Cedar Camps

Metaphysical Ideas

Search Metaphysicals
 

Metaphysical Newsletters

The weekly Metaphysical Newsletter is provided to campers, staff, alumni, friends and the CedarS family at no charge however contributions help defray the costs of running this service.

Click here for more about how you can provide support!
 

Delivered to You FREE!

Available in five languages, get it delivered to your inbox weekly!

Subscribe Now!

“Cristo Jesús”

David Price, CS, Denver CO
Posted Monday, August 24th, 2020

[¡Que Cristo venga otra vez ... y otra vez ... a sus pensamientos y actos para bendecir a ustedes y a todos!]

Ideas de aplicación metafísica para la lección bíblica de Ciencia Cristiana en

“Cristo Jesús”

para la semana del 24 al 30 de agosto de 2020

Preparado por David L. Price, CS

dlawrenceprice@gmail.com • 720.308.9500

Traducción libre por Lidya Sanchez autorizada por Warren Huff

En mi práctica de curación, a menudo he llegado a asociar al Cristo, o la Verdad, (porque es realmente donde ocurre la verdadera salvación y curación), con la metáfora de la "luz". Por ejemplo, cuando tomo un caso, siempre hay una imagen humana / mortal, que comienza con una declaración firme de que el problema es sólido y real. Ahora, por supuesto, puedo decir, y lo hago, tanto en mi propio pensamiento como en voz alta que la circunstancia mortal o humana no es realmente la verdadera imagen. Pero mientras oro, es la Verdad lo que me viene a la mente, así como la luz se derrama sobre la oscuridad. En ese instante la Verdad dispersa las tinieblas e ilumina lo verdadero. Es decir, que la imagen mortal que vemos con nuestros cinco sentidos físicos ni siquiera es una pequeña parte de la verdadera historia espiritual.

Un caso mío de práctica me mostró vívidamente esta luz de Cristo, la Verdad. El reclamo por el que se oraba tenía que ver con el dinero mal administrado o tal vez incluso peor. Cuando escuché esto, seguro que sonó como si no hubiera mucho que se pudiera hacer. Lo que parecía ser la imagen material de la ley era que una vez que el dinero se ha ido, se ha ido para siempre, y si vas a recuperar parte de él, pasará un buen rato antes de que eso suceda.

Mientras oraba, el Cristo, la Verdad, iluminó mi conciencia con la firme declaración: “El Espíritu que es sustancia no puede ser mal administrado, dilapidado ni agotado. El Espíritu sigue siendo Espíritu, de modo que la sustancia, que es parte del Espíritu, permanece siempre y eternamente intacta”. Eso me aclaró las cosas al instante. El Cristo me recordó lo que es la Verdad, iluminó las tinieblas. Hubo una curación esa misma noche y, no obstante, un domingo cuando se suponía que los bancos debían estar cerrados.

El Cristo activo y presente, la “verdadera idea de Dios” que Jesús el hombre representó, este Cristo, te está llamando, invitándote a acompañarlo en un camino de sanación y salvación. ¿Estás muy ocupado? ¿Quizás crees que no sabes lo suficiente? ¿Quizás sientes que no eres digno? O tal vez te sientes entretenido en algo que crees es mejor y digas, ¿tal vez más tarde?

¿Qué pasa si este viaje se trata más de encontrar la luz brillante para que puedas encontrar tu camino? Bueno, entonces seguro que no parece tan difícil. ¿No es más fácil encontrar algo en su cabaña oscura o en su habitación por la noche una vez que enciende una linterna? Cristo, la Verdad, en un sentido es la linterna que se incluye en tu viaje con Cristo.

En esta lección, lo invito a buscar todos los ejemplos de luz y ver cómo esos ejemplos pueden hablarle.

Finalmente, la idea de profecía es muy importante en esta lección. Específicamente, la profecía, o la predicción, del Mesías que vendría y sería un salvador. Ese Mesías es Cristo Jesús. En cierto sentido, esta lección ofrece varias perspectivas diferentes sobre la profecía y su lugar en el cristianismo, y su lugar en nuestra práctica de curación.

