Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

Doctrina de la Expiación

Craig L. Ghislin, C.S., Glen Ellyn (Bartlett), IL
Posted Monday, April 10th, 2017

¡Tened vuestra Pascua más feliz todavía, demostrando vuestra inseparabilidad de Dios! Después de todo, "¡Él es Resucitado!" Así es como los primeros cristianos se saludaron. ¡Mantengamos este inestimable sentido de Cristo resucitado y el poder infinito de su amor curativo!]

Ideas de Aplicación Metafísica para la Lección de la Biblia de la Ciencia Cristiana:

"Doctrina de la Expiación"

Del 10 al 16 de abril de 2017

Por Craig L. Ghislin, C.S. de Glen Ellyn, Illinois (Bartlett)

Craig.ghislincs@icloud.com / (630) 830-8683

Traducción libre por Yolanda Spencer, autorizada por Warren Huff

Aunque la palabra "expiación", como se usa en el Nuevo Testamento, significa "reconciliación", la teología cristiana tradicional generalmente enfatiza el sufrimiento de Jesús y que el sacrificio de Jesús en la cruz sirvió como redención del pecado para todo el mundo. Aquellos que "aceptan" a Jesús como su salvador se dice que son "salvos" y aquellos que no, permanecen sujetos al pecado y todas las consecuencias que siguen.

Mary Baker Eddy se opuso a la visión tradicional. No sentía que Jesús murió vicariamente por todos los pecadores, sino que soportó la crucifixión para probar la eternidad de la Vida, el Alma y el Espíritu, y la nada de la materia. Como explica esta lección, el sacrificio de Jesús tuvo un impacto masivo en el mundo y su demostración sobre la muerte sirvió para demostrar que la Vida vence la muerte y que el amor vence al odio. Además, como se mencionó en la Sección 1, Jesús "hizo la obra de la vida ... en misericordia a los mortales, -para mostrarles cómo hacer la suya, pero no para liberarlos de una sola responsabilidad". En resumen, la expiación de Jesús nos mostró la salida De la carne.

Hay varias creencias frecuentes que necesitan ser corregidas con el fin de obtener la plena eficacia de la obra de Jesús. Jesús mismo estaba interesado en señalar esto. En el Texto Áureo leemos: "Jesús lloró ..." Los comentaristas sienten que esto indicaba una expresión vehemente. Él no estaba haciendo una mera sugerencia, pero señalando un hecho importante: "El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió." Esto es importante porque Jesús no tomó crédito por su doctrina. Él sabía que venía de Dios. Y también sabía que Dios estaba a cargo de su misión, la cual debía iluminar a los que permanecían en la oscuridad del pensamiento mundano. "Permanecer en la oscuridad" podría equipararse a vivir en la ignorancia de nuestra unidad con Dios. La misión principal de Jesús es unirnos con Dios.

En la Lectura Alternada: Jesús está direccionando los pensamientos de sus discípulos de su personalidad a Dios. Para unirse con Dios, los mortales deben abandonar los apegos materiales. Algunos de los apegos más fuertes en la existencia humana son los de la familia. De hecho, los apellidos generalmente se toman del hombre jefe de hogar y no es inusual que la gente obtenga sus primeras ideas de quiénes son de su familia. Muchos también buscan apoyo y seguridad para la familia. Jesús hizo un ajuste a esto. Él dijo: "No llames padre a tu padre sobre la tierra; porque uno es tu padre, que está en los cielos".

Jesús está cambiando nuestra confianza de los hombres a Dios. El teólogo Albert Barnes (1798-1870) añade que "la palabra" padre "también denota" autoridad, eminencia, superioridad, derecho de mandar y reivindicación de respeto particular ". En este sentido, pertenece eminentemente a Dios, y "Cristo les enseñó que la fuente de toda vida y verdad era Dios, y que ellos no deberían buscar o recibir un título que le pertenece debidamente [a Dios] . "

Felipe no parece entender lo que Jesús está haciendo. Su confusión representa la miopía de la creencia mortal. Piensa literalmente, y Jesús se dirige a esto explicando que su propia unidad con el Padre se expresa en todo lo que dice y hace. Jesús también promete que seguirlo y reconocer su unidad con Dios trae paz que excede con mucho lo que el mundo puede ofrecer.

