Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

Haz una pausa y Escucha

Craig L. Ghislin, C.S., Glen Ellyn (Bartlett), IL
Posted Monday, January 13th, 2020

Haz una pausa y Escucha. Considera estar en tierra santa y sigue los pasos de "Vida"

Ideas de aplicación para la lección: "Vida"

del 13-19 de enero de 2020

Por Craig L. Ghislin, C.S.

Glen Ellyn, IL (Bartlett)

craig.ghislincs@icloud.com / (630) 830-8683

Traducción libre por Lidya Sanchez autorizada por Warren Huff

¿Cuánto tiempo podemos sobrevivir sin agua? La mayoría de las estimaciones se encuentran entre 72 y 100 horas. ¿Cuánto tiempo crees que puedes pasar sin Dios? ¿Adivina qué? Ni siquiera existirías sin Dios porque Dios es tu Vida.

Cada vez que pienso en esta pregunta, una cosa viene a mi mente. Cuando estaba en la universidad y estudiando teatro, las audiciones para todas las producciones para el próximo semestre tenían lugar durante una semana. Teniamos que presentar todo y luego estar listos para recibir la llamada de regreso. Fue un momento intenso y estaba totalmente enfocado en las audiciones. El cuarto día, me di cuenta de que me había olvidado por completo de leer la Lección Sermón durante toda la semana, y sentí un vacío distinto que se apoderó de mí.

Volví a los libros y, cuando los abrí, las páginas familiares me calentaron el alma como si volviera a casa y me sentara en mi sillón favorito. Fue un sentimiento palpable que nunca olvidaré. No estoy sugiriendo que ritualicemos el estudio de la Lección, pero sugiero que hacer una pausa consciente para pasar tiempo con Dios trae resultados tangibles.

A lo largo de la Lección de esta semana, vemos la necesidad de ir más allá en nuestra comprensión de Dios. El Dios del que habla el salmista en el Texto Aureo no es un ídolo tribal que necesita aplacarse para que Él o Ella nos ayuden. El Dios de Israel es el Dios viviente, el autor, el dador y el mantenedor de toda la creación que es la Vida misma.

Ahora podríamos pensar que esta visión de Dios estaba grabada uniformemente en la psique religiosa y la práctica de los antiguos israelitas, pero esa es una visión bastante romántica. La Biblia muestra claramente que los israelitas a menudo se encontraban luchando por entender a Dios. En la Lectura Alternada, Jeremías nos dice que el Dios de Israel es "el único Dios verdadero". Suena seguro y lo suficientemente simple. Sin embargo, los siguientes pasajes de Hechos, en los que Pablo se dirige a la población pagana, hacen parecer que los atenienses eran los únicos que necesitaban una comprensión más profunda de Dios.

Sabiendo que una amplia gama de personas leen estos Mets, investigué qué piensan los eruditos modernos sobre la antigua religión israelita. Encontré un artículo interesante que puedes leer por ti mismo en esta URL: . LA DEIDAD QUE ERA ADORADA, USUALMENTE YAHWEH, ESTABA ENTENDIDO SER Y ESTAR PRESENTE FÍSICAMENTE EN EL TEMPLO, TENER UN CUERPO Y SER UN DIOS PERSONAL CON EMOCIONES Y PODER DE VOLUNTAD.

Reconozco que algunas personas temen que la erudición desacredite la Biblia, pero nunca necesitamos la erudición del miedo. Este artículo explica que hubo un momento en que incluso los israelitas creían que Dios ocupó el templo. En lugar de destrozar mi visión de los antiguos israelitas, me maravilla que, a pesar de la confluencia y la coexistencia de diferentes pensamientos religiosos a lo largo de la historia, el hilo de oro puro, la comprensión espiritual de un solo Dios, todavía se tejió a través de los siglos para ser recuperada descubierta y explicada a través de la Ciencia Cristiana.

Los comentaristas de la época de la Sra. Eddy explican que los paganos de Atenas traerían varias ofrendas de comida al templo y las dejarían en el altar para que los dioses las consumieran. Esto nos parece algo ridículo ahora, y Pablo explicó a los atenienses que el Creador de todo lo que existe ciertamente no dependía de Su creación para nada. Más bien al revés, dependemos totalmente de Él. Que, en lugar de que Dios viva en templos, de hecho, vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser en Él.