Entonces, dicho esto, comencemos:

Texto Áureo:

En el Texto Áureo (y la cita bíblica 20) encontramos una especie de recuento de la profecía del Mesías, que para el pueblo judío era una predicción de un futuro rey judío de la ascendencia del rey David (piense en David y Goliat). Curiosamente, se trata de Cristo Jesús, como se dice en el libro de Apocalipsis del Nuevo Testamento, escrito después del tiempo de Cristo Jesús en la tierra. Veo este pasaje como un ejemplo de la naturaleza eterna del Cristo. En este pasaje hemos presentado una metáfora de una planta, tanto la raíz como la descendencia de esa planta. Me gusta pensarlo de esta manera: la planta viene después de la raíz y la descendencia después del padre. Cristo aquí representa tanto la raíz como la descendencia, por lo que, en este sentido, el Cristo no está limitado por el nacimiento o la ascendencia humana. El Cristo está aquí ahora y para siempre.

Lectura Alternada:

La Lectura Alternada es otro ejemplo de profecía y cómo se puede revelar la profecía. Aquí tenemos a Juan el Bautista, leyendo el libro del Antiguo Testamento, Isaías, y este pasaje en particular es sobre el Mesías, y es parte de los versículos 4, 5, 6. Juan mismo está en la oscuridad y se pregunta, ¿es Jesús realmente el ¿Mesías? Entonces, envía a sus discípulos a Jesús para averiguarlo. En lugar de responder directamente a la pregunta, Jesús dice: “Regresa y cuéntale a Juan lo que has visto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y la buena nueva se anuncia a los pobres”. En otras palabras, mira mis hechos y luego mira la profecía. La acción de Cristo Jesús, el poder sanador que exhibió, ilumina la respuesta a la pregunta.

Esta iluminación va junto con el último pasaje de Lectura Alternada de II Corintios - la actividad del Cristo es el ejemplo o la luz que brilla es la oscuridad - brilla en tu corazón y en el mío - para comprender mejor a Dios y al Cristo, especialmente como lo expresa Jesús.

SECCIÓN 1: Cómo la luz de la profecía da legitimidad al Cristo como Mesías

La profecía del Mesías, o Cristo, incluye las siguientes cosas, que el mismo Jesús lee del libro de Isaías, el mismo libro que leyó Juan el Bautista (en la cita 3 de la Biblia):

1. "El Espíritu del Señor está sobre mí"

2. Me ungió para predicar el evangelio a los pobres

3. “Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón,

4. Para pregonar libertad a los cautivos, y

5. la vista de los ciegos,

6. Para poner en libertad a los oprimidos

7. Predicar el año agradable del Señor (que es Dios y que es ahora mismo).

Ahora mire esta profecía, una profecía que Jesús entregó a la audiencia de su ciudad natal en Nazaret, y pregúntese, ¿no sucedieron todos estos elementos en el ministerio de sanidad de Cristo Jesús? Ahora piénselo ahora mismo, ¿no es esto lo que todavía está sucediendo hoy? Esa es una pregunta retórica, dicho sea de paso.

Si bien esto no está en la lección bíblica de esta semana, la audiencia de la ciudad natal de Jesús no se sintió cómoda con la implicación de que este hijo de un carpintero se llamaba a sí mismo el Mesías, por lo que trataron de arrojarlo desde la cima de una montaña. Los atravesó ileso. Me encanta pensar en esto como un ejemplo de cómo el Cristo, no importa cuántos lo duden o lo desprecian, puede y pasa intacto.

En la cita 4 de la Biblia, Jesús declara que él es "la luz del mundo". ¿Es el "Yo", Jesús o el Cristo? ¿Cómo distingues al Cristo del hombre Jesús? La cita 2 de Ciencia y Salud en la página 26 nos da esta respuesta. El Cristo, el Espíritu de la Verdad, la santidad que "animaba" al hombre Jesús. Me encanta esta sensación de estar "animado", o de estar realmente vivo, porque no solo significa que Jesús realmente fue hecho vivo por Cristo, significa que nosotros también podemos ser y estamos animados por sentir y luego expresar a Cristo, la Verdad. .