En el contexto, Jesús está explicando que tiene que dejarlos, y comprensiblemente se sienten desanimados y tristes. Podemos parafrasear algo de lo que Jesús está diciendo de esta manera: "Estás triste porque tengo que irme, pero eso es sólo porque tu pensamiento es pequeño. Estás pensando como un mortal, aferrado a tu relación personal conmigo. Pero, si tu me entendiste y me viste a través del sentido espiritual, y me amaste espiritualmente, puedes estar encantado por los dos. Porque sabrás que el camino que estoy siguiendo está llevándome a la perfección y a la plena unidad con mi Padre celestial ".

Jesús dio amplia prueba de su doctrina a través de su poder sanador. Hoy, tenemos que dar el mismo salto que los discípulos hicieron, desde el pensamiento personal materialmente basado, hasta una comprensión espiritual de nuestra unidad con el Amor divino. Como en el tiempo de Jesús, el registro de sanación de la Ciencia Cristiana hoy nos da estímulo y prueba de la verdad de su enseñanza.

Sección 1: La unidad de Jesús con el Padre

Cuando uno mira el mundo y la experiencia humana desde un punto de vista puramente material, ciertamente parece que la vida es corta y llena de problemas. Humanamente hablando, el hombre parece ser un extraño en una tierra desolada, ganándose la vida, tratando de conseguir lo que puede para sí mismo, y luchando contra todos los demás que están buscando su pedazo de un pastel limitado. Si creemos que vivimos separados de Dios, colocados en estas circunstancias por Él y dejados para resolverlo, o que no hay Dios en absoluto y estamos en una lucha constante, la vida puede parecer un reto en realidad. Una parte importante de la misión de Jesús fue poner fin a la creencia de que el hombre está separado de Dios. Jesús mostró la unidad del hombre con su Creador y el efecto transformador y curativo de esa unidad. Jesús nos mostró lo que realmente significa "vivir" (B1).

A veces podemos sentir que para seguir a Jesús tenemos que renunciar a muchas cosas que ahora encontramos agradables. A veces parece que la idea de "expiación" es algo sombrío, que tiene que ver mas con el sufrimiento y el renunciar a las cosas. En lugar de concentrarse en renunciar a las cosas, las enseñanzas de Jesús están llenas de cosas espirituales, trabajando por lo que es eterno y abundante. Jesús les dijo a sus oyentes que para hacer las obras de Dios necesitaban primero, creer (B2). En efecto, estaba diciendo: "Para empezar tienes que creer en lo que te digo y seguir mi camino. También debes entender que esta no es mi opinión personal; Estoy compartiendo lo que viene a mí directamente de Dios. Mi vida es hacer Su voluntad, no la mía. Al hacerlo, sé que no puedo perder nada ". Sabiendo esto, Jesús estaba dispuesto a dar su llamada vida material a sus amigos (B3). ¿Qué mayor sacrificio puede haber? Pero aquí de nuevo, Jesús sabía que no estaba renunciando a nada.

Como se mencionó anteriormente, Jesús preparó a sus discípulos para lo que venía. Les aseguró que iba a abrazar su verdadera naturaleza, y verían cómo podrían hacerlo también. Pudo parecer a ellos como si estuviera desamparado y solo, pero él sabía que siempre estaría con Dios (B4). Jesús también anhelaba que sus seguidores compartieran la misma unidad con Dios que él compartía (B5). Es reconfortante recordar entonces que Jesús oró no sólo por sus discípulos, sino por todos los que debían creer en él por medio de su palabra a través de todos los tiempos. Eso significa que oró por ti y por mí también, y como sabemos, las oraciones de Jesús fueron siempre efectivas.

