El evangelio de Juan difiere de Mateo y Lucas en lo referente a que el nacimiento físico de Jesús no es reportado. Juan sólo dice, “el Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros, (y vimos su gloria…)” (B9) “Su gloria” es la luz de la Verdad o la expresión divina, la manifestación externa del ser de Dios. Jesús completamente encarnó al Cristo, e hizo la naturaleza de Dios aparente para todos. ¿Estamos tan alerta – al igual que los sabios y los pastores – de manera que no perdemos de vista la luz del Cristo que brilla en todas partes? Cuando reconocemos la presencia eterna de Cristo – completamente expresado por Jesús pero no confinado solo a él – podemos despertarnos de la mentira de que “la vida, la sustancia y la inteligencia están en la materia, o proceden de ella” y aceptar de que “la existencia verdadera del hombre como hijo de Dios sale a la luz.” ¡Y encontramos libertad! (S10&11) Mrs. Eddy se refiere a los hombres sabios siendo conducidos para ver y seguir “el lucero del alba de la Ciencia divina.” (S7) Un lucero del alba es la estrella que precede la luz matutina. La luz fue primero vista señalando el nacimiento de Jesús. Jesús “expresó el tipo más alto de divinidad que una forma carnal podría expresar” Pero, Cristo “ilustra la coincidencia, o acuerdo espiritual, entre Dios y el hombre a Su imagen.” (S8) Cristo no puede estar recluido para una persona. La Ciencia del Cristo es el conocimiento de la Verdad que existe por siempre. Cuando estudiamos la Ciencia Cristiana, la relación inseparable entre Dios y el hombre se hace clara. Y podemos sentir la influencia de “Dios con nosotros” todos los días en todo lo que hacemos. “Para aquellos que se apoyan en el infinito sostenedor, el día de hoy está lleno de bendiciones.” (S7) Mientras más cerca está usted de algo, más fácil es apoyarse en eso. ¡Entonces, quédese cerca de la Verdad, apóyese, y deje a la Verdad guiarle!!!

Sección 3: Sea inducido a discernir entre la Verdad y el error.

¿Qué lecciones espirituales pueden ser aprendidas de la parábola de la cizaña y el trigo? Cuando leemos estas historias familiares, es importante que miremos con ojos frescos. He recibido alguna inspiración que compartiré, pero sabré que Dios nos está hablando directamente a cada uno de nosotros y podemos esperar ver las cosas que no hemos visto antes cuando dejamos a la luz de la inspiración conducir nuestro pensamiento. El trigo representa la Verdad y la cizaña representa el error. Podemos pensar acerca de la Verdad como aquello que es duradero y completamente bueno, y el error como cualquier cosa matizada con incluso uno poco de lo que no es bueno o que no sea duradero. A veces es difícil señalar la diferencia. Y, podemos meternos en problemas si juzgamos demasiado rápido. Al enfocarnos demasiado en los errores estamos cometiendo o que otro está haciendo, podemos perdernos de ver el cuadro en grande. O podemos deshacer cualidades buenas como la confianza o un sentido de aventura a lo largo del camino. Me encanta que la cizaña y el trigo son separados en “el tiempo de la cosecha.” La cizaña a la que se hace referencia aquí se refiere a una planta que se ve similar al trigo. Pero, al momento de la cosecha, la cizaña permanece recta y el trigo se encorva… así es que es fácil de señalar la diferencia. El “cabeza de familia” – la Verdad – espera a que no haya confusión entre lo bueno y lo malo. Y es sólo el cabeza de familia, en vez de los sirvientes, quien determina lo que es bueno y lo que es malo. Una vez decidido, lo malo es completamente destruido – quemado – y el bien es metido en la protección del granero. (B11) Algunos intérpretes de esta parábola piensan que representa el día de juicio final cuando las personas buenas y las malas serán separadas unas de otras. Los malos se quemarán en el infierno y el bueno irá al cielo. Pero, eso no está acorde con las enseñanzas de Jesús de amor y misericordia. Entonces, en lugar de eso, pensemos acerca del trigo y la cizaña como representando el bien y las cualidades malas – como aquello que resulta de la Verdad y aquello que deriva del error. El bien y el mal – lo real y lo irreal, el Espíritu y la carne – nunca realmente se tocan el uno al otro. (S14) “la Verdad no tiene conciencia del error.” (S12) La cosecha no es un acontecimiento único y terminado. La cosecha ocurre cada vez que llega la comprensión de “Dios como siempre presente y del hombre como reflejando la semejanza divina.” (S14) La Ciencia del Cristo separa la fábula del hecho. Toda discordia mortal y todo pecado (la cizaña) se destruyen completamente por la Verdad. Y el pensamiento es inducido a percibir a Dios claramente. El hombre, hecho a la semejanza de Dios, es tiernamente bien cuidado en la conciencia del Amor. (S15)