Como comentarista y pastor moderno, Mark Dunagan compara creer que Dios vive en templos con la noción moderna de que Dios necesita que los creyentes sean relevantes. Comienza citando al anglicano John Stott (1921-2011):

Cualquier intento de domesticar a Dios, de reducirlo al nivel de una mascota doméstica que depende de nosotros para su alimentación y refugio, es nuevamente una reversión ridícula de roles "(Stott p. 285). Sin embargo, muchos en nuestra sociedad, y algunos dentro la iglesia, tratan a Dios como si la relevancia de Dios dependiera de nuestra fidelidad ... Con o sin mi creencia en Él, Dios continuará existiendo ... "Al ver que Él mismo da a todos vida, y aliento y todas las cosas". una razón por la cual Dios es eterno. Él es completamente auto suficiente y auto existente. La existencia de Dios es completamente independiente. No depende de nada ni de nadie para su existencia, significado o felicidad ...

La pregunta para nosotros es: ¿hasta dónde vamos en nuestra búsqueda de comprensión? ¿Nos contentamos simplemente con hablar de Dios? ¿O realmente queremos ser tocados por Él? Al buscar al Señor, Pablo usa la frase: “palpando, puedan hallarle, aunque ciertamente no esta lejos de cada uno de nosotros". Según Strong, la palabra traducida como tal "denota una inferencia más o menos decisiva". Así que Pablo decía que Dios nos hizo de una sola sangre, por lo que todos tendríamos la misma esperanza de encontrarlo. "Palpar" significa verificar por contacto, buscar. ¿Cuánto tiempo pasas realmente “palpando sintiendo", comprometiéndote realmente con Dios?

Sección 1: Darse la vuelta para ver

Por extraño que parezca, se creía en la antigüedad que ningún hombre podría comprometerse directamente con Dios y sobrevivir a la experiencia. Entonces, ¡Dios hablando con Moisés en medio del fuego no fue solo trascendental por su propia cuenta, sino porque realmente vivió para contarlo! (B1).

Una cita más completa del encuentro de Moisés con Dios y la zarza ardiente se proporciona en la cita B2. Vamos a descomprimir este evento fundamental. Moisés sigue haciendo lo suyo. Había sido un príncipe de Egipto, pero había renunciado a eso y huyó de la corte después de asesinar a un egipcio por golpear a un esclavo hebreo. Había estado fuera durante cuarenta años criando una familia y cuidando ovejas, pero luego sucedió algo fuera de lo común. Vio el arbusto, ardiendo pero no consumido. Los expositores han dicho que si él hubiera ignorado la zarza, Dios probablemente no le habría hablado.

Algunos sienten que la zarza ardiente es un símbolo de nuestra verdadera naturaleza ardiendo dentro de nosotros. Creo que la mayoría de nosotros podría echar un vistazo si nos topamos con un arbusto en llamas, pero ¿qué pasa con la llama de nuestra verdadera naturaleza que arde dentro de nosotros? ¿Estamos volviéndonos y haciendo una pausa para escuchar la voz interior de Dios? Cuando Moisés se volvió para ver, se le ordenó quitarse los zapatos porque estaba en tierra santa. La vida de Moisés tomó un giro radical como resultado de este encuentro. Naturalmente, quería saber la fuente de esta importante nueva tarea. Recibió la respuesta, "YO SOY EL QUE SOY". Aunque no está en la Lección, Moisés protesta por su inadecuación para el trabajo. Pero sabiendo que Dios es el único YO SOY, Moisés comienza un viaje de auto descubrimiento que conduce a la liberación de su pueblo de la esclavitud. ¿Qué podría estar pidiendo tu "zarza ardiente"?

Sea lo que sea, se sentirá mucho mejor equipado si comienza su viaje al darse cuenta de que su Vida es Dios (C1). Creemos que tenemos vidas separadas de Dios y, por lo tanto, a menudo estamos llenos de dudas o de exceso de confianza. Nuestras habilidades humanas van y vienen, pero la Vida que es Dios es eterna. Cuando decimos "yo" debemos recordar que en realidad solo hay un "yo", y ese es Dios. Nuestra verdadera identidad está en él. Es por eso que Pablo podría decir, vivimos, nos movemos y tenemos nuestro ser en Él. Esta verdadera identidad no se puede borrar (C2).