Nuestro libro de texto nos recuerda que ésta era la misión de Jesús: mostrar a los mortales cómo demostrar la unidad del hombre con Dios (C1). La teología cristiana tradicional sostiene que el sacrificio de Jesús estaba destinado a comprar nuestra libertad del pecado si creemos en él. Pero la Sra. Eddy se dio cuenta de que Jesús no lo hizo por nosotros, pero nos mostró cómo hacerlo por nosotros mismos. Parece natural que para la mayoría de la gente su prioridad número uno es la auto-preservación. Ellos aman su propia vida sobre cualquier otro. Pero Jesús nos dio un "verdadero sentido del amor" (C2). Él nos mostró un amor más allá del apego personal. Tal amor bendice a todos, y nos permite liberarnos de la esclavitud de todos los males carnales.

Jesús estaba tan alineado con Dios que dijo: "Yo y mi Padre uno somos ". Pero él no quiso decir que él y Dios eran iguales, o que su personalidad humana era una con Dios. Fue el Cristo -su naturaleza divina- lo que lo hizo inseparable del creador (C3). Nuestra Líder explica la relación inquebrantable entre Dios y el hombre, como una gota de agua con el océano o un rayo de luz con el Sol (C4). [Haga clic aquí para ver un video de YouTube de estas analogías en "I and My Father (Are One)" escrito por una de las madres de CedarS, Cherie Brennan, en su álbum "You Are Loved".] Creo que el rayo de la analogía de la luz es bastante claro. Simplemente no puedes tener uno sin el otro. En esta analogía hay claramente una causa y un efecto: una fuente y un resultado de esa fuente. Nuestro libro de texto define la expiación como "la ejemplificación de la unidad del hombre con Dios ..." (C5). Note que no hay nada mencionado acerca de la unidad del sufrimiento con Dios.

Sección 2: Traición, juicio y crucifixión: sufrimiento duradero

Un programa reciente de PBS, Los Últimos Días de Jesús, postuló que la evidencia histórica contradecía la cronología de la Semana de Pasión tal como se da en las Escrituras. Dijeron que los eventos tenían mucho más sentido si hubiesen tenido lugar durante un período de seis meses. También supusieron que la crucifixión de Jesús era una consecuencia de un esquema político que se había vuelto agridulce. Por supuesto, no había ninguna mención de las obras curativas de Jesús, ni de su teología, aparte de su conexión con Juan el Bautista. Independientemente de los motivos de sus perseguidores, se acepta que Jesús sufrió la tortura y la agonía de la crucifixión.

A pesar de estas nuevas teorías, las Escrituras nos dicen que Jesús sabía a qué se enfrentaría, y que él se preparó para la prueba a través de la oración. Albert Barnes señala que los pasajes de Juan 17: 1-26 son la oración más larga registrada en el Nuevo Testamento (B6). Él escribe: "Fue ofrecido en la ocasión más tierna y solemne que jamás haya ocurrido en nuestro mundo, y es quizás la composición más sublime que se pueda encontrar en cualquier lugar". Barnes también observa que Jesús fue tan obediente a su misión que pudo decir que había "terminado la obra" que se le había encomendado antes incluso de enfrentar el desafío de la crucifixión. Barnes señala a Jesús como un modelo para todos nosotros diciendo: "¿Qué tan feliz sería si los hombres imitaran su ejemplo y no dejasen que su gran obra de vida se quede en una cama agonizante?" El razonamiento de Barnes es similar al de El conocido artículo "El Camino de Getsemaní" de Lucy Hays Reynolds, en el que escribe, " Acaso[Jesús] no rindió todo lo que podría ser crucificado o matado en Getsemaní, crees que esta gran manifestante de Amor podría haber sido Victoriosa sobre la cruz o podría haber salido de la tumba? "(Antología de los artículos clásicos II, p.93).

El mejor hombre que pisó el mundo soportó lo peor de las indignidades humanas. La traición y el arresto de Jesús es otro ejemplo de la falta de fiabilidad de los lazos carnales. Jesús es traicionado por uno de sus discípulos. Incluso Pilato parece vacilar en la sentencia. Debe haber parecido extraño que los judíos se volvieran contra un maestro y curador inofensivo con tal maldad (B7, B8).

