Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

[¡Reclama tu herencia "Pura como el oro"!]

Christie Hanzlik, C.S., Boulder, CO
Posted Monday, October 23rd, 2017


[¡Reclama tu herencia "Pura como el oro"!]

Ideas de aplicación metafísica

para la Lección Bíblica de la Ciencia Cristiana:

"[N] Castigo eterno"

23-29 de octubre del 2017

Por Christie C. Hanzlik, C.S., Boulder, Colorado

ccern@mac.com / 720.331.9356

Traducción libre por María Luisa Heron

INTRODUCCIÓN: Definición de términos

Estamos en el medio de lo que considero una serie de lecciones bíblicas “que refutan el pecado". Es algo especial que cada una de estas lecciones nos enseñan lo contrario de lo que sugieren sus títulos …

1) Doctrina de la Expiación - > ya somos uno con el Amor Divino

2) Probación después de la muerte - > sólo tenemos Vida eterna

3) El Castigo eterno - > Dios no castiga

4) Adán y el hombre caído - > El hombre no está caído

5) Los mortales y los inmortales - > no somos a la vez mortales e

inmortales

Cada lección corrige, específicamente una idea falsa.

1) la falsa idea de que podríamos estar separados del Amor Divino.

2) la falsa idea de que el Amor Divino juzga a las personas cuando mueren.

3) la falsa idea de que el Amor Divino deliberadamente nos tienta y luego

nos castiga.

4) la falsa idea de que hemos "caído" alejandonos del Amor Divino.

5) la falsa idea de que existen ambas una versión limitada (pecaminosa) e

ilimitada (sin pecado) de nosotros.

Todos estos cinco conceptos falsos están encapsulados en la idea del "pecado". La gente a menudo explica el pecado como “sin acierto”, en este contexto, significaría perder la comprensión de nuestra Unidad absoluta con el Amor Divino. El pecado es una creencia de separación del siempre presente Espíritu infinito y, de la dualidad, de que hay más de una sustancia cuando, de hecho, Dios es Todo. Como dice Mary Baker Eddy, " El pecado era, y es, la mendaz suposición de que la vida, la sustancia y la inteligencia son materiales y espirituales a la vez, y no obstante independientes de Dios. " (Ret. 67: 6).

Podemos preguntarnos por qué Mary Baker Eddy dedicó tantas de las Lecciones Bíblicas a la corrección del pecado. Pero tiene mucho sentido cuando nos damos cuenta de cuán crucial es corregir una falsa creencia de dualidad a medida que luchamos por descubrir nuestra Unidad. Descubrí que corregir la falsa creencia de la dualidad produce la curación problemas físicos y que los dos tipos de curación se sobreponen. Sin embargo, Mary Baker Eddy afirma claramente la jerarquía de curación: “El sanar las enfermedades físicas es la mínima parte de la Ciencia Cristiana. Es sólo la llamada de clarín al pensamiento y la acción, en la esfera más alta de la bondad infinita. El propósito esencial de la Ciencia Cristiana es la curación del pecado... "(Rud 3: 9, mi subrayado)

A la mayoría de nosotros no nos gusta la palabra pecado. Y, sin embargo, aquellos de nosotros que deseamos sentir más profundamente nuestra conexión con el Amor y tener una mayor conciencia de nuestra salud innata necesitamos comprenderlo. Una vez que superemos la idea equivocada de que el pecado nos hace sentir culpables, haremos un progreso constante corrigiéndolo. La culpa es la astucia de la serpiente furtiva que trata de hacernos creer que estamos separados de Dios. La culpa, la astucia de la serpiente, trata de hacernos sentir mal cuando en realidad solo existe el bien. Dios es el bien y el bien es Todo. Por lo tanto, podemos decir "cállate" a la culpa que trata de hacernos sentir mal. No existe el sentir el mal. Dios es el bien y el bien es Todo. No existe tal cosa como una serpiente quien nos habla.