¿Cómo podría verse esto?

Estaba corriendo el fin de semana pasado temprano en la mañana, y una mujer mayor detuvo su bicicleta en medio de la acera para contestar un teléfono de video. A mi izquierda había una calle muy transitada de cuatro carriles, ya mi derecha había arbustos y árboles. Por un segundo, sentí que la frustración y la ira se alzaban en mí. Y luego sentí esta sensación de calma. Mi progreso espiritual nunca podría verse obstaculizado por una supuesta acción material. De hecho, el progreso espiritual de esta mujer tampoco se podía impedir, estaba sucediendo eternamente. Dejé de correr, esperé a que pasaran los coches y luego tomé un amplio espacio en la calle para evitarla. Mientras hacía esto, sentí esta sensación de amor, cuidado y protección de Dios allí mismo. De hecho, vi cómo se vería si la hubiera llamado groseramente por lo que percibí como un comportamiento egoísta, y estaba agradecido de estar animado por el Cristo. es decir, fui testigo del amor sin importar las circunstancias. En este sentido, fui sanado de cualquier sentimiento de frustración y enojo, y seguí adelante con alegría.

Finalmente, realmente aprecié la idea de Mary Baker Eddy de que "El Cristo ... ha venido a todos los que estaban preparados para recibir el Cristo, la Verdad". ( CyS cita 1, p. 333: 14-21) Eso nos incluye a usted y a mí. Trato de preguntarme a menudo, ¿estoy preparado ahora?

SECCIÓN 2: Levántate a la luz del discipulado para hacer las obras que hizo Jesús

En la sección anterior, Mary Baker Eddy escribe en la cita 3, al final de la página 131, que la actividad de Jesús, su misión, confirmó la profecía. En la respuesta de Jesús a Juan sobre si él era o no el Mesías, una vez más señaló sus obras como prueba.

Las obras son parte integrante de la profecía de Isaías 60 en la cita bíblica 5: “Levántate y resplandece; porque ha venido tu luz, y la gloria del Señor ha nacido sobre ti”. Para mí, esto significa "¡Salta y sígueme!" La luz, la Verdad, está aquí y contigo ahora mismo". ¿Qué luz es esa que podría hacerte levantarte y brillar? Bueno, debe haber habido algo muy brillante en Cristo Jesús, porque en el instante en que llamó a Pedro y Andrés en la cita bíblica 6 de Mateo 4, versículo 16, inmediatamente dejaron sus redes de pesca y lo siguieron. Cuando pienso en esta historia, pienso en el amor, la esperanza y la paz que Cristo Jesús debió haber exhibido para que los hermanos dejaran sus trabajos y siguieran al mismo tiempo.

Esta misma voz está llamando a cada uno de nosotros, y nuestro trabajo, es como Pablo escribe a los Filipenses - en la cita 7, capítulo 3, verso 14 - es “Prosigo ..” o avanzo al “supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús." Este alto llamado no es solo "Bien, ahora lo estoy siguiendo, he hecho mi trabajo". El discipulado incluye aprender para que puedas hacer lo que hizo Jesús. Como escribe Mary Baker Eddy en CyS cita 4, página 38, “Jesús trazó el camino para otros…” (para cada uno de nosotros como discípulos).

Entonces, ¿cuáles son algunos de los pasos para seguir a Cristo? Bueno, las citas de Ciencia y Salud de esta sección, enumeradas por número de página, incluyen varios de esos pasos: (la página 21 comienza con los tres primeros)

1) "esforzarse por entrar",

2) alejarse de lo que dicen los sentidos materiales que debería ser verdadero, y

3) mirando hacia las eternas “cosas imperecederas” que Dios, el Espíritu esta reveladondo para usted; más de la página 325, 4) ver y aceptar lo espiritual como el único origen del hombre.

Cual es la recompensa? Bueno, esto es lo que Jesús dijo: "El que cree en mí, las obras que yo hago, él las hará también".