Todo el mundo soporta cierta experiencia en la vida que no es justa. Pero Jesús recibió el trato más injusto imaginable, coronado por el castigo más cruel. La Sra. Eddy reconoció la extrema injusticia de todo esto, pero vio que no podría haber sido evitada si demostrara la supremacía última de la Verdad sobre el error y la Vida sobre la muerte (C6). Ella rechaza la creencia teológica de que Dios de alguna manera envió a Su Hijo a sufrir por los pecadores (C7). Esta creencia del [que la expiación es un proceso doloroso. Pero en la Ciencia, la expiación implica la destrucción del sufrimiento a través del poder del Amor. La Sra. Eddy podía relacionar algo a través de sus propias experiencias con el dolor de la traición y el malentendido que Jesús sufrió (C9). Ella también tuvo estudiantes que la traicionaron, y ella fue abusada a menudo y mal representada. Sabía que el "odio a la Verdad y al Amor" podría ser muy difícil de soportar.

La Sra. Eddy escribe: "La eficacia de la crucifixión radica en el afecto y la bondad práctica que demostró para la humanidad" (C10). "Eficacia" significa el poder de producir un efecto. Así que la crucifixión causó tanto impacto en la historia porque fue un acto supremo de amor. Como Jesús dijo, "no hay mayor amor que este ..." Jesús estaba mucho más allá de la teología de su tiempo, y para él no era meramente una cuestión teórica. Era su misma razón de ser. La Sra. Eddy escribe que la distancia entre el pensamiento del mundo y el entendimiento de Jesús "trajo sobre él los anatemas de la época" (C11). Un "anatema" era una forma de excomunión que prohibía a todas las iglesias, magistrados y personas privadas tener algo que ver con los condenados. Eso es bastante severo. Jesús pudo haber elegido salvarse a sí mismo, pero él los dejó intentar destruirlo para probar el dominio del Espíritu sobre la carne (C12). Jesús lo hizo para mostrarnos que el Amor está siempre presente y que nada puede separarnos de Dios.

Sección 3: La Tumba- "Un Refugio ..."

A pesar de que, al sentido humano, Jesús había sucumbido a la crucifixión, el no estaba solo. El Libro de Juan dice que dos fariseos que simpatizaban con Jesús se aseguraron de que él recibiera un entierro apropiado, y lo trataron con el respeto y el cuidado que él merecía, del cual fue negado horas antes (B9). Los estudiosos discuten sobre los detalles, algunos dicen que "cien libras de peso" era suficiente mirra y aloe para doscientos cuerpos, pero los detalles no son tan importantes. Lo que cuenta es el hecho de que Jesús fue cuidado.

El salmista se regocijó de que nunca puede estar separado de Dios aunque lo intentara (B10). ["Whither" -una canción de esta cita de los Salmos 139- es una de las favoritas del campamento como se observa en el PS # 1 de W.] Incluso la "noche será luz" para él. A veces también nosotros, parecemos completamente solos y lejos de Dios. Pero siempre hay ayuda a mano, y nunca estamos abandonados.

Nuestro Líder describe maravillosamente la aparentemente desamparada condición de Jesús. No tuvo ayuda humana durante su calvario, pero demostró que las condiciones materiales no pueden afectar al Cristo viviente, ni el odio puede tocarlo (C13). A veces, como muchos de nosotros hemos descubierto, la experiencia más difícil puede proporcionar un espacio para crecer más lejos de lo que nunca antes. La Sra. Eddy dice que la tumba, en realidad proporcionó a Jesús un refugio de sus enemigos. En la tumba Jesús fue separado de la escena humana, pero nunca separado de Dios. Esto es una reminiscencia de los tres días de Jonás en el vientre de la ballena. Considerándolos por sí mismos, los juicios severos son todo menos agradables. A veces nos parece estar despojados de todas las comodidades, y completamente por nuestra cuenta. Pero cuando todo lo material y las comodidades han desaparecido, tenemos la oportunidad de dirigirnos de todo corazón al Espíritu (volviendo una sensación de ser solos a un sentido de ser todo en uno). A veces para el sentido humano, todo parece perdido como lo hizo con los discípulos (C14). De alguna manera, sin embargo, tales veces también sacan el pensamiento de la gente de nosotros, y simplemente nos dan el espacio que necesitamos para crecer. Nuestro Líder sabía que Jesús se elevaba por la copa de amargura que bebía (C15). Toda experiencia dura nos obliga a dejar ir todos los lazos carnales para unirnos más estrechamente a Dios. Antes de que podamos reclamar la victoria, el amor debe triunfar sobre el odio.