Nota: Me parece útil definir en mis propias palabras los términos que surgen mucho en nuestras Lecciones Bíblicas. Las leemos con tanta frecuencia que podemos dejar de pensar en lo que significan. Mi solución a la tendencia a pasar por alto las palabras es insertar las definiciones a medida que leo. Aquí hay una manera de definir algunos términos relevantes en esta lección (¡siéntete con libertad de crear tus propias definiciones!):

Expiación = Unidad, toda una sustancia, Amor

Cristo = el poder que nos permite estar al tanto de nuestra unidad con el

Amor

Cristo Jesús = el mostrador del camino, quien mejor entendió a Cristo y fue más

consciente de nuestra unidad con el Amor

Sanar = despertar a nuestra perfección innata y estar en unidad con el Amor

Redimido = ser rescatado, recuperado, refinado o liberado de la falsa creencia de

la separación

Pecado = creencia de dualidad, o una creencia de la separación del Amor, de la

Verdad, de la Vida ...

Pecando = acciones que nos hace sentir como

separados del Amor, de la Verdad, de la

Vida. Por ejemplo, la mentira nos puede

hacer sentir separados de la Verdad, pero

nosotros no podemos estar separados de

nuestra siempre active Verdad.

Pecadores = aquellos que creen que están separados del Amor, de la Verdad, de la Vida ...

Sinlessness=pureza, el estado de ser absolutamente consciente de nuestra unión con el Amor

TEXTO ÁUREO Y LECTURA ALTERNADA

La lección de esta semana nos ayuda a darnos cuenta del "propósito esencial" de la Ciencia Cristiana. Para mí, el tema de esta lección es que el Amor Divino conoce nuestra pureza, y el poder del Amor Divino, Cristo, nos ayuda a descubrir esta pureza innata. El Texto Áureo expresa claramente este tema: "Con misericordia y verdad se corrige el pecado". En otras palabras, el amor de Dios (misericordia) y la verdadera visión de nosotros (la verdad) nos deshacemos de nuestra creencia de separación.

En la L.A., primero aprendemos acerca del amor de Dios: “Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia". Y aprendemos acerca de la visión pura de Dios a nosotros, lo que nos permite deshacernos de las falsas ideas de separación La L.A. tiene tres metáforas claras de cómo la misericordia y la verdad nos purifican:

1) si vuestros pecados fueren como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; si fueran rojos como el carmesí, vendrán a ser como blanca lana.

2) Y volveré mi mano contra tí, y limpiaré hasta lo más puro tus escorias, y quitaré toda tu impureza.

3) Yo deshice como una nube, tus rebeliones, y, como niebla, tus pecados

Estas metáforas de purificación se repiten a lo largo de esta lección. A través del proceso de purificación del Amor, cada una de nuestras creencias falsas se limpian como blanca lana, se refina como oro y se borran, y somos redimidos. Redimido significa ser rescatado, recuperado o liberado de un falso sentido del mal o separación del bien. La Misericordia y la verdad son nuestra salvación, recuperación y liberación. Dios dice: "Yo, yo soy vuestro consolador". (L.A.)

SECCIÓN 1: El Amor Divino no causa la falsa creencia de la separación del bien

La primera sección explica que así como el caldero refina la plata y el horno refina el oro, Dios "prueba los corazones". (B1) A medida que deseamos este proceso de purificación, estamos dispuestos a alejarnos de una falsa creencia de dualidad, o separación del Amor. Estamos dispuestos a alejarnos de una mentira y ceder a la Verdad. Le pedimos a Dios que conozca nuestros corazones y nos ayude a darnos cuenta si nos estamos aferrando a ideas falsas. (B2)