Sección 4: Para ser guiado correctamente, esfuérzate por la pureza de un niño pequeño.

Alguien que haya trabajado con niños en algún momento ha observado la inocencia encantadora, la elasticidad, y facilidad de aprendizaje de los niños pequeños. Jesús amó a los niños pequeños y les dio la bienvenida – le dijo a sus oyentes que la única manera para entrar en el reino de Dios (el reino de la armonía) es recibir el reino como un infante (B15). Los niños pequeños no están enfrascados teniendo que ganar algo. Esperan tener sus necesidades satisfechas. Están deseosos de probar las novedades, y sin preocupaciones por el fracaso. Es su inclinación natural complacer y obrar bien y aceptar como cierto lo que son informados como cierto. La señora Eddy da el ejemplo bello de la niñita que se lastimó su dedo. Ella aceptó la verdad simple de que ella no podía estar herida porque Dios no puede ser herido. Ningún asunto grande – ninguna oración complicada. Simplemente la aceptación y confianza simple de la Verdad. ¡Y ella fue rápidamente sanada! (S18) leemos en los Proverbios, “Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.” (B14) No siempre parece que eso sea cierto. Los niños a menudo crecen para hacer cosas diferentes a la manera en que fueron enseñados. Pero, tenemos que saber que en lo más profundo, todos nosotros hemos sido instruidos por Dios y nosotros no podemos perder esa comprensión básica de lo recto y lo incorrecto – la verdad y el error. ¡Oremos con ese verso con la convicción de que es cierto, y en tanto hacemos esto estamos magnificando la inocencia que es de verdad inherente en todos los niños de Dios – sin tener en cuenta la edad! ¡Simplemente esté dispuesto a ser guiado como un infante! Ponga su mano en la mano del amor, deje atrás ideas preconcebidas, y esté encantado de olvidarse de los viejos caminos. ¡Entonces, estamos listos a recibir la armonía que seguramente vendrá a nuestro camino! (S21)

Sección 5: ¡Siga el liderazgo de Cristo, la Verdad, y sea libre!