Nuestra responsabilidad, entonces, como se establece en la página 37 de Ciencia y Salud, cita 8, es "seguir en cierto grado, el ejemplo del Maestro mediante la demostración de la Verdad y la Vida, de la salud y la santidad".

SECCIÓN 3 : La luz de la instrucción : cómo orar y sanar

La Sección 3 instruye tanto sobre la curación física como sobre la predicación del Reino de los Cielos aquí y ahora. Ambos se incluyen como parte de la misión de Cristo Jesús.

Como dice Lucas al comienzo del capítulo 9 y esta sección, Jesús comienza su ministerio dando a sus doce discípulos poder para sanar.

Esto me recuerda la “reminiscencia de LuLu Blackman” en We Knew Mary Baker Eddy (Conocimos a Mary Baker Eddy, Volumen I , pág. 134-136. Después de su tercer día en clase con Mary Baker Eddy. Mary Baker Eddy le dio la tarea a ella y al resto de los estudiantes de tomar un caso y sanarlo. A regañadientes, la Sra. Blackman aceptó, internamente segura porque solo era una visitante de Boston, que no tendría la oportunidad de tomar un caso. Pero según las circunstancias, recibió un caso en el momento en que entró en su pensión. Su miedo y frustración era que Mary Baker Eddy solo había hablado de Dios, “Dios, Dios, Dios”, pero para ella Mary Baker Eddy le había quitado su concepto de Dios y lo había reemplazado con algo nuevo y diferente. No se sintió preparada, pero luchó y finalmente en esa hora hubo una curación.

Mientras continúa este noveno capítulo del Evangelio de Lucas, Jesús envía a sus discípulos a sanar y les da el poder de Dios para "predicar el reino de Dios y curar a los enfermos". Fue solo más tarde (al comienzo del capítulo 11 de Lucas, cita 9) que los discípulos le preguntaron a Jesús cómo orar. En este mismo capítulo Jesús les enseñó a orar, dándoles el Padrenuestro.

Aprecio cómo parece que hay mucho que aprender, pero en cierto sentido, todo lo que realmente necesitas saber es Dios y el Cristo. Incluso si no está seguro de cómo orar, es suficiente conocer la omnipresencia y supremacía de Dios y la actividad sanadora de la Verdad (Cristo).

En su práctica de curación, tome en serio las últimas cuatro citas de Ciencia y Salud, en las páginas xi, 1, 15 y 13, como consejos prácticos para recordar y fortalecer su práctica de curación. (Y le guste o no, sonriendo, tiene una práctica de sanación).

SECCIÓN 4 : El poder de la luz de la profecía

Este es un buen lugar para hacer una pausa para una breve discusión del Reino de los Cielos (o Reino de Dios), otro tema que se encuentra en esta lección. Este Evangelio del Reino significa diferentes cosas para diferentes denominaciones cristianas, pero la idea de que el Reino está cerca, es decir, el Reino de Dios está presente aquí mismo, y es de vital importancia para nuestra práctica de curación. Una de mis citas preferidas es "Dejemos que el altruismo, la bondad, la misericordia, la justicia, la salud, la santidad, el amor, el reino de los cielos, reine en nosotros, y el pecado, la enfermedad y la muerte disminuirán hasta que finalmente desaparezcan". ( Ciencia y Salud con la Llave de las Escrituras, Mary Baker Eddy, página 248: 29)

Me encanta especialmente esta lista de cualidades y atributos como una lista de verificación de cómo debo vivir a diario, así como de cómo debo presenciar el mundo y mi lugar en él. Estas palabras dan la sensación de que el Reino no es un lugar al que vas como recompensa, sino una actividad que revela la paz. Mary Baker Eddy nos anima diciendo que traer estas cualidades y atributos de Dios a nuestra experiencia hace que las cosas clave que parecen separarnos de la paz - el pecado, la enfermedad y la muerte - finalmente desaparezcan de nuestra experiencia.

Este tema de comprender y luego animar a otros en la línea de participar activamente en el pensamiento y la acción del Reino de los Cielos en realidad trae consigo no solo la salvación del pecado, sino también la curación.