Cuanto más estamos dispuestos a ser purificados, más nos encontramos en sintonía con nuestra Unidad con Dios y encontramos dirección (nuestros pasos son "ordenados por el Señor") y encontramos dominio y autoridad ("la ley de su Dios está en su corazón ") y encontramos que cometemos cada vez menos errores o damos pasos en falso (" sus pies no resbalarán "). (B3)

El Amor Divino no trata de hacernos hacer o pensar erróneamente. Dios no nos engaña. Dios no nos tienta. Somos hijos de Amor y el Amor nunca nos tratará mal. Esto se afirma claramente en 1ra. Juan: “Todo aquel que es nacido de Dios no practica el pecado, porque la simiente de Dios permanece en él; y no puede pecar. Porque es nacido de Dios ". (B5, NTV)

Deshacerse de la creencia falsa de la separación del Amor sucede cuando nos damos cuenta de nuestra "relación indestructible" con el Amor. (C&S1, en el margen) En verdad, venimos de una fuente, y esta fuente es buena. No tenemos "base para obrar mal" o pensar mal. (C&S 2)

Aquí hay un ejemplo de cómo podrías insertar definiciones de palabras en citas de Ciencia y Salud mientras estas leyendo:

• "El hombre verdadero no puede desviarse de la santidad, ni puede Dios, por medio de quien el hombre es desarrollado, engendrar la capacidad o la libertad de [creer que estamos separados de Dios]. (C&S4)

• "El hombre perfecto - gobernado por Dios, su Principio perfecto - es [libre de la creencia falsa de su separación del Amor] y [es] eterno. (C&S6)

SECCIÓN 2: Podemos sentir bienestar y confianza al eliminar la falsa creencia de separación

De nuevo en la Sección 2, encontramos la metáfora de Dios refinándonos, como se refina la plata. (B6) Es una metáfora maravillosa porque la plata ya es pura, y el proceso de refinación elimina cosas que no pertenecen a la plata.

No necesitamos sentirnos temerosos del proceso de refinación por el Amor porque el Amor es un padre tierno. El autor de Proverbios nos exhorta a aceptar el refinamiento del Amor, quien nos da tranquilidad y nos reconforta: "Hijo Mío, no rechaces la disciplina del Señor, ni te enojes cuando te corrige. Pues el Señor corrige a los que ama, tal como un padre corrige al hijo que es su deleite ". (B7, NTV)

El proceso de refinación y purificación no es un castigo. No es duro ni desagradable. El proceso de refinación revela la verdad acerca de nuestra perfección y pureza innatas, y es una experiencia gozosa llena de liberación. Limpiar una ventana para ver la hermosa vista no es doloroso. Todos somos puros y perfectos. Y el Amor Divino se deleita en nosotros. El proceso de refinación asegura de que veamos esta verdad con claridad

Una vez más, no es una autoridad cruel y severa la que nos ayuda a liberarnos del pecado. En cambio, "el Amor Divino corrige y gobierna al hombre. Los hombres pueden perdonar, pero sólo este Principio divino reforma a [la persona que cree que está separada del Amor]. (C&S7)

A medida que aprendemos a dejar ir a nuestra falsa creencia de separación, podemos en cualquier momento “nos hacen volver cual niños cansados ​​a los brazos del Amor Divino" (C&S8). ¡Qué reconfortante! Y, “las saludables reprensiones del Amor, nos ayudan a progresar en nuestra jornada hacia la rectitud, la paz y la pureza, que son los las señales del camino de la Ciencia". (C&S8) Tenga en cuenta el estímulo constante de la apacible corrección.

