Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

¡Busca y encuentra tu inseparable unidad con Dios, mientras atraído estás en y por el Amor eterno!

Kathy Fitzer
Posted Monday, October 12th, 2020

¡Busca y encuentra tu inseparable unidad con Dios, mientras atraído estás en y por el Amor eterno!

Ideas de Aplicación Metafísica para la Lección Bíblica de la Ciencia Cristiana

"Doctrina de la expiación"

para el 18 de octubre de 2020

Preparado por Kathy Fitzer

kathyfitzer@gmail.com

Traducción libre de María Luisa Heron autorizada por W. Huff

En cuanto he estudiado la Lección de esta semana, he valorado el aprendizaje con más profundidad la doctrina (o enseñanza) acerca del tema de la expiación desde la perspectiva de la Ciencia Cristiana. Webster define la expiación básicamente como una reconciliación de Dios y el hombre (o el hombre encuentra nuevamente el favor de Dios, después de un alejamiento o enemistad). Esta interpretación tradicional comienza con el supuesto de división o separación, que requiere la reunificación. Pero, en todo lo que Jesús enseñó y demostró, ¡sirvió como ejemplo de que Dios y el hombre uno son! Esto corresponde a la definición de expiación de la Ciencia Cristiana según el diccionario de mi iPhone ... "la experiencia de la unidad de la humanidad con Dios ejemplificada por Jesucristo". Y Mary Baker Eddy, quien descubrió La Ciencia Cristiana escribe "La expiación es la ejemplificación de la unidad del hombre con Dios, por la cual el hombre refleja la Verdad, la Vida y el Amor divinos". (Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras 18: 1-3; cita C&S 11)

Puede ser útil intentar poner definiciones con nuestras propias palabras. A mí, me resulta útil pensar en la expiación como la demostración (o realización) de la unidad eterna del hombre y la conexión inseparable con su (nuestro) Padre-Madre Dios. Esta unificación elimina la posibilidad de que el pecado, la enfermedad y la muerte nos toquen. Y está en nuestra experiencia mientras vivimos de acuerdo con las enseñanzas de Dios presentadas a lo largo de la Biblia, y especialmente en la vida de Cristo Jesús.

No necesitamos luchar por la vida, esperando ganarnos la aprobación de Dios. Pero tenemos que buscar a Dios, como nos dice el Texto Áureo. Buscar incluye reconocer la presencia de Dios como una constante la cual nos está guiando con amor, en todo. Al comprobar el significado de la palabra hebrea de donde proviene buscar, encontramos que incluye la idea de preguntar e indagar diligentemente. Si, humanamente, realmente quieres saber algo, tómate tu tiempo para investigar, presta al tema tu sincera atención y pon en práctica lo que estás aprendiendo. De igual manera aquí. En todo lo que hacemos, necesitamos realmente desear ver las cosas desde la perspectiva de Dios, ¡buscar la perspectiva de Dios! ¡De ahí surge un sentido pleno de vida! La Biblia Amplificada traduce el Texto Áureo de esta manera: "Tú que buscas a Dios [al requerir lo como tu mayor necesidad], deja que tu corazón reviva y viva". Un corazón revivido es un corazón animado (traducción CEV). Así que ... si alguna vez te sientes deprimido, desanimado o solo ... ¡busca a Dios! Busca la presencia del Amor y la belleza y la bondad expresadas en las formas más pequeñas. Concéntrate en esas cosas y reconoce a Dios como su fuente, sabiendo que no hay nada más que Dios, ¡el bien! Como resultado, volverás a sentir tu unidad con Dios, el bien, eso nunca podrá ser separado o cortado en realidad.

Mientras leía la Lectura Alternada, me impresionaron las cualidades requeridas para llegar a ser de un buscador activo y cómo Dios satisface nuestras necesidades. Algunas cosas que se nos pide que hagamos ... escuchar, estar a la expectativa, ser humildes, buscar a Dios, mirarlo, abstenernos de la negatividad y el engaño, hacer el bien, buscar la paz, esforzarnos por mantener el pensamiento en una relación correcta con Dios, sentir remordimiento si nos equivocamos y confía en Dios. También puede encontrar otras ideas.

En cuanto a lo que Dios hará ... tenemos las promesas de que Él nos dirigirá, nos escuchará, nos liberará de nuestros miedos, nos salvará de los problemas, nos bendecirá, estará siempre con nosotros y nos redimirá (libéranos, rescata y líbranos de cualquier sentido de cautiverio o esclavitud). ¡Todo está en equilibrio! Nunca pedimos en vano, ni Dios da en vano. Dios y el hombre se mueven juntos en armonía.

