Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

¡Descubre cómo sanar tal como sanaba Cristo Jesús!

Kerry Jenkins, C.S., House Springs, MO
Posted Monday, February 25th, 2019

¡Descubre cómo sanar tal como sanaba Cristo Jesús!

Kerry Jenkins, CS, House Springs, MO

Publicado el lunes 25 de febrero de 2019

[¡Descubre cómo sanar tal como sanaba Cristo Jesús!]

Ideas de aplicación metafísica para la Lección Bíblica de la Ciencia Cristiana sobre

"Cristo Jesús"

del 25 de febrero al 3 de marzo de 2019

Por Kerry Jenkins CS House Springs MO

Kerry.helen.jenkins@gmail.com (314) 406-0041

Traducción libre de P.Kelly autorizada por W.Huff

Aquí está el Texto Áureo según la traducción (en inglés) NRSV de la Biblia: "La piedra que los constructores rechazaron se ha convertido en la piedra angular". Y "piedra angular" también se puede traducir como "pilar" o “primera piedra” o “concepto básico”. ¿Alguna vez has mirado un viejo edificio de piedra con arcos? La piedra en la parte más alta del arco y que tiene forma de V, es la piedra angular. Esta es la piedra de la que depende la integridad estructural de ese arco. El peso del arco (la presión de los dos pilares del arco) se apoya sobre esa piedra, que es la "clave" para mantener el arco en su lugar, ¡para mantener la funcionalidad del arco!

Esta declaración de Jesús es en realidad una cita del Salmo 118:22. En los días en que se celebraban las grandes festividades israelitas ellos cantaban varios Salmos, incluido este, así que, ¡estoy pensando que esta declaración sería muy familiar para los oyentes de Jesús!

Jesús nos está diciendo aquí, que la pieza integral que necesitamos para vivir y sanar tal como él lo hizo, era y es rechazada por aquellos que viven solo, o incluso principalmente, a nivel material. En lugar de rechazar esta piedra angular de la vida cristiana, descubramos, en esta Lección Bíblica, qué cualidades y hábitos nos ayudan a ver y comprender la verdad que Jesús vino a revelarnos. [Se adjunta como descarga a la versión en línea de este boletín informativo, un poema de Ken Cooper titulado "Jesus Our Foundation Strong" basado en el Texto Áureo y la lección de esta semana. Puede encontrar una versión narrada del poema en Ken Cooper Poetry You Tube https://youtu.be/9C5UYkSD_Yg ]

De entrada, Isaías nos pregunta, en la Lectura alternada, quién ha creído nuestra narración – la narración de la bondad de Dios, y además ¿a quién se hace visible el poder de Dios? Y luego proporciona varias respuestas a lo largo de la Lectura alternada. Los "afligidos y menesterosos" -- tanto literal como figurativamente -- son aquellos que están desesperados, hambrientos por consuelo, paz, salud, alegría, etc.

¿Por qué estas personas son aquellas a quienes Dios se revela más fácilmente? Bien, son aquellas a las cuales la materia no les ha podido satisfacer sus necesidades. Ellos han renunciado a las soluciones materiales y están buscando en algún otro lugar. Entonces, podrías decir que su "puerta" está abierta al mensaje de consuelo de Dios: al Cristo.

Aprenderemos más adelante en esta lección, algunas otras cualidades que nos ayudan a ver al Cristo en acción. Juntos, nuestro Texto Áureo y Lectura alternada de esta semana nos están preparando para comprender mejor que no somos "extranjeros " o "advenedizos" para Cristo, sino que, en realidad, somos realmente parte de la "familia" misma de Dios. Los profetas y apóstoles que tenemos ante nosotros constituyen un fundamento rico, fuerte, poderoso y sanador, cuya piedra angular es Jesucristo mismo -- su vida y su ejemplo.

Sección 1: El Cristo eterno está salvando al mundo hoy, no menos que cuando Jesús estuvo aquí. La pregunta es, ¿estamos viendo esta actividad del Cristo, o la rechazamos?