Aquí, por tercera semana consecutiva, nuestra Lección Bíblica incluye un principio de la Ciencia Cristiana que se encuentra al final del capítulo "Recapitulación". Que muchos de los principios de la Ciencia Cristiana hablan de la corrección del pecado no es sorprendente cuando recordamos que "el propósito enfático de la Ciencia Cristiana es la destrucción del pecado ..." (Rud 3: 9, mi subrayado)

Aquí está el tercer Artículo de Fe, junto con algunas palabras sustituídas:

Reconocemos el perdón del pecado por Dios [la creencia falsa de la separación de Él] en la destrucción de [la creencia falsa de la separación de Él] y en la comprensión espiritual que echa fuera el mal como irreal. Pero la creencia en [la creencia falsa de la separación de Él] el pecado se castiga mientras dura la creencia. (B9)

SECCIÓN 3: Cristo, nuestra conciencia de nuestra unión con el Amor, elimina la creencia falsa de la separación del Amor

La tercera sección introduce la idea de que Cristo sana el pecado. En otras palabras, Cristo, el poder que nos hace conscientes de nuestra unión con el Amor Divino, sana la falsa creencia de que no somos uno con el Amor. O, como Mary Baker Eddy dice sucintamente, “El Cristo vino a destruir la creencia del pecado". (C&S11)

El poder de Cristo para eliminar creencias falsas y descubrir nuestra pureza fue expresado con precisión en la profecía, en el libro de Malaquías: “¡Miren! Yo envío a mi mensajero y él preparará el camino delante de mí. Entonces el Señor al que ustedes buscan vendrá de repente a su Templo. El mensajero del pacto a quien buscan con tanto entusiasmo, sin duda vendrá”, dice el Señor de los Ejércitos Celestiales…. Pues él será como un fuego abrasador que refina el metal o como un jabón fuerte que blanquea la ropa. Se sentará como un refinador de plata y quemará la escoria. Purificará a los Levitas, refinándolos como el oro y la plata, para que vuelvan a ofrecer sacrificios aceptables al Señor.” (B11 NTV)

Y, como se prometió en Malaquías, tenemos la manifestación de Cristo, quien quita el pecado, con el ministerio de Cristo Jesús, el-mostrador-de-camino. Cristo Jesús es quien mejor entendió a Cristo y fue más consciente de nuestra unidad con el Amor. En esta sección, se nos recuerda que Cristo Jesús enseñó que la mera religiosidad no es suficiente para hacernos sentir nuestra pureza y unidad con Dios. En lugar de eso, debemos esforzarnos por purificarnos constantemente de cualquier cosa que nos distraiga de la verdad y que, de hecho, estamos de acuerdo con el Amor Divino. Debemos resistir cualquier acción que nos parezca hacernos sentir separados del Amor, la Verdad y la Vida. (B13, B14)

Como Pablo escribió a los Romanos: No permitan que el pecado controle la manera en que viven; no caigan ante los deseos pecaminosos… El pecado ya no es más su amo, porque ustedes ya no viven bajo las exigencias de la [limitada ley humana] En cambio, viven en la libertad de la gracia de Dios. (B15, con un poco más)

Encontramos nuestra verdadera felicidad cuando reconocemos y sentimos nuestra armonía y unidad con el Principio Divino y el Amor, y para hacer esto, podemos seguir el ejemplo y la instrucción de Cristo Jesús. (C&S14)

SECCIÓN 4: "Cristo Jesús vino al mundo para salvar [a aquellos que creen que están separados del Amor, la Verdad, la Vida ...]"

La cuarta sección reitera el hecho de que "Cristo Jesús vino al mundo para salvar [a los que creen que están separados del Amor, la Verdad, la Vida ...]". (B16)

La historia de María Magdalena en la casa del Fariseo nos muestra cómo Cristo Jesús eliminó el pecado. Cristo Jesús no castigó a María Magdalena por sus indiscreciones pasadas. Él no la hizo sentir culpable. Él le dió la bienvenida a su afecto y vió su evidente pureza. Cristo Jesús no estuvo impresionado con la religiosidad de Simón, el Fariseo, que no mostró respeto o adoración por Cristo; sin embargo, Cristo Jesús vió la penitencia y el amor de María Magdalena, y reconoció que sus "pecados le son perdonados" (B17)

Como yo lo veo, como Cristo Jesús perdonó los pecados de María Magdalena, él estaba reconociendo la eliminación de su falsa creencia de que ella estaba separada del Amor Divino y del Principio Divino. Al inclinarse ante Cristo, su pecado fue sanado. En otras palabras, al inclinarse ante el poder que nos permite ser conscientes de nuestra unión con el Amor, ella descubrió que era una con el Amor.