Muchas prácticas espirituales, antiguas y modernas, consideran que Dios está dentro de la creación. Pero Mary Baker Eddy revirtió esa noción. La vida es Dios, Espíritu, y ella escribe: "La Vida no está más limitada a las formas que la reflejan de lo que la sustancia lo está en su sombra" (C3). Este es un punto clave. Dios no está "en" nada. La creación está en él. El hombre es el reflejo de Dios, no un conducto para él.

También es importante entender que la Vida (Dios) no tiene principio ni fin. La Vida no es embrionaria, es infinita (C4). Sabiendo que Dios hizo, "todo lo que se hizo" (CS5) es un gran paso hacia la realización de nuestra verdadera naturaleza que arde dentro de nosotros. A su vez, esa conciencia revela nuestra convivencia con Dios, el hombre y el universo espiritual coexisten con Dios.

Sección 2: Caminando por el camino largo

El conocimiento de nuestra convivencia con Dios es una luz brillante que nos lleva fuera de la oscuridad de la angustia, el miedo, la confusión, la tristeza y el peligro (B3). Con Dios, nada puede hacer que el salmista tenga miedo. Pero él reconoce que si no fuera por su reconocimiento de Dios, se habría desmayado bajo la presión.

A veces, aunque preferimos tomar la ruta más corta para llegar a donde vamos, y aún así, lleva más tiempo de lo que esperábamos. Muy pocos de nosotros somos pacientes con Dios cuando se trata de ver cómo se desarrollan nuestras vidas. Nuestra cultura occidental moderna exige gratificación instantánea la mayor parte del tiempo. Pero en el crecimiento espiritual, las cosas pueden tomar tiempo. La historia de los hijos de Israel en el desierto es una lección objetiva para nosotros.

En lugar de dirigirse directamente a la tierra prometida, Dios los envió por el desierto del Mar Rojo (B4). En el camino, los hijos de Israel no fueron exactamente cooperativos. Se quejaron mucho. Incluso lamentaron salir de Egipto, diciendo: "al menos allí fuimos alimentados". A pesar de su ingratitud, Dios los guió por una columna de nube durante el día y por una columna de fuego por la noche. ¿Alguna vez te has quejado de que las cosas se mueven demasiado lento?

El fundador metodista John Wesley (1703-1791) nos da algunas ideas de por qué los hijos de Israel estaban mejor tomando el camino más largo. Señala que el camino que tomaron condujo a la desaparición de los egipcios; Antes de lidiar con sus enemigos, los israelitas necesitaban resolver sus propias diferencias y estar bien con Dios; necesitaban recibir los mandamientos; ellos necesitaban sellar su pacto con Dios. Todas estas cosas se hicieron mejor en la soledad del desierto que en las rutas principales. Finalmente, Wesley señala que cuando salieron de Egipto por primera vez no estaban listos para enfrentar a los filisteos que eran guerreros formidables.

Tómese un tiempo para reflexionar sobre los retrasos que ha tenido en su propia experiencia. ¿Cómo ve ahora que los retrasos fueron necesarios para aprender lecciones que hicieron su viaje más profundo y fructífero?

Uno de los mayores desafíos iniciales que enfrentaron los israelitas fue el Mar Rojo (B5). ¿En qué "Mar Rojo" te has encontrado en tu viaje? La historia nos da una pista sobre cómo superar los obstáculos del "Mar Rojo". Note que primero, Moisés ordenó a la gente: "no temas, quédate quieto y ve la salvación del Señor". Superar el miedo y detenernos de nuestros esfuerzos humanos, tanto práctica como en oración, y solo escuchar es un elemento importante para superar lo que parece ser retos imposibles

Después de detenerse, Dios le dice a Moisés: "¿Por qué clamas a mí? ... Di a los hijos de Israel que marchen". Esto me recuerda el consejo de nuestra Líder: “Al contemplar las infinitas tareas de la verdad, hacemos una pausa, esperamos en Dios. Luego avanzamos, hasta que el pensamiento ilimitado se adelanta extasiado, y a la concepción sin confines le son dadas alas para alcanzar la gloria divina” (CS 323: 9)

La gente a veces tiene la impresión errónea de que "golpear una pared" en nuestro viaje es una señal de Dios para darse por vencido. Eso no podría estar más lejos de la verdad. Cada profeta en la Biblia golpeó múltiples paredes en sus viajes. Incluso Cristo Jesús.