Sección 1: El amor de Dios es para siempre ... ¡y abarca a todos!

¿Es posible estar fuera de eso que es el todo? ¡Por supuesto que no! Dios siempre está ahí, amándonos y atrayéndonos continuamente hacia adentro y hacia arriba, independientemente de adónde pensamos que nos hemos alejado. (cita B1-Jer. 31: 3; B2-Ps.139: 7) Mirando el hebreo original del capítulo 31 de Jeremías, la idea de ser atraído por la misericordia de Dios incluye “prolongar, desarrollar, continuar, y extender. ". Es bueno saber que si alguna vez nos sentimos estancados, ¡el amor nos hará avanzar! Así como un remolque que se lleva detrás de un automóvil sigue al automóvil, nosotros, arrastrados por Dios, seguimos a Dios. ¡No estamos a cargo, ni tampoco lo está el tráiler!

Esta sección revela que como “semejanza” de nuestro Hacedor, reflejamos toda la luz que constituye al único Dios. (cita C&S 6, 305: 6-8) Como el resplandor de Dios, no podemos separarnos de la fuente y, por lo tanto, no podemos separarnos del Amor, la Vida, la alegría y todo lo que es bueno. (C&S 5; 304: 9-14) Pero, ¿qué pasa cuando parece que nos hemos separado del bien, cuando la oscuridad parece abrumadora? Ahí es cuando intensificamos el esfuerzo de búsqueda, agradecidos por la oportunidad de despertarnos. Seremos capaces de ver las soluciones que Dios siempre está proporcionando a medida que dejamos de apoyarnos en el testimonio de los sentidos físicos y dejamos de dejarnos impresionar por todo lo que nos rodea.

Una sensación material de comodidad puede ser peligrosa si nos hace olvidar el objetivo de "caminar humildemente con [nuestro] Dios". (B 3: Miqueas 6: 8) El bien se verá al observar el pensamiento, mantenerlo puro, sabiendo que lo que más necesitamos es “crecer en gracia, expresada en paciencia, mansedumbre, amor y buenas obras”. (citas C&S 2; 341: 8 y C&S 3; 4: 3-5) No siempre es fácil crecer en cualquier campo de actividad. ¡Pero la práctica y el enfoque requeridos valen la pena! Por lo tanto, dejemos de preocuparnos por lo que los demás están haciendo o por lo que informan los sentidos físicos, y cedamos a lo bueno que siempre es. Entrégate al amor de Dios mientras te lleva a visiones más elevadas.

Sección 2: La oración revela la unidad de Dios y el hombre ejemplificada en nuestras vidas.
Porque, como explica Mary Baker Eddy en Ciencia y Salud, "Dios es al mismo tiempo el centro y la circunferencia del ser", es imposible que algo real esté fuera de Dios, o que alguna vez haya una separación entre Dios y el hombre. A mi modo de ver, hay una especie de relación recíproca inherente a la unidad del hombre con Dios. Cuando las cosas se mueven como una unidad, uno nunca está delante o detrás del otro, sino que está perfectamente sincronizado. Hay diferentes roles, pero siempre en equilibrio. El hombre busca a Dios, reza y mira expectante para sentir la presencia de Dios. Además, existe el deseo de cumplir con todo lo que Dios revele y vivir de acuerdo con la ley de Dios.

En cuanto a la parte de Dios, se nos dice que Dios nos escucha y nos escucha, nos refresca y nos rescata de hundirnos en lo que sea que nos hundiría ... plantándonos en tierra firme y mostrándonos cómo proceder. (B 4-Sal. 119: 10; B 5-Sal. 5: 3; B 6-Sal. 40: 1-3,8) No hay lapso de tiempo en la respuesta de Dios, aunque puede que no se vea inmediatamente desde nuestra perspectiva humana. . A medida que la búsqueda y la oración cambien la perspectiva de uno, se revelará lo que siempre ha sido. Es como cuando una persona intenta señalar algo a un amigo, pero algo bloquea la vista del amigo. Un cambio de posición permite que la perspectiva cambie y luego se ve a la vista.