La eternidad de Cristo, "la santidad que lo animaba" a Jesús, está aquí animándonos a nosotros -- trayéndonos vida, propósito, entendimiento, poder -- hoy. (C3) Una vez más, Jesús está citando el Antiguo Testamento cuando habla a los que estaban en el templo, en la cita B2. Él está leyendo palabras proféticas y se revela a sí mismo como el objeto de esa profecía. ¿Alguna vez has escuchado el dicho de que "la familiaridad genera desprecio"? Este es un ejemplo de eso. Jesús está predicando en su ciudad natal de Nazaret. Ellos lo conocían como el hijo del carpintero, lo habían visto crecer y jugar con otros niños. ¿Cómo era posible que él fuese el salvador de Israel, el mismo que estaba profetizado en los escritos de Isaías?

¿Hay hoy algo del Cristo que nosotros rechazamos, o hay algo a lo cual estamos ciegos, simplemente porque pensamos que es demasiado insignificante, familiar, improbable, que ni valga la pena tomar nota? Cuando somos llamados cada día a "amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos" y trabajamos como locos para expresar ese amor, incluso cuando queremos reaccionar ante algo cruel que dijo nuestro hermano o hermana, madre, padre, esposo, esposa o amigo ... eso es una oportunidad para aceptar el llamamiento simple y poderoso para que el Cristo se haga visible.

Podemos tomar posesión del poder que Cristo nos ofrece para controlar nuestro temperamento, para vencer nuestra impaciencia, para aceptar la salvación y la paz que Cristo Jesús mostró que era nuestra por parte de Dios. Jesús se refiere a sí mismo como la "luz" en la cita B3, y Mary Baker Eddy nos dice que "el mundo", o sea, el sentido material, ni siquiera reconoció su justicia, porque el mundo, el sentido material, no puede ver al Cristo. ¡Está ciego a esta luz! (C4)

Hoy mismo presencié un ejemplo de cómo el espíritu de Cristo puede superar la ceguera de la ira y la frustración. Mis hijos tienden hacia el lado alto en la escala de las emociones volcánicas, si existe tal cosa. Mayormente están llenos de amor, dulzura, tonterías divertidas y alegría. Pero también parecen luchar con profundos bajones, y uno, especialmente, con un temperamento volátil. Hemos estado trabajando diariamente para ver no solo que esto es algo que no es una parte verdadera de su carácter, sino también que, con autogobierno o autocontrol, (que Mary Baker Eddy describe como gobierno de Dios, en Ciencia y Salud p.105:9), él puede encontrar libertad genuina y paz en sus días, sin importar qué pensamientos materialmente agresivos llamen a la puerta de su conciencia.

Nuestra quinta sección de esta semana nos dice más acerca de cómo los elementos destructivos del sentido material pueden tratar de convencernos de que el Cristo ya no está más, que el poder de sanar, y de experimentar la disciplina del gobierno de Dios y la paz y armonía que vienen con él, son cosa del pasado. Pero un pequeño ejemplo para mi hijo no nos pasó desapercibido hoy. Estaba terriblemente molesto por varios eventos de esta mañana. Nos sentamos juntos y oramos (para nosotros, esto podría significar que lo abrace estrechamente, cierre los ojos y que pensemos en voz alta sobre cómo el reino del Amor es a lo único a lo que debemos prestar atención).

No necesitamos sentir preocupación o estrés, ni responder a la impaciencia o rudeza de los demás. Vivimos en el reino del Amor, en armonía con Cristo. Tenemos la capacidad de vivir en esa armonía divina sin importar lo que intente llamar nuestra atención. Él fue capaz de calmarse, detener las lágrimas, y luego siguió con una exigente práctica de violín junto a uno de sus hermanos. Este tipo de práctica de conjunto suele ser un caldo de cultivo para la ira y la frustración. ¡Pero no hoy! Incluso cuando la cosa se puso difícil, él mostró, a través de su persistente calma, que el Cristo estaba presente y activo en nuestra cocina. No rechazamos esta oportunidad aparentemente "pequeña y familiar" para dar testimonio de la presencia de Cristo. ¡Y el resto de su exigente día ha transcurrido en paz y productividad!

Sección 2: ¿Cuál es la oración que sana?

En esta sección tenemos la narración, en la cita B7, en la cual Jesús sana al niño epiléptico. Los discípulos le preguntan por qué ellos no pudieron curar al niño; y entre Jesús y Mary Baker Eddy se nos dan varios ingredientes que contribuyen a la curación y responden la pregunta de los discípulos. Jesús nos dice, en la cita B6, que debemos: 1. negarnos a nosotros mismos 2. tomar nuestra cruz y 3. seguirlo.