Lo mismo ocurre con todas las personas que se han esforzado por lograr algo que valga la pena, tanto secular como religiosamente, incluida Mary Baker Eddy. Si se hubiera dado por vencida durante cualquiera de los múltiples desafíos feroces que enfrentó, no estaría leyendo este Met hoy. Nuestro libro de texto reconoce que el camino puede ser oscuro, pero la Vida y el Amor divinos iluminan el camino hacia la victoria (C6). Mary Baker Eddy es nuestra Moisés moderna que, a través de su descubrimiento de la Ciencia del Cristianismo, nos muestra cómo superar los obstáculos que enfrentamos. Todos estamos atravesando el Mar Rojo en un momento u otro, y las enseñanzas de la Ciencia Cristiana iluminan el camino (C7).

Tenga en cuenta que esto no es simplemente un deseo o un pensamiento positivo. Nuestra confianza para avanzar está en Dios, "la ÚNICA Vida, sustancia, Espíritu o Alma, la ÚNICA inteligencia del universo, incluyendo el hombre" (C8).

Sección 3: ¿Qué hemos aprendido a través de esto?

Como señaló Wesley, durante su tiempo en el desierto, a los israelitas se les dieron los Diez Mandamientos. Esta es la ley que Dios les dio que guía el camino a la Vida (B6, 7). Además, los hijos de Israel tuvieron que aprender de la experiencia difícil para contar solo con Dios en cada aspecto de sus vidas (B8). Durante más de cuatrocientos años, los israelitas fueron esclavos. Sin duda sufrieron condiciones deplorables. No tenían tiempo libre. Sin embargo, se acostumbraron en el sentido de que se habían vuelto dependientes de los egipcios para las provisiones diarias. Habían olvidado cómo confiar en Dios.

La Escritura dice que necesitaban ser humillados, probados y aprender "lo que había en [su] corazón" si querían "guardar sus mandamientos o no". Matthew Poole (1624-1679) aclara que tenían que descubrir la “Infidelidad, inconstancia, hipocresía, traición, rebelión y perversidad, que yacían escondidas en [su] corazón”. Durante su tiempo en el desierto, aprendieron a confiar en Dios para cada necesidad y a seguir Sus mandamientos. La recompensa fue encontrar una buena tierra, que fluye con aguas vivas, una abundancia de alimentos, sin escasez. El salmista lo resume cuando nos aconseja "confía en el Señor y haz el bien ..." (B9).

Nuestro libro de texto reitera que Dios sostiene al hombre (CS10). Dios alimenta y viste toda su creación (CS11). ¿Puedes pensar en alguna experiencia en el desierto (soledad, duda, tinieblas) que hayas tenido? O quizás todavía puedes estar en una. ¿Qué te obligan a aprender sobre tu relación con Dios? Ciencia y Salud dice; La comprensión de que la Vida es Dios, el Espíritu, prolonga nuestros días fortaleciendo nuestra confianza en la "realidad imperecedera de la Vida, su omnipotencia e inmortalidad” (C12). Cuando comprendamos nuestro verdadero ser, veremos que la vida no es finita ni material. La creencia material de la vida será destruida, y reconoceremos a Dios como bien universal (CS13).

Lo que tenemos que darnos cuenta es que no somos seres materiales por nuestra cuenta, tratando de encontrar una manera de entender a Dios para mejorar nuestras vidas. No somos mortales en absoluto. La razón por la que sufrimos una experiencia difícil no es porque Dios nos está enseñando una lección a los “mortales”. Sufrimos una experiencia dura porque aceptamos ser mortales. La existencia mortal es una creencia aparte de Dios, y nuestros problemas surgen de creer que estamos separados de Él. En verdad, somos la expresión de Dios. El libro de texto dice que somos "emanaciones" de Dios (C14). Como tal, somos inseparables de Él.

Sección 4: El espíritu de la ley

Como los hijos de Israel necesitaban aprender a ser obedientes a los Mandamientos antes de estar listos para la Tierra Prometida, también debemos ir un paso más allá de los Mandamientos para encontrar la vida eterna. Moisés dio la ley, "pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo" (B10). Strong define la gracia como "la influencia divina sobre el corazón y su reflejo en la vida". Eso significa que debemos encarnar el espíritu de los mandamientos para obedecerlos completamente.