Entonces ... si la oración nos permite darnos cuenta de la unidad que tenemos con Dios y ver las cosas como Dios las ve, es importante adoptar un enfoque eficaz de la oración. Jesús nos dijo que entremos en tu aposento y cerremos la puerta cuando oramos (Mat. 6: 6). Tenemos una instrucción similar en Ciencia y Salud. Se nos dice que "la puerta de los sentidos que yerran tiene que estar cerrada" y "los labios deben estar mudos y el materialismo silencioso, para que el hombre pueda tener audiencia con el Espíritu, el Principio divino, el Amor, que destruye todo error". (C&S 8; 15: 9) No creo que este tipo de oración le diga a Dios lo que necesita arreglarse, o esbozar una solución. Más bien, es escuchar en silencio a Dios para que nos diga lo que es correcto. ¿Qué está haciendo Dios? Inspirar, iluminar, designar y marcar el camino. (C&S 10; 454: 14)


Entonces, ¿qué debemos hacer para ver ejemplificada la unidad del hombre con Dios? "Espera pacientemente a que el Amor divino se mueva sobre la faz de las aguas de la mente mortal y forme el concepto perfecto". (C&S 10; 454: 18) El diccionario Webster de 1828 define pacientemente, en parte, como "con calma; con constante diligencia; sin agitación, malestar o descontento ”. Recordar que lo que estamos esperando con expectación es un concepto perfecto, uno que está completo y totalmente informado, nos da valor para perseverar mientras buscamos a Dios con todo nuestro corazón.

Sección 3: Unidad irrompible proporciona correcciones de rumbo cuando sea necesario.

Creer erróneamente que estamos viajando en una órbita aparte de Dios nos lleva a la posibilidad de equivocarnos en grandes y pequeñas formas. Tomar decisiones que no se corresponden con la ley del amor de Dios nos deja a nosotros y a otros sujetos a circunstancias infelices. Con gratitud, “en el Señor hay misericordia, y abundante redención con él”, como nos dice el Salmo 130 (B 9; versículo 7). El amor eterno de Dios nos atrae hacia adentro para facilitar un cambio de rumbo. Pero también debemos ceder, reconocer nuestro error y ejercitar la mansedumbre y la humildad.

Dios envió al profeta Natán para que David volviera a encarrilarse después de sucumbir a la tentación. David hizo matar a Urías el hitita en batalla para poder tomar a la esposa de Urías como suya. Parece que no entendió que sus acciones estaban mal. Al escuchar la historia de Natán, David pensó que era terriblemente injusto que un hombre rico tomara el único cordero de un pobre para compartirlo con un extraño que estaba de paso, en lugar de uno de los muchos que tenía. Pero, todavía no reconocía cuán grave era el error que había cometido hasta que Nathan le explicó rotundamente que el rico era él. Para crédito de David, entonces reconoció su maldad y se arrepintió. (B 8; II Samuel 12: 1-13)

Veo dos preguntas para hacernos aquí… (1) ¿estamos dispuestos a escuchar cuando alguien nos informa de una falta? (C&S 12; 8: 28-1) y (2) ¿estamos dispuestos a ser el agente mediante el cual se señala el error de otro, permitiendo que esa persona haga una corrección de su rumbo y restablezca una unidad consciente con Dios? (B10; Gálatas 6: 1) Si la expiación es la ejemplificación de la unidad del hombre con Dios, nos damos cuenta de que aunque nunca ha habido verdaderamente una separación, a veces es necesario corregir el rumbo del pensamiento humano para demostrar esa unidad. . El Amor, reflejado en el Amor, facilita tal corrección.

Sección 4: El hombre se reconcilia con Dios, no Dios con el hombre.

La historia de David en la sección anterior ilustra el punto señalado aquí de que la expiación implica que el hombre se reconcilie (o se vuelva) con Dios, no al revés (C&S16; 18: 13-2). Dios, Amor, nunca deja de ser Amor. y nunca se aparta del hombre. Pero, a veces, parece que se han roto los lazos. El bautismo espiritual limpia todo lo que reclame la posibilidad de separación.

La sección 6 registra más sobre el bautismo: En Hechos 2, cuando Pedro pide a los oyentes que "sean bautizados ... en el nombre de Jesucristo ... unas tres mil almas ... que recibieron con gusto su palabra, fueron bautizadas". (B 18: Hechos 2:38, 41) El bautismo de Jesús proporcionó un anuncio público de que él era en verdad el Hijo de Dios, el Mesías. Esto allanó el camino para que él sanara (limpiara) a otros, incluido el leproso que se le acercó con confianza, reconociendo el poder de Jesús para sanarlo. (B 12; Marcos 1: 9, 11, 34, 40-42)

Pablo enfatizó a los corintios el punto importante de que Dios es la fuente de todo bien. Nuestra habilidad, o suficiencia, siempre proviene de Dios (B 13; II Cor. 3: 4, 5). Pero tenemos un papel que desempeñar. Así como el leproso reconoció la capacidad de Jesús para sanarlo antes de que la purificación fuera evidente, debemos reconocer "la supremacía del Espíritu, que anula las demandas de la materia". Mientras nos aferremos a las creencias materiales y nos identifiquemos a nosotros mismos y a los demás como mortales con personalidades separadas, aceptaremos la premisa de la desunión.