También él dice que el tipo de enfermedad que fue sanada aquí tenía que sanarse con "oración y ayuno". (B7) ¿Qué significa eso para nosotros hoy? Bueno, la oración en la Ciencia Cristiana, el tipo de oración que Jesús empleó, es una oración que reconoce la totalidad, la bondad, la omnipotencia, de Dios. Y la parte sobre el ayuno nos dice que el sentido material se interpone en el camino para impedirnos ver este poder en acción. Así que, básicamente, necesitamos superar nuestro sentido material con nuestro sentido de la presencia y el poder del Cristo.

Mary Baker Eddy nos dice que algunos de los ingredientes de esta curación son: "...una fe absoluta en que todas las cosas son posibles para Dios", "una comprensión espiritual de Él", "un amor abnegado" -- ¡todos ellos ingredientes esenciales del poder sanador de Cristo Jesús! (C10)

En la cita C11, ella también nos dice que al usar "argumentos verídicos" y "especialmente por el espíritu de Verdad y Amor que [nosotros] [abriguemos]" podemos sanar como Cristo Jesús. Me pregunto si estos no son los mismos requisitos que Jesús estableció para sus discípulos y seguidores de hoy.

Negarse a sí mismo y el "amor desinteresado" ciertamente se correlacionan. Si "tomamos la cruz" estamos aceptando el desafío que se nos presenta y argumentando, con comprensión, la verdad, de que no hay poder en esa cruz para dañar, matar, enfermar, entristecer, etc. ("todas las cosas son posibles para Dios"). ¿Y no estamos siguiendo a Cristo Jesús más de cerca cuando estamos consciente y consistentemente manifestando "el espíritu de Verdad y Amor"? (C11)

¿Todo esto parece demasiado complicado? Estamos sanando porque las leyes de Dios apoyan la armonía, la salud, la alegría, la actividad, la inteligencia. Si estuviéramos trabajando contra Dios, no podríamos hacer estas cosas. Jesús nos estaba revelando que, de hecho, Dios nos creó para ser seres armoniosos. ¡Su punto de vista de Dios y del hombre fue demostrado al sanar a multitudes!

Hay ingredientes simples adicionales en esta lección que nos ayudan a descubrir cómo demostrar este poderoso amor sanador que Cristo Jesús ilustró. Pero para esta sección, pensémoslo simplemente como:

1. negar nuestro falso sentido de identidad material (negarse a sí mismo),

2. acercarse voluntariamente, con gratitud y alegría, a cada desafío que surge, sabiendo que no proviene del Amor. Estamos dispuestos a ver el desafío / la cruz como una oportunidad para conocer más sobre el poder de Dios, ¡y eso no es otra cosa que una alegre oportunidad!

Y 3. siguiendo a Jesús -- conscientemente "[abrigando] el espíritu de Verdad y Amor". Esta conciencia elimina efectivamente la mentira de cualquier desafío que se nos presente.

Sección 3: Para progresar y sanar, sé ingenuo como un niño.

Creo que la curación depende del progreso. Si estamos avanzando espiritualmente, la conciencia está siendo elevada, va entendiendo más acerca de Dios; y al poner en acción esta nueva comprensión, encontramos curación. Los niños son hermosos ejemplos de progreso en acción. Hagamos una lista de algunas cualidades infantiles: mansedumbre y humildad (ningún fuerte sentido de personalidad o falso yo), inocencia, entusiasmo y alegría por cada nuevo día / actividad, curiosidad, apertura mental, rapidez para perdonar y olvidar, expectativa del bien ... estas son solo algunas de las muchas cualidades que estoy segura que tú puedes pensar. ¿Por qué estas cualidades son tan útiles en la curación?

Porque están listas para la lozanía de la Verdad, sin la carga de ninguna acumulación de terribles creencias materiales.

Mary Baker Eddy describe la edad casi con humor como "... vacilando entre dos opiniones o batallando contra falsas creencias ..." (C14) Vacilando y batallando: ¡estos no son términos relacionados a la felicidad! ¿Podemos quizás pensar en términos de saltar y brincar con alegría cuando se nos presenta la tentación de "vacilar" entre las opiniones humanas (de las cuales nos dice MBE que no son espirituales p.192:7 de Ciencia y Salud)?