Aquí leemos acerca de Jesús sanando al hombre en la Piscina de Betesda que había estado enfermo por 38 años. Sólo tenemos parte de la historia, aunque leyéndola completamente en el evangelio de Juan podemos destacar muchas más lecciones. Lo que me salto a la vista acerca de la historia en el contexto de esta lección es la conversación de Jesús con el hombre en el templo después de la curación. Era un día judío de celebración, así que es natural que las personas estuvieran congregándose en el templo. Jesús vino al templo y salió a buscar al hombre. Él previamente se había esfumado antes de que el hombre realmente pudiera saber quién era él. (B18) Según el comentario de la Biblia del Nuevo Intérprete, Jesús no necesariamente estaba asociando los pecados previos con la condición del hombre. (No le estaba dando una causa a la enfermedad) Jesús estaba invitando al hombre a entrar a la libertad verdadera. (B19), él estaba alentando al hombre a no sólo ser curado físicamente, sino mentalmente y espiritualmente, también! ¡La verdad le había liberado! (B17) Jesús lo estaba alentando a ser fiel a la verdad, para morir a el pecado y levantarse más alto espiritualmente… salir fuera de los viejos patrones de pensamiento que lo pudieran resguardar de seguir la Verdad. Este hombre había asumido que él nunca estaría bien. Él recibió un principio fresco. ¡Jesús lo estaba alentando a aprovechar bien este inicio! Tenemos oportunidades para los nuevos comienzos cada día –múltiples veces durante el día. Necesitamos ser precavidos para que después de que hemos experimentado curación simplemente no regresemos a la manera de hacer siempre las cosas, o a como hemos pensado previamente acerca de las cosas. La Ciencia Cristiana (el poder restaurativo de la Verdad) no es una medicina alternativa. Es un Espíritu transformante – nunca dejándonos donde nos encontró si aceptamos sus bendiciones. ¡Respondiendo a la llamada de “Sígueme” – siga las conducciones de Cristo, la Verdad –estamos afirmando nuestro derecho a ser libres de la esclavitud de cualquier clase! Aprendemos que “la ilusión del sentido material, y no la ley divina, os ha atado, ” (S22) Enfocando de manera alerta cada pensamiento hacia la Verdad, evitamos ser hipnotizados por la “ilusión del sentido material” que puede plasmarse en enfermedad corporal, pero que es realmente “imágenes oscuras del pensamiento mortal.” (S24) Una prueba que podemos aplicar cuando comprobamos nuestros pensamientos es… ¿me está conduciendo esto hacia la libertad o a la esclavitud? Entonces, podemos “elevarnos en la fuerza consciente del espíritu de la Verdad para derribar los argumentos de la mente mortal, alias materia, dispuestos contra la supremacía del Espíritu.” y “borrar las imágenes del pensamiento mortal y sus creencias en la enfermedad y el pecado.” (S25) Ninguno de nosotros somos humanamente perfectos. No quisiera que cada pensamiento que tengo fuera irradiado hacia el mundo. Pero, mientras más diligentes seamos en seguir el liderazgo de Cristo, la Verdad (como fue demostrado por Jesús) más libres nos encontraremos. Incluso si estamos resolviendo un problema de larga duración, podemos estar seguros de que “la Verdad es siempre vencedora.” (S26) Eso nos da a nosotros el coraje y la fuerza para continuamente recoger la cama en la que hemos estado yaciendo y caminar adelante – fuera de la oscuridad hacia la luz de Verdad.

Sección 6: ¡El camino de Cristo es el UNICO camino!

¡Qué maravilloso saber que conocemos el camino… el camino para la salvación de todo lo que es desemejante a Dios, el bien, – todo lo que es limitante o restrictivo! Jesús estaba tratando de explicar estas cosas a sus discípulos. Sabían que él ya no estaría con ellos, pero estaban enfocados a entender donde él iba, en vez de como seguir el ejemplo de Jesús de “cómo llegar.” Jesús se mantuvo intentando en hacerlos comprender sus obras. Comprender las enseñanzas de Jesús es entender “el camino.” Y conocer “el camino” nos permite hacer “las obras” que Jesús hizo. Eso significa que no importa qué reto podemos afrontar, podemos estar seguros que así como estamos seguros de nuestra relación con Dios – como Jesús estaba seguro – seremos conducidos al camino de curación. Amo la descripción de Jesús de cómo el Consolador nos “enseñara todo, y nos recordara todo lo que Jesús nos has dicho.” (B20 - NRSV) ¿No es esto lo que la Ciencia Cristiana hace? Es, ciertamente, el “Espíritu de verdad” que “permanece para siempre.” Es el Consolador prometido. (B21 y B22; S28) Las enseñanzas de la Ciencia Cristiana para nada distraen la atención de o están en conflicto con las enseñanzas de Jesús. Más bien, las hace claras y prácticas para todo tiempo – disponible para todo el mundo siempre y en todas formas. ¿Qué es el Cristo? Puede parecer más fácil identificarse con el Jesús personal que con el así llamado Cristo impersonal. Pero Cristo, “la idea divina de Dios” es lo qué habilito a Jesús para hacer todo lo que él hizo. El Cristo, que “revela el Principio divino, el Amor, y conduce a toda verdad” es eterno, siempre presente, y está disponible para cualquiera que lo busque. (S27) El Cristo nunca ha estado recluido para una persona. Jesús demostró completamente el poder del Cristo de curar y regenerar. Todo lo que necesitamos hacer es practicar siguiendo la Verdad que ha sido revelada. (S31) Cuando seguimos el liderazgo de Jesús y las enseñanzas de la Ciencia Cristiana, descubrimos el camino hacia la felicidad y la salud duradera.

Metaphysical

Find Your Heart Connection and Unite with Soul - What does “Soul” mean to you? The most...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page