Jesús no descartó la ley sino que la cumplió (B12). La ley era "de rigor, condena y muerte" (Adam Clarke c1760-1832) e incluía muchos ritos y ceremonias. Fue muy pesado en las reglas como dispositivos mecánicos para mantener a las personas en línea. Jesús adelantó el significado de la regla para incluir vigilar nuestro pensamiento y nuestros corazones, en lugar de solo controlar el comportamiento. Según el sitio web la regla significa enderezar o guiar en línea directa. Algunos han comparado esto con el uso de un enrejado para cultivar vides hacia arriba en lugar de a lo largo del suelo. El simbolismo es claro: la esencia espiritual de una regla es dirigir nuestros pensamientos y actos de manera ordenada hacia arriba y lejos de la tierra.

Jesús trajo la ley a la vida. El cuerpo de la ley sin la gracia de Cristo está muerto. El Mandamiento decía: "No matarás". Jesús prácticamente dijo: "Ni siquiera te enfades sin causa, y observa lo que dices y lo que piensas". Extendió el espíritu del Mandamiento para incluir el abstenerse del odio, porque odiar lleva al asesinato. El asesinato es la manifestación externa del problema interno del odio. Las palabras del profeta resumen el punto: "Busca el bien y no el mal para que puedas vivir" (B13).

Nuestro libro de texto subraya la enseñanza de Jesús de la ley superior del amor, "que bendice incluso a los que la maldicen" (CS15). “El camino recto y angosto”, en otras palabras, la regla que nos guía hacia el cielo, conduce a la vida (CS16). El instinto humano es resolver los problemas por la fuerza, pero eso no tiene poder. Tampoco hay vida en él(C17). El camino hacia la vida eterna es realmente muy simple: apartarse del pecado, perder de vista el yo mortal para encontrar el Cristo, el hombre verdadero y su relación con Dios y para reconocer la filiación divina (CS18). Por supuesto, siempre es más fácil seguir una regla si comprende el "por qué" detrás de ella. Es porque todos los hombres tienen una sola Mente. Siendo ese el caso, el conflicto y la violencia no tienen motivos para ser consentidos (C19).

Sección 5: TODOS necesitamos perdón

¿Por qué es la historia de la mujer adúltera (B14) en esta Lección?

Trabajando un poco hacia atrás, enfrentando el hecho de que todos sus acusadores también fueron condenados por su propia conciencia de ser culpables, Adam Clarke concluye que el adulterio era "extremadamente común" en ese momento. Tan común, dice, que la ley encontrada en el Libro de Números que detalla un procedimiento judicial para determinar la culpabilidad o inocencia de un presunto adúltero se había dejado de lado porque eran tan numerosos los hombres culpables del delito, que muchos no se atreven a acusar a las mujeres. Además, varios comentaristas señalan que la sentencia de lapidación implicó que el acusado fuera empujado de una plataforma con gran fuerza y con las manos atadas a la espalda. Si la caída no los mató, una segunda persona, el testigo principal, terminaba aplastando al acusado con una piedra grande.

Todo esto es un negocio bastante sombrío. Nos cuesta imaginar tal brutalidad. Jesús claramente salvó la vida de esta mujer. Dado el contexto de la Lección de esta semana, parecería que aunque los escribas y fariseos conocían la ley, tenían que aprender otro estrato de humanidad y compasión antes de encontrarse en ese camino hacia la vida eterna. La historia se cierra con el pronunciamiento de Jesús a la multitud: "Yo soy la luz del mundo: el que me sigue no andará en la oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida".

En la superficie, la declaración final de Jesús está dirigida a la mujer, pero también está dirigida a todos los que juzgan a los demás con dureza. La ley debe estar en nuestros corazones hasta el punto en que reconozcamos que el juicio arrogante de los demás se ve como caminar en la oscuridad tanto como las acciones de la persona que se juzga.

Ese es un gran paso. Piense en un momento en que juzgó a alguien que sabía muy bien que había sido culpable de la misma infracción. ¿Estás dispuesto a enfrentar tu propia indiscreción y admitir tu propia necesidad de perdón?

Ciencia y Salud subraya que Jesús trajo el "Cristo viviente" y la "Verdad práctica", que nos abre el camino de la Vida (CS20). Nos mostró el "verdadero sentido del amor" que nos redime de las llamadas leyes del pecado, la enfermedad y la muerte. Si todavía no ha visto la película "Un hermoso día en el vecindario", le recomiendo que lo haga. Fred Rodgers, aunque "no era un santo" como decía la película, era definitivamente alguien que poseía un verdadero sentido del amor cristiano que anulaba el juicio de justicia propia y buscaba ver lo bueno en las personas, alcanzándolas a través de la compasión y la comprensión. Esta película ilustra la simplicidad de una vida vivida con genuina preocupación por los demás. Muy pocos de nosotros sentimos que podemos emular a Jesús, pero todos podemos estar un poco más cerca de emular al Sr. Rodgers.