¿Por qué deberíamos detenernos o vacilar por algo que ni siquiera es espiritual, y no es de Dios? ¡No debemos permitir que las opiniones materiales sean obstáculos para nuestro alegre y espiritual progreso en la curación! Estas opiniones pueden ser dogmas religiosos o credos que no tienen nada que ver con la Ciencia Cristiana, sino más bien mucho que ver con nuestras opiniones de la Ciencia Cristiana.

Encuentro útil ir directamente a los escritos de Mary Baker Eddy para determinar si lo que estamos pensando es en realidad Ciencia Cristiana, o simplemente una opinión humana. Y "batallando" ... a veces sentimos que estamos "batallando contra falsas creencias". ¿Podemos adoptar una postura semejante a la de un niño para poner fin a esa "batalla"? La mayoría de las curaciones vienen cuando, finalmente, reconocemos la irrealidad de la creencia material. ¿Qué queda por combatir cuando vemos que el "enemigo" es irreal?

La creencia material siempre argumentará que estamos limitados en nuestras opciones, que el bien es limitado, a veces presente, otras ausente. En un continuo deseo de ver más alegre amor y armonía en mi ajetreada vida – que incluye la práctica y la educación en casa de los niños -- descubrí que cuando dejé de ir en círculos y de “batallar” con la falsa creencia de que simplemente no había tiempo suficiente, y me involucré en un pensamiento genuino, semejante al de un niño, y abierto a todas las posibilidades, ¡yo encontré una manera de traer una hora y media más a mi día! ¡Eso es realmente un montón! La carga y el estrés que había estado albergando se fueron cuando pude detener la batalla con la mentira y articular de una manera verdaderamente semejante a un niño, lo que necesitaba.

Mi esposo, que es un dedicado estudiante de la Ciencia Cristiana (¡y un gran ejemplo de ser semejante a un niño!), fue quien ideó una solución simple que abrió ese espacio en mi día, hace casi un año de esto. Esto ha sido un diario cambio de juego para mí y para mi familia. Hay muchas maneras en que este progreso continúa en nuestra familia, pero esto se logra mediante esa "disposición de llegar a ser como un niño y dejar lo viejo por lo nuevo ..." ¡esto es lo que nos da estos pensamientos "avanzados" de parte de Dios! (C16)

Sección 4: "Mantener perpetuamente” la sanación de Cristo.

La única manera en que realmente podemos aferrarnos a algo es entenderlo y amarlo. Mary Baker Eddy dice en la cita C18 que la razón por la cual los "70" que Jesús designó en la cita B13 no se mencionan de nuevo en la Biblia es porque "... nunca comprendieron verdaderamente la instrucción de su Maestro". La implicancia es entonces que, si entendemos lo que el Maestro cristiano nos está instruyendo de hacer, nunca podremos dejar de ser activos sanadores. Hacemos esto no por obligación, deber, dogma o credo – ni tampoco por un sentido de ganar una recompensa, sino a causa del amor y la alegría por hacer este tipo de trabajo. Esto es cierto en cualquier área de la vida. Si nos alegramos en nuestra vida cotidiana, siguiendo el ejemplo de Jesús lo mejor que podemos, entonces estamos trayendo el toque sanador del Cristo a todo lo que hacemos.

Una y otra vez en la Biblia tenemos ejemplos de personas que experimentan ejemplos asombrosos y maravillosos del cuidado del Amor, y luego experimentan dudas, algunas veces retornando al trabajo rutinario, a veces vagando por cuarenta años como lo hicieron los Hijos de Israel. Experimentaron, de primera mano, el poder y el amor de Dios en el Mar Rojo, con el maná cayendo del cielo, agua saliendo de una roca ... ¡y aun así carecían de un entendimiento más profundo de Dios, incluso cuando les fueron dados los Diez Mandamientos por parte de Moisés!

Elías fue testigo de la respuesta de Dios a su llamado al fuego, cuando estaba tratando de demostrar la realidad de Dios a los profetas de Baal (1Reyes, capítulo 18) -- ¡y luego vagó por el desierto y le pidió a Dios que le quitara la vida! (Él, por supuesto, se recuperó y continuó con más, mayores obras cristianas -- ¡cuando adquirió un verdadero entendimiento de Dios en la cueva en el desierto!) (1 Reyes 19) La diferencia en estos ejemplos puede estar en la disposición de Elías de indagar y profundizar en la demostración de la naturaleza de Dios. Él sanó a muchas personas con su comprensión y con el amor de Dios.