Ok, volvamos a la lección. Me pareció interesante que esta es la única sección en la que la palabra “luz” no se menciona directamente, sino que se menciona indirectamente. Echen un vistazo por ustedes mismos. ¿Lo encontraste? Cuando Cristo Jesús caminó con dos de los discípulos (por supuesto que no sabían que era él), la luz de Cristo, la Verdad, era tan brillante que los discípulos, después de darse cuenta de que era Jesús, se dijeron unos a otros: nuestro corazón ardía dentro de nosotros, mientras él hablaba con nosotros y cuando nos abría las Escrituras".

Mirando más profundamente esta cita 15 de Lucas en el capítulo 24, versículos 13-32, ¿de qué habló Jesús que hizo arder sus corazones? Profecía, ¿verdad? Todas las cosas en las Escrituras sobre el Mesías o Cristo. Pienso en ese camino a Emaús y en cómo Jesús realmente conectó los puntos entre la profecía del Antiguo Testamento y cómo se relacionaba directamente con él como el Mesías. (“... les expuso la Escritura en todo lo que se refería a él”. Estas palabras despertaron algo dentro de estos discípulos. Mary Baker Eddy usa una frase en Ciencia y Salud en la página 367 que parece apropiada: “Ardiendo con Amor divino”.

Finalmente, la promesa de Cristo Jesús fue y es que siempre estará presente, no solo para esos discípulos, sino para cada uno de nosotros eternamente. En la cita 16 de Mateo 28, versículo 20, dijo: "He aquí, yo estoy con ustedes todos los dias, hasta el fin del mundo".

Esta discusión sobre el Reino de los Cielos, la profecía y lo que aprendieron los discípulos es también su llamado a la acción. Deje que estas ideas ardan en su corazón y luego siga el llamado de Mary Baker Eddy de "darles un vaso de agua fría ..." En la página 570 de Ciencia y Salud en la cita 19, ella dice: "Millones de mentes sin prejuicios - simples buscadores de la Verdad, cansados vagabundos, sedientos en el desierto, esperan y miran para descansar y beber. Dales un vaso de agua fría en el nombre de Cristo y nunca temas las consecuencias".

SECCIÓN 5: Dios es Luz, eso los hace hijos de luz. Entonces, esto es lo que van a hacer en comunión unos con otros.

La siguiente traducción de I Tesalonicenses capítulo 5, versículos 5, 11, 15, 18, 21, 23 y 28 es de la Nueva Versión Internacional de la Biblia. Pensé que hizo un buen trabajo al aclarar en inglés moderno lo que debería estar haciendo en hermandad. Dice lo siguiente:

11 Por tanto, anímense unos a otros y edifíquense unos a otros, como de hecho lo están haciendo.

15 Asegúrese de que nadie pague mal por mal, pero esfuércese siempre por hacer lo que es bueno para con otros y para con todos.

18 den gracias en toda circunstancia; porque esta es la voluntad de Dios para ustedes en Cristo Jesús.

21 examinalo todo; aférrate a lo bueno

23 Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique de principio a fin. Que todo su espíritu, alma y cuerpo se mantenga intachable en la venida de nuestro Señor Jesucristo.

28 La gracia de nuestro Señor Jesucristo sea con ustedes.

Este es el tipo de cristianismo que ayuda a convertir a las personas de la oscuridad a la luz. Pero la cita anterior no es algo que tengas que hacer solo, porque es el Cristo obrando a través de ti "animándote" lo que te hace avanzar. Piense en esa persona molesta en la escuela, o en el miembro exigente de la iglesia o en su amigo que se volvió contra usted. Ahora bien, no es tan fácil salir de él con “Primera Tesalonicenses”. Pero Cristo puede hacer el trabajo.

Según la cita 21 de Ciencia y Salud en la página 332, líneas 9 a 15, esto es lo que Cristo está haciendo: “Cristo es la verdadera idea que expresa el bien, el mensaje divino de Dios a los hombres que habla a la conciencia humana. El Cristo es incorpóreo, espiritual, sí, la imagen y semejanza divina, que disipa la ilusión de los sentidos; el Camino, la Verdad y la Vida, que sana a los enfermos y echa fuera los males, que destruye el pecado, la enfermedad y la muerte”. Tome este pasaje y memorícelo, vea todo lo que incluye.