Hemos visto cuánto énfasis puso Mary Baker Eddy en sanar el pecado, el "propósito enfático de la Ciencia Cristiana", por lo que no debe sorprender que las primeras páginas del capítulo sobre "Práctica de la Ciencia Cristiana" sean una exégesis del significado Cristo Jesús sana a María Magdalena de la creencia del pecado. Las primeras páginas de "Práctica de la Ciencia Cristiana" son clave para entender cómo sanar el pecado y así sanar la enfermedad. Leer estas 4-5 páginas es un gran complemento para la lección de esta semana. Lo que más me llama la atención esta semana es la amabilidad de Jesús cuando quitó el pecado de una manera perfecta llena de amor: “¿Desdeñó Jesús a la mujer? ¿Repelió su adoración? ¡No! La miró con compasión ". (C&S15)

Una vez más, Cristo Jesús no sanó a esta mujer del pecado haciéndola sentir culpable. Solo la serpiente mentirosa usa la culpa / el engaño. Cristo Jesús la sanó a través de "inundaciones de Amor”.

Puede que hayas visto el video que hice hace unos años sobre las "mareas de inundación del amor" en el que limpie un vaso de agua sucia con agua limpia de una manguera. Mi motivación para hacer ese video fue que noté que muchos de nosotros tendemos a molestarnos y sentirnos culpables por no ser "lo suficientemente buenos", lo que no ayuda en absoluto cuando tratamos de sentirnos puros. Cuando estamos ocupados sintiéndonos culpables por no ser lo suficientemente puros, esa creencia de culpabilidad simplemente agrega más suciedad, lo que hace que sea cada vez más difícil sentirse limpio. Es tan importante deshacerse de la culpa, de la astucia de la serpiente, al extraer falsas creencias de la separación del Amor. Esta es la forma de encontrar la "perfección cristiana". (C&S17) Aquí hay un enlace al video sobre "mareas de inundación del amor": http://www.godtube.com/watch/?v=00F9CMNU

Me encanta esta última cita de esta sección: "El designio del Amor es reformar [aquellos que creen que están separados del Amor]". (S18)

SECCIÓN 5: A medida que eliminamos las impurezas del pecado, estamos listos para la curación física

Mencioné antes que descubrí que corregir la falsa creencia del pecado resulta en la curación de la enfermedad física, y los dos tipos de curación se superponen. La quinta sección deja en claro que no soy el único que ha visto esta superposición entre sanar el pecado y curar la enfermedad.

En esta sección, vemos de nuevo el tema de la refinación de plata: "Quita las impurezas de la plata y quedará lista para el orfebre”. (B18, NTV) La forma en que se hace referencia a la refinación de plata me hace considerar que eliminamos las impurezas del pecado, ahora estamos listos para la curación física. En otras palabras, al eliminar la creencia de la separación del Amor Divino, estamos listos para despertar a nuestra perfección innata y en unidad con el Amor.

La curación del hombre en el estanque de Bethesda ilustra la idea de que a medida que eliminamos el pecado, estamos listos para la curación física. Cristo Jesús vio al hombre, que parecía existir en un estado de pensamiento en el que creía que no tenía a nadie quien lo amara y sin acceso a ayuda. Este hombre se veía a sí mismo como separado de la curación, separado del Amor. Pero Cristo Jesús tuvo compasión de ese hombre, y sabía que el hombre no estaba separado del Amor. "Jesús contemplaba en la Ciencia al hombre perfecto, que a él se le hacia aparente donde el hombre mortal y pecador se hace aparente a los mortales" (C&S 476). La visión pura de Cristo Jesús del hombre como inseparable del Amor Divino lo sanó.