Es una ley en la Ciencia Cristiana que el hombre y Dios nunca están separados (C16). Nuestra comprensión de esto abre la puerta a la inmortalidad.

Sección 4: Resurrección-Espiritualización mediante el abandono de creencias materiales

¿Es posible la resurrección? La pregunta de Pablo (B11) se aplica tanto a nuestro tiempo como el suyo. Muchos pueden sentir que la resurrección es imposible y un engaño. Tal acontecimiento, después de todo, indicaría que Jesús de hecho poseía alguna capacidad extraordinaria más allá de la explicación humana. Elevar a otros de entre los muertos es una cosa, y lo suficientemente difícil para que algunos crean. Pero elevarse a sí mismo, eso va más allá de los límites de la credulidad. Pero la narración cristiana se basa en el hecho de que, a pesar de los esfuerzos para matarlo, Jesús se levantó de la tumba.

A lo largo de esta lección hemos visto cómo encontrar la unidad con Dios requiere dejar ir las creencias humanas y los lazos carnales. La experiencia de María en la tumba (B12) es un ejemplo de estar en una etapa de transición. Al principio, se lamenta la pérdida de una persona, su maestro y amigo. Pronto se da cuenta de que lo está buscando en el lugar equivocado. No hay nada en la tumba, y los pensamientos de los ángeles la obligan a buscar otro lugar. Sigue pensando que está buscando un cadáver, ni siquiera reconoce a Jesús, suponiendo que es alguien más. Pero cuando él habla sus ojos se abren. Inmediatamente ella vuelve a sus viejos caminos familiares y llega a abrazarlo. Sin embargo Jesús vuelve su pensamiento a cosas más altas, recordándole que su camino conduce a una salida de la carne.

Mientras tanto, sus discípulos se han apartado de todo por miedo a sus enemigos. Pero su miedo no es suficiente para impedir que su amo llegue a ellos, y darles la paz mencionada anteriormente que supera con creces cualquier cosa que el mundo pueda ofrecer.

Nuestro Líder reitera que Jesús logró su victoria sobre la tumba para la iluminación y salvación del mundo (C17). Incluso después de la resurrección, Jesús continuó enseñando, y dirigió suavemente a sus discípulos hacia las cosas celestiales, lejos de la materia a la unidad con el Espíritu. La resurrección no es simplemente un retorno a, o la resucitación de una forma carnal. Es una "espiritualización del pensamiento" a través de la cual la creencia material cede a la comprensión espiritual (C18). La resurrección era prueba de la victoria de Jesús sobre la carne (C19). Lo que los mortales pensaron o creyeron acerca de la aparente muerte de Jesús no tuvo ningún efecto en la realidad espiritual de la Vida. Jesús apareció a sus estudiantes después de la crucifixión porque estaban listos para verlo, proporcionando pruebas indiscutibles de todo lo que enseñaba. Esto les permitió operar en un nivel superior y por lo tanto, comprender una visión más espiritual del hombre (C20). El poder de Cristo ha hecho rodar la piedra de la separación entre el hombre y la vida eterna. Esto nos muestra que la expiación puede ser realizada (C21).