Al renunciar a esas identidades mortales y personalidades separadas, "encontramos el vínculo espiritual indisoluble que establece al hombre para siempre a la semejanza divina, inseparable de su creador". (C&S 19; 491: 12) Ese vínculo de unificación es permanente. Al reconocerlo, nuestra perspectiva se vuelve hacia Dios y se experimenta la reconciliación.

Sección 5: Busca a Dios con amor desinteresado, consagración, arrepentimiento, alegría y gratitud.

La mujer que buscó a Jesús, lavándole y ungiendo sus pies mientras él estaba cenando en la casa del fariseo es un gran ejemplo de lo que realmente significa buscar a Dios (Verdad y Amor). A diferencia de David, parece que esta mujer sabía que tenía muchas cosas que necesitaban ser perdonadas. Pero ella vino humildemente a Jesús, mostrándole su amor y buscando la redención. El fariseo arrogante, por otro lado, no mostró indicios de que necesitaba nada de lo que Jesús tenía para ofrecer.

Ya sea que estemos conscientes de nuestros "pecados" o que no nos demos cuenta de ellos, en algún momento debe haber una búsqueda, una búsqueda, para poder realizar plenamente ese sentido de reconciliación o unidad con Dios. La mujer se acercó a Jesús con un sentido de amor, consagración, autoinmolación, alegría y gratitud… lista para arrepentirse y dejar limpia su lista de errores pasados, por así decirlo. El fariseo le dio la bienvenida a Jesús en su casa, pero se negó hasta la simple gracia de proporcionar una manera de lavar el polvo de sus pies. Parece que le importaban más las apariencias externas que abrazar verdaderamente a Cristo. ¿Somos alguna vez culpables de eso?

Vamos a la iglesia, hablamos, hablamos ... pero, ¿sentimos el profundo amor por Dios y por todo lo que hizo Jesús que nos impulsa a buscar a Dios con todo nuestro corazón y seguir el ejemplo de Jesús?

Consideremos también cómo trató Jesús a la mujer. Sirve como un gran ejemplo de cómo debemos tratar a las personas que están trabajando para reconocer la necesidad de un cambio después de haber tomado incorrectas decisiones, o reconocer quienes pueden estar luchando contra el miedo y la inseguridad. Mary Baker Eddy nos recuerda que es mucho mejor responder a estas personas con ternura, aliento y paciencia en lugar de criticarlas, mencionar citas o declaraciones elevadas de lo que deberían hacer de una manera diferente. El amor es la base de la Ciencia Cristiana, y si no se manifiesta un sentimiento de amor, una ráfaga de palabras tiende a sonar hueca y sin sentido. (C&S 22; 367: 3-16)

La arrogancia, como la expresa el fariseo, no tiene cabida en la práctica de la Ciencia Cristiana. A medida que nos acercamos mentalmente a Cristo ... vamos a Dios con humildad, pidiendo que se nos muestre el camino ... recibiremos el mismo tipo de amor y perdón que recibió la mujer y “tanto el pecado como el sufrimiento caerán a los pies del Amor eterno”. (C&S 21; 23: 7) ¡La unificación se realizará!

Sección 6: Bautízate espiritualmente para demostrar tu unidad con Dios.

Para mí, la parte más importante del discurso de Pedro en Hechos 2 es su énfasis en la necesidad del arrepentimiento y el estímulo para que sus oyentes sean "bautizados para la remisión de los pecados". Arrepentirse, según el griego, significa " piensa diferente o cambia de opinión para mejor ".

La palabra griega traducida como bautizado aquí es baptizo. La Biblia Touch dice que esta palabra “no debe confundirse con bapto. El ejemplo más claro que muestra el significado de baptizo es un texto del poeta y médico griego Nicandro, quien vivió alrededor del 200 a.C. Es una receta para hacer encurtidos y es útil porque usa ambas palabras. Nicander dice que para hacer un pepinillo, la verdura debe primero "sumergirse" (bapto) en agua hirviendo y luego "bautizarse" (baptizo) en la solución de vinagre. Ambos verbos se refieren a la inmersión de vegetales en una solución. Pero el primero es temporal. El segundo, el acto de bautizar la verdura, produce un cambio permanente. Cuando se usa en el Nuevo Testamento, esta palabra se refiere más a menudo a nuestra unión e identificación con Cristo que a nuestro bautismo en agua ”. (Revista Bible Study, James Montgomery Boice, mayo de 1989)

Entonces, el mero asentimiento intelectual no es suficiente en el bautismo. Debe haber una unión con Cristo, un cambio real, ¡como la verdura a la conserva en vinagre!