La advertencia de Jesús "ve y no peques más", generalmente se considera como instrucciones para aquellos que han pecado, pero sus palabras se aplican igualmente a los acusadores. Del mismo modo, las instrucciones de la Sra. Eddy en la cita C22 se aplican a todos: aquellos que son conscientes de su pecado y aquellos que sienten que tienen el derecho de juzgar a los demás. Cada uno de nosotros tiene que estar más familiarizado con el bien y protegerse contra las falsas creencias. Todos tenemos que controlar los malos pensamientos en primera instancia. Es cierto que querer lo que no deberíamos tener rompe un precepto moral; sin embargo, no es menos malvado tomar el papel de juez que el de perpetrador. Esto no quiere decir que no debemos conocer bien el error, pero que todos deberíamos tener la humildad de saber que todos están resolviendo algún tipo de pecado.

Dicho esto, tenemos la responsabilidad y la libertad de construir una defensa sólida contra los malos pensamientos, incluidos todos los propósitos maliciosos. Las "demandas estrictas de la Ciencia Cristiana" son las reglas no de restricción y condena, sino de entrenarnos para mantener una trayectoria celestial (C23). Son una práctica y disciplina que conduce a la vida. Abrazando los preceptos de la Ciencia Cristiana se bendice a uno mismo y a la comunidad (C24).

Sección 6: Toma un respiro y retrocede para escuchar

Cuando Moisés guió a los israelitas a través de su viaje por el desierto, sabía que los israelitas, a pesar de que Dios los ayudó a superar obstáculos peligrosos, todavía tenían más lecciones que aprender. Sabía que no era la última palabra en revelación, y que Dios levantaría a otro profeta para continuar el viaje (B15).

Uno podría suponer que los discípulos de Jesús, habiendo sido enseñados por el Maestro y presenciando innumerables curaciones de primera mano, estarían bastante avanzados en su comprensión. Sin embargo, en medio de lo que la mayoría llamaría un evento milagroso, Pedro aún dejó que su impetuosidad lo superara. Pedro, Jacobo y Juan presenciaron la transfiguración (B16). Vieron a Moisés, Elias y su maestro en una conversación, y según el relato, el rostro de Jesús brillaba como el sol, no muy diferente al rostro de Moisés después de hablar con Dios. Sin embargo, justo en el medio, Pedro comienza a hacer sus propios planes sobre cómo conmemorar el evento. Sin duda pensó que tenía una gran idea, pero la voz de Dios lo anuló. Se le dijo en términos inequívocos que se callara y escuchara al Cristo.

A veces, cuando presenciamos o experimentamos algo profundamente espiritual, nos dejamos llevar y comenzamos a inyectar nuestra voluntad o ideas. La lección para nosotros aquí es detener la planificación humana y simplemente asimilar la realidad espiritual. Sólo escucha. El "Dios verdadero y la vida eterna" no se entiende a través de la planificación y la actividad humana. Es reconocer, escuchar, comprender y saber que estamos en Él (B17).

A lo largo de toda la Lección hay un tema de pausa, volverte para ver y escuchar. Se está dando cuenta de que estamos parados en tierra santa. Está dando un paso más en el reino de los cielos. En nuestro tiempo, la Ciencia divina nos habla y revela al hombre como "nunca nacido y nunca muriendo" (CS25). Obtener esta "visión exaltada" nos permite superar la creencia de la muerte y encontrar nuestra plena conciencia de la vida y la armonía (C26).

Nuestro libro de texto nos dice que "la vida es eterna", y que debemos descubrirlo y comenzar a demostrarlo (C27). Para hacer eso, necesitamos comenzar desde el principio, con un alma sedienta de Dios. Luego tenemos que vovernos y responder a la presencia de Dios. Tenemos que tomarnos el tiempo de escuchar y obedecer. Tenemos que estar dispuestos a reconocer el poder y la presencia de Dios, estar dispuestos a dar los próximos pasos y seguir todo el camino. ¿Cuáles son tus siguientes pasos? ¿Estas escuchando?

Metaphysical

Wake Up from the Dream to Reality! - Are you a prophet? A spiritual seer? A prophet is someone...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page