Sección 5: Ascensión-Salida Final de la Carne

En el contexto, la cita B13 es en realidad después de la ascensión, pero se señala que los estudiantes de Jesús fueron realmente envalentonados después de presenciar la resurrección y la ascensión. Antes de ascender, Jesús los bendice, y luego se separan. Pero esta vez su despedida no es dolorosa. Está llena de alegría porque saben que Jesús no está muerto, sino que está vivo y conscientemente sale de la carne (B14). También tienen esperanzas de volver a verlo. Este hecho, comprensiblemente, fortalece su determinación de continuar la misión de Jesús. Son conscientes de que aunque su amo ya no está con ellos en persona, el Señor siempre está trabajando con ellos para apoyar su predicación y su trabajo de sanación (B15).

Es importante señalar que todos los cristianos están unidos en este esfuerzo de sanación, y todos tenemos la misma oportunidad de llevar adelante la causa (B16).

Jesús nos mostró que la "verdadera esencia de la masculinidad" es espiritual. El cuadro material se desvanece cuando aparece la realidad del Espíritu (C22). La ascensión de Jesús cambió literalmente el mundo. Aunque trataron de destruirlo, sus enemigos fracasaron, e incluso si pensaban que lo habían conseguido, quedó claro que una idea no puede ser asesinada (C23). Es importante señalar que la Sra. Eddy escribe, Jesús venció "todo error" no sólo algo de él (C24). Si esperamos seguir su camino, también nosotros debemos estar "todos adentro". Tenemos que abandonar todos los lazos carnales y encontrar nuestra unidad solo con Dios. Es cierto que esto no es fácil. Junto con "alegrías y triunfos", habrá "dolores y aflicciones" (C25). Tenemos que estar dispuestos a apartarnos de todos los deseos y creencias materiales. Pero recuerda que no todo es "renunciar". Se está poniendo en la espiritualidad y ganando la vida eterna. Es despertar a nuestra inseparabilidad de nuestro Hacedor. El libro de texto nos dice que debemos sacar esto a la luz en nuestra vida cotidiana (C26). El paso final en la expiación es la plena realización de nuestra unidad con Dios (C27).

Sección 6: El Santo Brazo de Dios - Evidencia del Poder de Dios

Isaías implica que aquellos que creen son aquellos que han visto el poder de Dios en acción (B17). Isaías también declara que todas las naciones verán la prueba del poder divino. La imagen de hacer "desnudo" el brazo (B18) se toma de los guerreros que desnudan su brazo para la batalla que les permite golpear con la espada sin gravámenes. A través de nuestra comprensión de nuestra unidad con Dios, sabemos que nos apoyamos completamente en Él y no en nuestra propia fuerza [-como "enrollamos nuestras mangas" para cualquier buen logro]. Comprender la expiación es verdaderamente motivo de alegría (B19). A través de la comprensión de nuestra unidad con Dios, el sufrimiento desaparece y el amor divino gobierna.

Nuestro libro de texto repite: "¡Regocijémonos!" (C28). Al igual que los primeros cristianos, cuando vemos ese poder realizado en la sanidad, no podemos dejar de reconocer que el hombre y Dios son inseparables, y que este es el mismo poder que permitió a Jesús superar la tumba y elevarse por encima del sentido material.

Citación (C30) incluye los últimos tres principios de la Ciencia Cristiana. Enumera todo lo que esta Lección ya ha cubierto: El poder del Amor es eficaz y nos lleva a una plena conciencia de nuestra inseparabilidad con Dios; Sí, somos "salvos" por medio de Cristo. El propósito de la crucifixión no fue simplemente para que Jesús pudiera morir por nosotros y salvarnos del pecado, sino para mostrarnos la "totalidad del Alma ... y la nada de la materia". Y finalmente, tenemos una parte que jugar en la expiación - orar para que la misma unidad consciente que Jesús tenía con Dios, sea puesta en nuestras vidas.

En la Ciencia, que es otra manera de decir, "en realidad", sólo hay una Mente (C31). Siendo éste el caso, es lógico concluir que no hay mentes separadas de la Mente única. Dios es Mente, y el hombre es idea, y todas las ideas están en esa mente e inseparables de ella.

Metaphysical

Let Peace Prevail! Denounce the re-living of dead history... - This lesson is a good roadmap...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page