En la cita C20, Mary Baker Eddy nos dice que la curación por el Cristo está más allá de "las frágiles ... creencias humanas" y que está por encima del credo, las reglas y las leyes y tradiciones religiosas. Hay algo más del Amor en el hecho de alcanzar y sanar con el Cristo, que revela la verdad de la naturaleza de Dios y del hombre. Debemos regocijarnos con nuestra verdadera identidad y demostrarla para seguir continuamente a Cristo Jesús. ¿No es esto lo que Jesús ordena en la cita B13 cuando dice que se regocijen no porque "... los espíritus se os sujetan, sino que regocijaos de que vuestros nombres [su verdadero yo, su identidad semejante a Dios] están escritos en los cielos."? Nuestra verdadera naturaleza está a salvo, es completa, segura, en el reino de Dios. Ese conocimiento es el fundamento de la curación.

Sección 5: No te sientas consternado / "preocupado" por el caos y la destrucción de la materia.

Parte de aprender a sanar como enseñó Cristo Jesús es reconocer que la materia y el sentido material no nos están contando la verdadera historia. Incluso mencioné el encuentro en el capítulo 19 de 1 Reyes, donde Elías ve el "viento, el terremoto, y el fuego" y encuentra que Dios no se encuentra en ninguno de estos elementos destructivos.

Algunas de las cosas que Mary Baker Eddy (MBE) nos insta a hacer en esta sección, para avanzar hacia una mejor curación semejante a la del Cristo, incluyen: rechazar la creencia material (el feo caos de la materia), dejar que la Ciencia triunfe sobre la creencia material, reconocer la Ciencia de Cristo (amando a nuestro prójimo como a nosotros mismos), y darnos cuenta de la omnipotencia de Dios. Estos pasos ciertamente se superponen con los de las secciones anteriores de esta lección.

Realmente no hay aquí una opción acerca de cómo vivir, o si "ser" o no un científico cristiano.

Se trata de la Verdad que permanece cuando la materia se desmorona a nuestro alrededor. Es por eso que Cristo Jesús continúa hoy como una luz para la humanidad, un modelo para la acción y la demostración más de dos mil años después. Jesús estableció el ejemplo de cómo responder en los momentos más oscuros y destructivos de la vida. Su humilde deseo de hacer la voluntad de Dios provocó su resurrección y eventual ascensión. Podemos invocar al Cristo para que nos ayude a responder con el mismo coraje frente a la fealdad de la materia. Como dice Mary Baker Eddy en la cita C27 "Las promesas serán cumplidas".

Sección 6: Cristo es el mismo por toda la eternidad.

Jesús el hombre puede no estar aquí. Pero el Cristo que él encarnó continúa sanando activamente hoy. Su presencia hizo que muchos le siguieran, y las multitudes se curaran. No hay una menor presencia de este poder para sanar hoy, en el Cristo vivo y eterno. ¿Qué nos impediría – que haría que nosotros rechazáramos -- este amor poderoso y sanador hoy?

En la cita B17, Jesús explica que él es "el camino, la verdad y la vida", y promete que nosotros haremos obras aún mayores. Extirpemos el temor y cualquier creencia "adulta" asediada o en guerra, y aceptemos como niños pequeños el poder y la gracia que Jesús mostró que nos han sido otorgados por toda la eternidad. Él reveló que somos una obra de Dios, del Amor. Somos seres valiosos, espirituales, que el Cristo revela como ya completos, sanos y alegres. Los argumentos caóticos y angustiantes de la materia son impotentes contra la omnipotencia de Dios.

No solo tenemos el ejemplo que Cristo Jesús nos dio, sino que también tenemos los escritos de Mary Baker Eddy que profundizan nuestra comprensión espiritual de su trabajo.

Nuestra devoción activa y nuestro amor por seguir el ejemplo de Cristo traen luz y curación al mundo.

El ejemplo de Cristo Jesús, su vida, es la piedra angular de nuestra demostración de sanidad y amor en el día presente. Podemos apoyarnos en esa piedra, ella no nos fallará.

Metaphysical

Application Ideas for "Soul and Body" -
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page