Finalmente, le insto a que tome las dos últimas citas de Ciencia y Salud en la sección de las páginas 4 y 15 como herramientas para engrasar las ruedas de la oración en su práctica de sanación:

1- Guarda los mandamientos del Maestro

2- Sigue su ejemplo

3- El olvido de uno mismo

4- Mira la pureza que ya eres

5- Deja que tu expresión de amor brille en afecto

6- No solo hables buenas palabras, práctica, actúa de acuerdo a tus palabras

7- Creer no es suficiente, debes comprender

Involucrarse en esto es la actividad de la oración, ¿y qué hace? - A través de él, "ganas el oído y la diestra de la omnipotencia y seguramente hacen descender bendiciones infinitas", como se prometió al final de la página 15. Tal oración es respondida en la medida en que llevemos nuestros deseos a la práctica. El mandato del Maestro es que oremos en secreto y dejemos que nuestras vidas den testimonio de nuestra sinceridad.

SECCIÓN 6: Tú eres la Luz que revela al Consolador.

La sexta sección debería ser la conclusión, pero en lugar de simplemente terminar, es una gran exhibición de fuegos artificiales. Jesús dice en la cita 22 de Juan 14, versículo 16 que enviará otro Consolador que se quedará contigo para siempre. Esta es la promesa de Jesús y, de hecho, la profecía. ¿Es la Ciencia Cristiana el Consolador prometido? Bueno, ciertamente no es la iglesia de ladrillo y cemento, ni las reglas ni los estatutos. Así como no era el Jesús humano, sus pies y su manto, ese era el Mesías; fue el ministerio de sanidad y salvación basado en la presencia eterna de Dios lo que reveló al Cristo y, lo que es más importante, el poder de Cristo como real y presente.

Y por hoy, es la Ciencia detrás de las palabras y obras de Cristo Jesús que leemos en nuestro Pastor viviente, la Biblia y el libro de texto de la Ciencia Cristiana. Mary Baker Eddy escribe en la cita 25 al final de la página 55, "Este Consolador entiendo que es Ciencia Divina". Pero es un Consolador bastante sin sentido si es una Ciencia pasiva sin aplicación práctica. Tiene que ser útil, poderoso, repetible, confiable, universal para que cualquiera lo aplique, ¿verdad?

Una frase del Sermón del Monte le da las órdenes de marcha para hacer que esta promesa y profecía del Consolador no solo sea conocida, sino reconocida por el valor revolucionario que aporta para salvar a los pecadores y sanar a los enfermos. Y aquí hay una pista, se necesita tanto usted como su compromiso para hacerlo. Aquí está de la cita 23, Mateo 5, versículo 16: “Brille tu luz delante de los hombres, para que vean tus buenas obras y glorifiquen a tu Padre que está en los cielos”.

¿Cómo fue el cumplimiento de la profecía que Juan el Bautista estaba buscando, que enfureció a la multitud en la ciudad natal de Jesús, que ardió en los corazones de los discípulos? En última instancia, fue un Amor tan intenso y tan puro que no podías evitar reconocerlo en la vida perdonadora y sanadora de Cristo Jesús. Era la unidad de Cristo Jesús, la transparencia con Dios, que era el poder. Este mismo poder está presente, pero es necesario que cada uno de nosotros sea testigo de él en nuestro propio trabajo humilde y de oración como discípulos del Maestro y como obreros de nuestro Movimiento que llamamos Ciencia Cristiana.

Metaphysical

Let Peace Prevail! Denounce the re-living of dead history... - This lesson is a good roadmap...
Latest Lesson Application Idea

Newsletters

Get free weekly uplifting newsletters (available in English, Spanish, French, German and now in Portuguese!)
Subscribe or Update Subscription

Facebook

Find CedarS on Facebook for the latest news, heart-warming fruitage, facility upgrades and more!
Go to the CedarS' Facebook Page