En el relato de Pedro, tres mil personas hicieron este cambio de pensamiento cuando se bautizaron. Y continuaron la enseñanza de los apóstoles y oraron por otros y partieron el pan (o compartieron el evangelio o las buenas nuevas de todo lo que Jesús había enseñado). (B18; Hechos 2:42)

Jesús mostró a través de su crucifixión, resurrección y ascensión que la muerte y otras limitaciones mortales no tienen influencia sobre el hombre. Mostró la posibilidad de la libertad absoluta que se obtiene mediante la comprensión de la unión del hombre con Dios. El cuarto principio de la Ciencia Cristiana habla de este punto, diciendo que lo que Jesús demostró sirve como "evidencia del Amor divino y eficaz, que revela la unidad del hombre con Dios por medio de Cristo Jesús, el Mostrador del camino".

El cuarto principio continúa diciendo que el hombre se salva mediante el Cristo, mediante la Verdad, la Vida y el Amor, y que Jesús lo demostró en su obra de sanación. (C&S 24; 497: 13) Ahora tenemos el privilegio de seguir el ejemplo de nuestro Maestro, Jesucristo, y hacer lo que podamos para sanar como él lo hizo. (C&S 25; 37: 20-25)

El mundo está lleno de gente que busca la libertad (como aquellos a quienes Pedro presentó al Cristo). Mary Baker Eddy nos dice: "Millones de mentes sin prejuicios —simples buscadores de la Verdad, fatigados peregrinos, sedientos en el desierto — aguardan expectantes descanso y refrigerio". (C&S 26; 570: 14). ¿Por qué no aceptar el desafío, dejar que brille nuestra luz y no tener miedo de compartir lo que entendemos de la unidad del hombre con Dios, una unidad que brinda libertad y sanación a cualquier desafío que enfrentemos? (C&S 26; 570: 14-18)

Sección 7: Nada puede separarnos de nuestra unidad con Dios.
Realmente es bastante simple. No podemos estar separados de Dios más de lo que un rayo de sol puede separarse del sol o una gota de agua del mar puede separarse de sus atributos de agua de mar. (C&S 27; 361: 16) Cuando estaba haciendo ejercicio recientemente, fue muy útil pensar en mí misma como una con Dios como una gota de agua es una con una ola. El poder está en la ola ... cada gota de agua expresa ese poder simplemente por su unidad con el océano. Y, entonces, mi fuerza no dependía de los músculos, sino de mi unidad con Dios, ¡una con Vida, Verdad y Amor inagotables! ¡Fue algo muy liberador!

Aprecio esta traducción de Romanos 8:38, 39 de la Nueva Traducción Viviente de la Biblia:
“… Estoy convencido de que nada nos podrá separar del amor de Dios. Ni la muerte ni la vida, ni los ángeles ni los demonios, ni nuestros temores de hoy ni nuestras preocupaciones por el mañana — ni siquiera los poderes del infierno pueden separarnos del amor de Dios. Ningún poder en el cielo arriba ni en la tierra abajo— de hecho, nada en toda la creación podrá separarnos del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro ”. (B19)

Jesús y los apóstoles, así como los que vinieron antes y los que vinieron después, han demostrado la verdad de estas declaraciones. Entonces, comencemos y permanezcamos con esta unidad absoluta de Dios y el hombre, y sepamos que a medida que buscamos a Dios, sentiremos el amor, el cuidado, la protección y la guía que es por siempre nuestra debido a la doctrina de la expiación: La revelación del Amor de la unidad inseparable que existe entre Dios y el hombre. ¡Esta unidad se demostrará en nuestras vidas si seguimos el ejemplo de Jesús en todo lo que hacemos! El Amor nos atrae hacia arriba y hacia adentro, ¡y nada puede resistir esa atracción! Como resultado, somos elevados para ver la ley de Dios, buena, operando en nuestras vidas y en todo el universo, debido a la unidad del hombre con Dios.

Metaphysical

GEMS to wash away blame-game feelings and their bodily results with floodtides of Love! - GEMS...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page