Cuando Jesús encontró al hombre sanado en el templo más tarde, dijo "no peques más". (B20) En otras palabras, le recordó al hombre que no olvide que él es el amado por el Amor.

La curación física llama nuestra atención y nos inclina a aceptar la curación del pecado. La mayoría de los pecadores son reacios a dejar ir al pecado. La mayoría de los creyentes falsos son reacios a abandonar sus creencias falsas. Pero la curación física es la “llamada de clarín al pensamiento y la acción” (Rud 3: 9) La curación física nos nos encamina hacia la curación del pecado. Mary Baker Eddy explica: "Ahora, como entonces, señales y prodigios se efectúan en la curación metafísica de la enfermedad física; pero estas señales son solamente para demostrar su origen divino, para atestigüar la realidad de la misión más elevada del poder-Cristo de quitar los pecados del mundo ". (S20)

La curación del pecado y la curación física están entrelazadas. “Enseña a los enfermos que no son víctimas indefensas, porque si sólo aceptan la Verdad, pueden resistir la enfermedad y prevenirla, tan positivamente como la tentación de pecar ... El hecho de que la Verdad vence tanto la enfermedad como el pecado tranquiliza la esperanza deprimida. “(S24)

Las citas de la quinta sección de Ciencia y Salud exploran la conexión entre la curación del pecado y la curación física, y vale la pena estudiarlo. Pero nuevamente tenemos que deshacernos de cualquier sentimiento de culpa, al escuchar la astuta serpiente acerca de nuestro separado ser, si queremos sanar del pecado o de la enfermedad. El hombre en el grupo de Bethesda no necesitaba sentirse culpable por "perder el momento", sino que fuera capaz de escuchar claramente el mensaje sanador de Cristo Jesús, sin culpabilidad. Del mismo modo, podemos estar libres de culpa a medida que leemos estos pasajes en Ciencia y Salud sobre la curación del pecado. No somos pecadores Somos una unidad con el Amor. Somos amados por el Amor, y no necesitamos escuchar a la serpiente astuta tratando de usar su astucia para hacernos sentir culpables, y así seguir sintiéndonos separados. Solo la astucia de la serpiente nos haría sentir mal por ser amados. No existe tal cosa, una serpiente parlante.

SECCIÓN 6: ¡Celebremos cada victoria sobre la falsa creencia de que estamos separados del Amor Divino!

La sexta sección concluye la lección con un signo de exclamación sobre el hecho de que somos puros y perfectos en los ojos del Amor Divino. Y dado que el Amor Divino nos conoce mejor, podemos confiar en esta verdad. Somos "puros como el oro.” (B23, NTV) Y, "La hornaza separa el oro de la escoria para que el metal precioso pueda ser grabado con la imagen de Dios". (C&S 27) No debemos temer que el proceso de refinación revelará que somos impuros. No. Somos "puros como el oro".

Cada vez que superamos la creencia falsa de que estamos separados del Amor Divino, podemos regocijarnos. ¡Deberíamos aplaudir, animar y celebrar! Cuando venzamos el pecado, hemos ganado y hemos demostrado nuestra pureza. Somos "puros como el oro". Como escribe Mary Baker Eddy, "Por la victoria sobre un solo pecado, damos gracias y engrandecemos a Jehová de los Ejércitos". ¿Qué diremos de la poderosa conquista de todo el pecado? Una canción más sonora, la más dulce que jamás haya llegado a los cielos, se eleva ahora más clara y más cercana al corazón del Cristo; pues el acusador no está allí, y el Amor irradia su prístina y eterna melodía. “(C&S28) ¡Qué gran victoria!

Metaphysical

This is the day the Lord hath made! - ... examples in the third, fourth, and fifth sections...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page